¿Qué es el hígado graso?

El hígado graso, o esteatosis hepática, es la forma más habitual de esteatosis que se puede dar en el cuerpo humano y hace referencia a una amplia cantidad de alteraciones que se provocan en el hígado. La más común es la acumulación de grasa en las células del hígado producidas en la mayor parte de los casos por un consumo de alcohol demasiado elevado, aunque también puede padecerse sin necesidad de consumir mucho alcohol. Se considera que se tiene esteatosis hepática cuando la grasa del hígado representa más del 5 % o 10 % del peso total del hígado. El principal problema del hígado graso es que puede terminar provocando enfermedades mucho más graves.

¿Cuáles son los síntomas más comunes del hígado graso?

Lo más preocupante de este tipo de enfermedad es que, al igual que el cáncer, se trata de una enfermedad silenciosa que no da la cara hasta estar bastante avanzado. Entre sus síntomas más comunes pueden nombrarse la fatiga, debilidad, tendencia a tener náuseas, pérdida de peso sin explicación aparente, dificultad para concentrarse, retención de líquidos, pérdida de masa muscular, insuficiencia hepática, sangrado interno e incluso decoloración de la piel en algunos lugares a modo de parche.

Este artículo seguro que también te interesará: Cuáles son los Síntomas del Hígado Inflamado

¿Podemos tratar el hígado graso con remedios caseros?

El hígado graso es una enfermedad que requiere de una revisión médica exhaustiva para que el especialista nos medique y nos ayude a superarla, no obstante, existen una serie de remedios caseros que pueden ser de utilidad. No olvides que en doncomos no somos médicos. Consulta a un facultativo siempre que padezcas cualquier tipo de enfermedad. Veamos, no obstante, algunos remedios caseros con los que enfrentarse al hígado graso. ¡Comencemos!

¿Que necesitas para curar el hígado graso con remedios caseros?

Para curar el hígado graso con remedios caseros vamos a necesitar

  • Leer el siguiente post
  • Restringir el consumo de alcohol
  • Seguir los datos dietéticos que te explicamos a continuación. No dudes en hablar con un especialista para tener más conocimientos sobre el tema.

Instrucciones para curar el hígado graso con remedios caseros

Paso a paso para curar el hígado graso con remedios caseros

  1. Sé consecuente con tu dieta y el alcohol que tomas. Regular la alimentación y el consumo de alcohol son prácticas fundamentales para luchar contra este mal hepático. Si ignoramos estos principios probablemente terminaremos provocándonos un mal todavía peor y más difícil de tratar.no bebas alcohol
  2. Come nísperos. Además de ser deliciosos, los nísperos son un conocido remedio natural para luchar contra el hígado graso puesto que tienen un importante efecto depurador sobre nuestro cuerpo que nos ayuda a mejorar las funciones hepáticas. Si quieres mejorar tu hígado, no lo dudes y toma un par de nísperos al día.come nísperos para curar el hígado graso
  3. Come rábanos y remolacha. Ideales y riquísimos para añadir como parte de nuestras ensaladas, tanto los rábanos como la remolacha te ayudarán a plantarle cara a tu afección hepática. Ambos desinflaman y depuran el hígado. Además, son alimentos con muy pocas calorías, por lo que no engordarás, y resultan altamente nutritivos. ¡Perfectos, por tanto, para añadir en nuestra dieta! Respecto a su uso, el rábano puede comerse crudo, no es necesario tratarlo de ningún modo, a diferencia de la remolacha, que tendrás que cocerla un poco antes de consumirla.come rábanos y remolacha para curar el hígado graso
  4. Aumenta la ingesta de alcachofas. Las alcachofas, además de estar riquísimas tanto hervidas como acompañadas de jamón o incluso como parte de una pizza, son imprescindibles para curar el hígado graso de manera natural. Y no solamente mejorará tu hígado. Piensa que las alcachofas tienen muy pocas calorías, son muy diuréticas y ayudan a regular el azúcar y el colesterol en sangre, por lo que si eres hipertenso para ti son un verdadero regalo de la naturaleza. Si quieres que las alcachofas funcionen para luchar contra tus padecimientos hepáticos, es necesario que las consumas entre 2 y 3 veces por semana. Prueba a tomarlas simplemente hervidas o a la plancha y evita todo lo posible acompañarlas de queso, aderezos o salsa. Si quieres que tus hijos comiencen a comerlas y a acostumbrarse a ellas, prepáraselas dentro de una pizza para que se chupen los dedos y quieran repetir una y otra vez. También puedes preparar infusiones con sus hojas y tomarlas a lo largo del día. Si no tienes tiempo de hacerlo, puedes comprarlas ya listas para infuisonar en herbolarios y farmacias.come alcachofas para curar el hígado graso

Consejos para curar el hígado graso con remedios caseros

Últimas consejos sobre el hígado graso

Si quieres controlar tu hígado graso deberás dejar de beber dosis muy elevadas de alcohol y tendrás que adelgazar. Piensa que la obesidad hace que la grasa se infiltre en diferentes órganos provocando graves problemas de salud.

Si piensas que el alcohol es una tontería y a ti no te va a afectar, queremos que sepas que más 15 millones de personas en los EE UU abusan del consumo de alcohol y de ellos, aproximadamente el 90 % desarrollan hígado graso tarde o temprano. No juegues con tu salud por una mala dieta o un consumo elevado de alcohol.

Desde doncomos te instamos, además, a visitar a tu médico de cabecera para que te ayude a frenar la evolución de tu hígado graso. Esperamos que muy pronto tu salud mejore.Cómo curar el hígado graso con remedios caseros

¿Te ha gustado?
32 usuarios han opinado y a un 96,88% le ha gustado.