¿Quién no ha tenido gripe? Esa enfermedad de temporada que arruina tu fin de semana y te deja en cama un par de días. Sin embargo, no todo el mundo sabe a ciencia cierta lo que es la gripe y suelen confundirla con el resfriado común. Si nunca has escuchado sobre la diferencia en entre estas dos enfermedades tan parecidas aquí te enterarás. Además, la gripe no se cura en verdad, solo se tratan los síntomas e infecciones asociadas a este virus.

Este artículo donde te mostramos algunos remedios caseros para la gripe seguro que también te interesará.

La gripe es una enfermedad de tipo infecciosa, causada principalmente por alguna influenza. Los principales órganos que afecta son las vías respiratorias, la nariz, la garganta, los oídos, los bronquios, los músculos y hasta el cerebro. Sus patrones estacionales hacen que sea una amenaza a nivel mundial; por lo cual ha llegado a establecerse como pandemia, generalmente asociadas a las temporadas de invierno y de otoño.

Por su forma de transmisión es muy difícil librarse de una contaminación al estar en contacto con los que la padezcan. Se transmite principalmente por las gotas de saliva contaminada que se desplazan por el ambiente cuando una persona que la tenga tose o estornuda. También, con el contacto con las secreciones nasales, alimentos probados e incluso con respirar el mismo aliento.

Síntomas

  • Fiebre alta.
  • Debilidad.
  • Dolores musculares.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar general.
  • Dolor de garganta.
  • Estornudos.
  • Congestión nasal.
  • Dolor estomacal.
  • Dolores en las articulaciones.
  • Tos seca.
  • Nauseas.
  • Mareos.
  • En niños produce vómitos y diarrea.

gripe

¿Gripe o resfriado común?

Aunque los síntomas son parecidos, tienen un punto en el que se diferencian. La gripe ocasiona fiebre muy alta, mientras que el resfriado común produce fiebre pero no muy alta. Esta es causada por una influenza, mientras que el catarro o resfriado común lo produce un rinovirus menos invasivo. La gripe, por su parte, se presenta con molestias generalizadas y puede llevas a consecuencias graves, mientras que el resfriado común es una enfermedad menos grave y se focaliza en las vías respiratorias.

En otras palabras, el resfriado común solo afecta las vías respiratorias superiores y está asociado a otras enfermedades como la rinitis, mientras que la gripe; además de afectar también las vías respiratorias superiores puede llegar a complicarse en las vías respiratorias inferiores, afectando los pulmones e incluso al corazón.

Tipos de gripe

Los virus que producen la gripe provienen de mutaciones principalmente del virus ARN, el cual alcanza cinco variedades. Solamente, las tres primeras variedades denominadas influenzavirus, son los que causan la famosa gripe:

  • A Influenza.
  • B Influenza.
  • C Influenza.
  • Isavirus.
  • Thogotovirus.

Influenza A

Este género es asociado a las aves o gripe del pollo. Provoca grandes epidemias entre las aves que las padezcan y puede contaminar a seres humanos. Es uno de los virus más agresivos de la gripe y puede dividirse en diferentes serotipos. Los serotipor que han afectado a los seres humanos son:

  • H1N1,  conocido como la famosa gripe española.
  • H1N2, conocida como la gripe porcina, epidémica en los humanos y los cerdos.
  • H2N2, conocida como la gripe asiática en el 57.
  • H3N2, causante de la gripe de Hong Kong en el 68.
  • H5N1, H7N7 y H7N2 las propias conocidas como la gripe del pollo o la gripe aviar.
  • H7N3, causante de la gripe aviar que raramente contagia a los seres humanos.​
  • H9N2, mutación que afecta a las aves, cerdos y seres humanos.
  • H10N7, un tipo de gripe aviar muy poco contagiosa para los seres humanos.

Influenza B

Este género  afecta en un 98% solo a seres humanos ya que el único animal propenso a infectarse es la foca. Es menos agresivo que la influeza A; también, tiene una tasa de mutación menor que la de tipo A, por lo cual solo se ha encontrado un solo serotipo de la influenza B.

Influenza C

Este género infecta propiamente  los seres humanos y a los cerdos, pudiendo causar cuadros delicados epidemiológicos. El tipo de influenza  tiene menor frecuencia que los otros tipos que vimos antes.

