Las infecciones de garganta son más habituales de lo que nos gustaría. Es normal que con la bajada de las temperaturas, sobre todo en las estaciones de otoño e invierno, los catarros y las gripes florezcan. No obstante, debido al uso cada vez más habitual del aire acondicionado, no es tampoco de extrañar acatarrarse durante el verano.

Lo síntomas son dolores de cabeza, mucosidad y un fuerte dolor de garganta. Todos estos síntomas nos indican que padecemos una infección la cual puede ser o bien vírica o bien bacteriana.

Las víricas suelen ser las más habituales y son las que provocan la gripe o el resfriado común. No son peligrosas y sus síntomas remiten en aproximadamente una semana. Las bacterianas, en cambio, además de molestas pueden convertirse en un problema. Son aquellas provocadas por bacterias como los estreptococos. Mientras que un catarro común no tiene porqué ser motivo para visitar al médico, si tienes una infección bacteriana has de solicitar el consejo de un experto lo antes posible para evitar que el contagio vaya a más.

Cuáles son los síntomas de una infección de garganta

Los síntomas son muy claros y fáciles de observar. Normalmente lo primero que notamos es una especie de sequedad y dolor en la garganta que nos impide tragar correctamente. Conforme van pasando las horas, el malestar va empeorando y cada vez nos cuesta más tragar. Incluso las bebidas pueden convertirse en un auténtico suplicio, y más si están frías o acompañadas de hielo.

infección de garganta, síntomas

Si miramos con más detenimiento nuestra garganta, podremos observar un enrojecimiento en esta zona que puede llegar a avanzar hasta el paladar. Este síntoma es inequívoco de una infección y puede ir acompañado de cierta inflamación.

En ocasiones la infección avanza demasiado y puede llegar a producirse algo de pus. En estos casos es importante acudir a nuestro médico para que nos limpie y nos recete algo que controle la infección. Por suerte, existen algunos remedios caseros para combatir la infección de forma natural. Si quieres conocer algunos de estos tratamientos, no dejes de leer el siguiente post.

Instrucciones para curar una infección de garganta con remedios caseros

Bebe líquidos calientes.

  1. Aunque las inflamaciones suelen bajar con aplicación de frio, lo cierto es que una buena bebida caliente te aliviará el dolor de garganta. Yo soy una amante de las infusiones, y cuando me siento mal lo que más me alivia es un rooibos con chocolate o colacao caliente con un buen chorro de miel. También puedes decantarte por una manzanilla, añadirle un poco de jugo de limón y un chorrito de miel. Notarás que la inflamación va bajando y el dolor disminuye.infección de garganta, líquidos calientes
  2. Los caldos son también una buena opción. Lo habitual es que con el dolor de garganta se nos quiten las ganas de comer y un buen caldo puede ser la solución perfecta para alimentarte y aliviar los síntomas. Si, además, tienes algo de congestión, cuantos más líquidos tomes más fácil será que la elimines de forma natural.caldos para la infección de garganta

Prepara caramelos con miel y limón caseros

  1. Puedes atreverte a hacer un caramelo y agregarle algo de miel. Solo necesitas una sartén, azúcar, agua, un chorrito de limón y miel.
  2. Parte a la mitad un limón. Calienta una sartén a fuego medio y prepara una proporción idéntica de agua y azúcar. Por ejemplo, por 100 g de azúcar, 100 ml de agua.
  3. Cuando la base de la sartén se haya calentado un poco, añade el agua y a continuación el azúcar. No dejes de remover para que ambos ingredientes liguen. Lo normal es que mientras lo hacen aparezcan ciertas burbujitas.
  4. Después, añade el jugo de una de las mitades de limón que previamente hemos partido. Hazlo directamente sobre la sartén y sigue removiendo. A continuación, agrega a la mezcla una cucharadita de miel y ya tendremos nuestro caramelo casero.
  5. Si quieres conocer más datos sobre esta receta, no dejes de leer nuestro artículo sobre cómo hacer caramelo caseroinfección de garganta, caramelos caseros

