Sufrir daño y dolor en los ojos siempre es molesto y preocupante, la conjuntivitis es uno de esos daños que podemos sufrir en los ojos, y lo cierto es que aunque en la mayoría de los casos no se trata de casos graves y preocupantes sí que debemos tratarla para que no vaya a más y aliviar nuestros ojos cuanto antes.

Además la conjuntivitis es muy contagiosa, por lo que siempre debes ser precavido para evitar contagiarte, pero si ya padeces conjuntivitis entonces presta atención a los siguientes consejos de doncomos.com donde te explicaremos cómo curar la conjuntivitis en casa.

Este artículo también te interesará:

Remedios Caseros para la Conjuntivitis

Qué es la conjuntivitis

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, la cual es una membrana muy fina y transparente que recubre la parte blanca del ojo y el interior del párpado.

Al inflamarse esta membrana podemos ver mucho más visibles los vasos sanguíneos, esto es lo que hace que los ojos se vean de color rosado o rojo.

La conjuntivitis normalmente no suele ser grave, y es una enfermedad muy frecuente, además es altamente contagiosa.

Aunque algún tipo de conjuntivitis puedes tratarlo simplemente en casa hay otros en los que es preciso que acudas al médico pues será necesario un tratamiento más preciso y además deberán recetarte algún antibiótico.

Cuál es la causa de la conjuntivitis

La conjuntivitis puede ser causada principalmente por 4 causas: por virus, por bacterias, por algunos alérgenos, como son los ácaros del polvo o el pelo de mascotas, y por sustancias irritantes, como el cloro u otras sustancias que pueden infectar o irritar mucho el ojo y la membrana conjuntiva.

En muchas ocasiones es difícil diferenciar entre una causa y otra, puesto que los síntomas pueden ser iguales en todos los casos.

Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis

Entre los síntomas de la conjuntivitis encontramos los siguientes, pero debes tener en cuenta que pueden ser iguales o diferentes según las posibles causas que te hayan producido la conjuntivitis.

Los síntomas pueden ser:

  • Secreción blanca, amarillenta o verdosa del ojo
  • Ojos o pestañas con legañas
  • Sentir una sensación de tener arena en los ojos
  • Sentir mayor sensibilidad a la luz
  • Incremento de la cantidad de lágrimas
  • Sentir picazón, ardor y/o irritación en los ojos

Tener un enrojecimiento o inflamación en la parte blanca del ojo o del interior del párpado

Si la conjuntivitis es viral además puedes presentar síntomas semejantes a los del resfriado, como el dolor de garganta, la congestión y fatiga, y además los síntomas de conjuntivitis se presentarán en un solo ojo. Además puedes sentir una cierta sensibilidad en el ganglio linfático preauricular en el mismo lado que el ojo con síntomas.

En cuanto a la conjuntivitis bacteriana otros síntomas dependerán de la clase de bacteria que te afecta, por ejemplo lagrimeo o legañas en un solo ojo al principio y después en los dos en el caso de una infección por estafilococos o por estreptococos.

Fuente: http://intraocular.blogspot.com.es/2013/02/la-conjuntivitis.html

Cuándo se debe acudir al médico

Si padeces conjuntivitis leve, lo más frecuente es que los síntomas mejoren y desaparezcan pronto, incluso por sí mismos. Pero hay algunos casos en los que debemos acudir al médico y recibir el tratamiento más adecuado para nuestra afección. En general si presentas además alguno de estos síntomas, además de los anteriores entonces acude a tu médico cuanto antes:

Si el enrojecimiento de tu ojo es muy intenso

Si presentas sensibilidad a la luz o visión borrosa

Si el dolor del ojo es moderado o fuerte

Si tienes un sistema inmunitario débil, como por ejemplo es el caso de personas con el VIH o si estás haciendo un tratamiento contra el cáncer

Si después de 24 horas de haber empezado con tu tratamiento antibiótico no presentas ninguna mejoría

Si ya presentabas alguna afección anterior y sea posible que la conjuntivitis empeore o incluso pueda desarrollar una infección grave

Cómo parar el contagio de la conjuntivitis

La conjuntivitis es realmente contagiosa, sobre todo la causada por virus o bacterias, su contagio es muy fácil y rápido. Si la conjuntivitis es causada por un alérgeno no es frecuente su contagio, pero sí es fácil que se produzca una infección secundaria por causa de otros virus o bacterias.

El contagio de la conjuntivitis se puede reducir simplemente teniendo cuidado y tomando algunas medidas de precaución. Debes lavarte las manos muy a menudo, evita tocarte y frotarte los ojos, lava y desinfecta las lentillas adecuadamente, y evita compartir el maquillaje de ojos y de la cara, brochas y pinceles cosméticos, envases y gafas.