Instrucciones para curar la gripe

  1. Tomar mucho líquido.
  2. Guardar reposo.
  3. Evitar los lugares fríos.
  4. Sacudirse la nariz y lavar con solución fisiológica por lo menos dos veces al día.
  5. Evitar los lugares muy ventilados y con polvo.
  6. Tomar algún antiflamatorio para la fiebre y los dolores musculares como el acetaminofén o el ibuprofeno.
  7. Tomar Tamiflu como inhibidor de la neuraminidasa, por prescripción médica. Este fármaco, ayuda en las complicaciones y los principales síntomas de la enfermedad de forma efectiva.
  8. Puedes tomar algún relajante muscular en caso de padecer de tortícolis asociada a la gripe.
  9. Los famosos antigripales no curan la gripe, pero si pueden llegar a aliviar bastante los síntomas de la infección. Estos, generalmente están compuestos por analgésicos como el paracetamol para la fiebre, antihistamínicos como la pseudoefedrina para los estornudos y congestión nasal.
  10. El consumo de antibióticos no está recomendado cuando se padece de gripe. Realmente los antibióticos no van a mejorarte las infecciones contraídas por virus, estos funcionan es contra las infecciones de origen bacteriana.
  11. Sin embargo, si has raíz de la gripe contrajiste una infección bacteriana, es recomendable hacer un antibiograma para preescribir el antibiótico adecuado. Recuerda que es delicado estar automedicándose antibióticos, pues el uso inadecuado de los mismos produce la proliferación de sepas multiresitentes de microbios. Por lo cual, no se puede utilizar los antibióticos como tratamiento preventivo de la gripe, ni para aliviar sus síntomas.

gripe

¿Que necesitas para curar la gripe?

Diagnóstico

Para que puedas ser diagnósticado de alguno de los tipos de gripe que ya te hemos presentado, es vital acudir a consulta con tu médico de cabecera. Generalmente, son síntomas son los que te describimos más arriba; sin embargo, la infección que producen todos los distintos serotipos del virus influenza puede que aparezca de forma asintomática.

En estos casos, los  portadores, y también los transmisores, no son conscientes de que padecen la enfermedad, poniendo en riesgo la salud de muchos. Esto, sucede más que todo con la gripe por virus influenza del tipo C  que con la A y la B.

El tiempo que tarda un adulto promedio para mejorarse de los síntomas que produce la infección es de un período de dos semanas aproximadamente. En los niños, el tiempo es menor y las consecuencias también son menores, en cambio en los adultos puede llevar a complicaciones. Todo depende del sistema inmunológico y las enfermedades que padezca que pueden llevar al individuo a estar más debilitado.

Los síntomas generalmente aparecen con brusquedad; principalmente congestión nasal, fiebre, estornudos, irritación ocular y tos. En esta primera etapa de 72 horas es que la enfermedad es más contagiosa, gracias a su breve periodo de incubación. Por lo cual, lavarse las manos constantemente y evitar los lugares públicos evitará que otros se contagien si padecemos de gripe.

Factores que intensifican los riesgos

Los factores que pueden intensificar los riesgos y las complicaciones a las personas infectadas de gripe tienen que ver con padecer otras enfermedades y con hábitos tales como:

  • Tener bronquitis.
  • Sufrir de asma.
  • Padecer alguna insuficiencia cardíaca.
  • Fumar o consumir tabaco.
  • Sufrir de sinusitis.
  • Padecer de artritis o artrosis.
  • Estar embarazada.
  • Padecer de HIV.
  • Haber padecido de virus como el Zika y el Chikunguya.

Consejos para curar la gripe

gripe

  1. Más vale prevenir que lamentar. Así que llevar una alimentación balanceada es la mejor prevención y el mejor tratamiento que se puede recomendar para combatir la gripe.
  2. Recuerda, la gripe como tal no se puede curar con fármacos. Estos, solo alivian sus síntomas. Igualmente, debes esperar a que tu cuerpo gane la batalla contra el virus.
  3. Las infusiones de saúco pueden ayúdate mucho porque este tiene ácido acetil salicílico.
  4. Los caramelos de jengibre y los tés de jengibres son muy buenos para calamar la congestión nasal y la irritación de la garganta, ya que tiene una acción analgésica y antibacteriana al mismo y tiempo.
  5. Tomar jugo de naranja o de limón endulzados con miel ayuda mucho por su contenido en vitamina C, y la miel ayuda a suavizar la irritación de la garganta.
  6. Puedes utilizar un vaporizador o humidificador con esencia de eucalipto en tu habitación, para ayudar a descongestionar las vías respiratorias y calmar la inflamación y resequedad en la garganta.
  7. Tomar sopas calientes; bien sea de pata de pollo o de cabeza de pescado. Esto te ayudará a subir las defensas y a descongestionar las vías respiratorias.
  8. Tomar suplementos vitamínicos es una gran manera de prevenir el virus de la gripe y cualquier virus. Consumir a diario suplementos de vitaminas y minerales que ayuden a su absorción es vital. Por ejemplo, la vitamina C se debe consumir con Zinc para garantizar su absorción. El consumo de ácido fólico y complejo B también se mejora en absorción con el hierro y la vitamina C. Estos son los principales minerales y vitaminas que debes consumir para prevenir la gripe.
  9. El jugo de piña también es una buena opción, no solo porque te ayuda a aumentar la ingesta de líquidos, sino porque además de tener bastante vitamina C actúa como desinflamatorio y cicatrizante. Lo cual es algo muy bueno para una garganta inflamada.
  10. Por último, como decían las abuelas “la gripe hay que sudarla”. Tomar un baño caliente te ayudará mucho a descongestionar las vías respiratorias, fluidificar las mucosas y relajar los músculos. Incluso, si tienes fiebre, puedes tomar un baño de tina de 20 minutos frotando tu piel y notarás una gran mejoría luego.
¿Te ha gustado?