Prepara zumos naturales con alto contenido en vitamina C

  1. Los jugos caseros son una fuente inagotable de propiedades curativas, además de una manera sana y sencilla de hacer frente a las infecciones. Un tratamiento natural con el que podrás poner fin al dolor de garganta.
  2. Para ello, puedes crear tus propios jugos utilizando aquellos alimentos que tienen mayor contenido en vitamina C. Fresas, frambuesas, naranjas, kiwis, limones o pomelos son algunas de las frutas que mayoritariamente la contienen.
  3. Si prefieres usar vegetales y legumbres: el pimiento rojo, las espinacas, el perejil, la zanahoria y los canónigos también pueden ser tu solución.
  4. Sólo tienes que licuar los ingredientes que más te gusten y hacer tus propios jugos caseros para poder beneficiarte de sus múltiples propiedades. Si quieres conocer algunas recetas, te recomendamos el siguiente artículo donde te mostramos cómo hacer algunos jugos.

infección de garganta, jugos depurativos

Come ajo

  1. El ajo es un antibiótico natural muy utilizado desde siempre y un inmejorable remedio casero. El ajo tiene muchísimas propiedades curativas. Se dice que consumir un diente de ajo todas las mañanas con un chorrito de aceite en ayuna, previene posibles enfermedades y alarga la vida.
  2. Entre sus propiedades destaca su capacidad para solucionar las infecciones de garganta. Si quieres, puedes triturar cortar un diente de ajo en finas láminas y machacarlas en el mortero.
  3. A continuación, en un vaso medidor añade 300 ml de agua y el ajo machacado. Con una batidora de mano liga los componentes a velocidad media. Si quieres que su sabor sea menos intenso, prueba a añadir un chorrito de miel. Las propiedades curativas de este brebaje aumentan y su sabor es menos agresivo. ¡Todo son ventajas!
  4. Para que funcione deberás de beberlo en ayunas, antes de la comida y previo a la cena. Notarás una ligera mejoría pasados 3 días desde el comienzo del tratamiento.ajo para la infección de garganta

Haz gárgaras con vinagre de manzana

  1. El vinagre de manzana es un antiséptico natural que ayuda a bajar las infecciones. Puedes disolver un chorro generoso en un vaso de agua y hacer gárgaras con él 3 veces al día.
  2. Si quieres, aumenta durante esa semana la ingesta de productos a los que puedas echar vinagre, como por ejemplo, cena una buena ensalada todas las noches o haz vinagretas que lo contengan para tus huevos y patatas fritas.

Añade tomillo natural a tus guisos e infusiones

  1. El tomillo, al igual que el vinagre de manzana, es un poderoso antiséptico ideal para tratar las infecciones de garganta. Puedes aumentar su ingesta durante los periodos en los que notes que la garganta te duele, para intentar remediar este problema.
  2. Por ejemplo, puedes añadirlo a un tomate frito, a un pollo asado o a tus infusiones diarias.tomillo para la infección de garganta

Consejos para curar una infección de garganta con remedios caseros

Consejos de última hora

  • Visita a tu médico de cabecera si la infección no remite. Ten en cuenta que los remedios caseros te ayudarán a aliviar el dolor, pero un médico es el único que puede ayudarte a averiguar si se trata de un catarro normal o de una infección bacteriana. Además, te recetarán medicamentos o antibióticos que bajarán la hinchazón y controlarán que la infección se extienda por tu cuerpo o que dure más tiempo.
  • Nunca te auto mediques, es un error enorme que puede tener consecuencias negativas a la larga en tu organismo. Los remedios que te hemos explicado te ayudarán a paliar el dolor pero no podrán hacer milagros contra las infecciones y ni siquiera podrán aliviar aquellas de origen bacteriano.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.