La conjuntivitis en los recién nacidos

Los recién nacidos y bebés también pueden padecer conjuntivitis. Si tu bebé presenta síntomas de conjuntivitis deberás llevarlo cuanto antes al médico, ya que la conjuntivitis en recién nacidos se produce por una infección, tener el lagrimal obstruido o por alguna irritación.

Según las leyes los hospitales deben aplicar unas gotas o pomada específica en los ojos de los recién nacidos, de esta forma se intenta prevenir la conjuntivitis.

Cómo curar la conjuntivitis

Hay ocasiones en que se puede confundir la conjuntivitis con una queratitis alérgica, puesto que en ambos casos se puede sentir un fuerte escozor en ambos ojos. Otros síntomas que pueden indicarte que estás padeciendo una alergia son la secreción nasal, y los estornudos.

Si crees que la causa de tu conjuntivitis es debido a una reacción alérgica (por la caspa de los perros o gatos, los ácaros del polvo, el polen, etc). Las alergias pueden tratarse con antihistamínicos, y hay algunos que son incluso de venta libre, por lo que puedes adquirirlos sin tener que ir al médico. Un ejemplo de antihistamínico libre es el Benadryl.

En el caso de una conjuntivitis viral lo más normal es que desaparezca en un período de 7 a 14 días por sí misma, gracias a tu sistema inmunitario. En caso de que sea un caso grave entonces tu médico deberá recetarte medicamentos antivirales. Por supuesto no debes tomar antibióticos, pues no servirá de nada, ya que sólo son eficaces contra las bacterias.

Si tu conjuntivitis está causada por una infección por bacterias entonces deberás ir a tu médico para que valore tu caso, pues si es muy leve dejará que se cure por sí misma. Si es un poco más grave entonces decidirá recetarte antibióticos, lo más normal es recetar unas gotas para los ojos que te las podrás aplicar sin problema, o alguna pomada antibiótica. Hay muchas gotas diferentes, con ingredientes y porcentajes diferentes, por lo que tu médico según tu historialmédico, alergias, sensibilidad, etc, te dirá cuál es el mejor para ti. En general los síntomas se eliminarán en 3 o 5 días. Algunos medicamentos más recetados son las gotas con 0,3% de ofloxacino, gotas con 0,5 de levofloxacino, neomicina, polimixina B o bacitracina.

Fuente: http://www.geosalud.com/Ojos/conjuntivitis-viral.html

Debes tener en cuenta que estas gotas pueden tener efectos secundarios, como escozor, legañas o irritación en los ojos, pero si sientes urticaria, sarpullido, hormigueo, hinchazón del rostro, garganta, lengua, labios, ojos, pies, manos, piernas, o dificultad para respirar entonces acude a tu médico de inmediato.

Cómo aliviar los síntomas de la conjuntivitis

Si usas lentes de contacto deja de usarlas mientras presentes síntomas de conjuntivitis, pues sólo harás que el problema se agrave y la infección se propague.

Puedes colocarte una compresa o paño frío en los ojos cerrados, esto te permitirá aliviar el dolor y las molestias producidas por la infección de tus ojos. Puedes colocarte también cubos de hielo envueltos en una toalla para no hacerte quemaduras en los ojos. Nunca uses toallas calientes, aunque pienses que te puede aliviar más, lo cierto es que sólo estarás creando una mejor atmósfera para la reproducción de las bacterias.

Si son leves puedes comprar unas gotas de lubricación ocular de venta libre en farmacias, esto hará que mantengas tus ojos húmedos y alivies la sensación de arena en tus ojos, pero si te han recetado gotas antibióticas entonces debes preguntarle a tu médico si puedes usar ambas cosas a la vez o son incompatibles.

Mientras padezcas conjuntivitis lávate las manos a menudo, evita tocarte los ojos, no compartas objetos como gafas de sol para evitar que la conjuntivitis se propague.

Además siempre deberás usar toallas o pañuelos limpios cada vez que necesites drenar o limpiar tus ojos. Usa un pañuelo o toalla limpia para cada ojo, y después tíralo a la basura y lávate las manos. Si prefieres usar toallas de tela una vez que te hayas limpiado los ojos mételas directamente a la lavadora.

Tómate un descanso y no vayas a trabajar o al colegio, pues puedes contagiar a las demás personas, y además dejarás de esforzar la vista, por lo que el dolor irá disminuyendo.

Prepara una infusión de manzanilla y déjala enfriar. Cuando esté tibia moja unos algodones y límpiate los ojos con diferentes algodones. Después puedes tumbarte y dejarte encima otros algodones limpios empapados en manzanilla sobre tus ojos cerrados durante 5 minutos, esto aliviará el dolor y disminuirá la posible inflamación, además de ayudarte con la infección.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Conjuntivitis

Sigue estas pautas sobre cómo curar la conjuntivitis y verás cómo en poco tiempo acabarás con el dolor y la afección.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.