Muchas veces has escuchado hablar del tema; pero la verdad es que muchas personas padecen o han padecido esta enfermedad por falta de conocimiento. No seas uno más del montón y entérate de qué se trata realmente la sífilis y cómo poder curarla. Que para saber cómo curar una enfermedad primero tienes que conocer sobre ella.

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual que generalmente llega a complicaciones postreras a largo plazo; incluso, si no es atendida a tiempo o de manera adecuada puede causar la muerte. Los síntomas son muy variados, pero todos los casos en adultos se pueden dividir en fases. Dichas fases son conocidas como: sífilis primaria, sífilis secundaria, sífilis latente y la sífilis avanzada.

¿Cómo puedes contraer sífilis?

  1. Mediante el contacto directo con las llagas que produce la enfermedad en los genitales en el momento de las relaciones sexuales.
  2. Las llagas se pueden ubicar en el pene, la vagina, el ano, la zona perianal, el recto y en la boca.
  3. Las madres embarazadas, también pueden contaminar al bebé al momento del parto e incluso durante la gestación. Esto es denominado “sífilis congénita” y es muy peligrosa para el feto.
  4. También puedes contraer sífilis compartiendo cepillos dentales con personas infectadas que tengan llagas en la boca.
  5. Teniendo relaciones sexuales con múltiples parejas.
  6. Al compartir juguetes sexuales con personas contaminadas.

Síntomas de la sífilis

sífilis

Esta enfermedad se divide en tres fases. A continuación, te presentamos una breve descripción de cada una de ellas:

Primera fase

La primera señal de que la sífilis ha entrado en tu cuerpo es la aparición de una llaga, justo en el lugar de contagio. Inicialmente, la llaga es de color rojo o marrón y redondeada, no causa dolor y puede confundirse con un poro infectado o con un sarpullido. Luego, empezarán a salirte más llagas en todo el cuerpo, especialmente en las plantas de las manos y los pies y en la zona de contagio. Estas lesiones durarán ente tres y seis semanas en curarse recibas o no tratamiento.

Segunda fase

En la segunda fase o etapa, las erupciones que causa la llaga producen lesiones en la membrana más profundas de la piel de manera bastante intensificada. Se distribuyen las lecciones hacia la boca, los genitales y el ano; es decir, afectan todas las membranas con áreas mucosas. Es un poco extraño, pero cuando pareciera estarse curando la primera llaga es que empiezan a aparecer todas las demás de forma generalizada.

Las erupciones pueden parecer puntos en la piel infectados que se endurecen, con una coloración roja intensa o marrón algo rojizo, casi siempre en la palma de las manos y en la planta de ambos pies. Generalmente no ocasiona picor y no son muy evidentes a la vista, por lo cual muchas personas no notan estas lesiones hasta ya mucho tiempo después.

Sin embargo, en esta etapa, aparecen otros síntomas como fiebre, dolor de garganta, inflamación de las glándulas linfáticas, pérdida progresiva del cabello, cefalea, migrañas, baja de peso exagerada, dolores musculares y articulares, fatiga crónica.

Es interesante saber que todos los síntomas de esta fase van a desaparecer recibas o no tratamiento; esto implica que si no recibes atención médica la infección subirá a otro nivel más avanzado, donde pondrá en riesgo hasta tu propia vida.

Fase avanzada

Esta fase tiene dos etapas, una latente y otra avanzada o terminal. En la fase latente, inicialmente desaparecen todos los síntomas de la segunda fase. Entonces, podrás mantener el virus en tu cuerpo incluso por años sin darte cuenta, porque no presentarás ningún síntoma o signo.

Sin embargo, la mayoría de los infectados con sífilis que no han tenido tratamiento alguno no llegan a la etapa avanzada; pero existe la posibilidad de que ocurra en aproximadamente diez o treinta años después del contagio, teniendo consecuencias fatales.

Los síntomas principales de la sífilis; en etapa avanzada, se caracterizan por no poder coordinar los movimientos musculares, lo que puede llevar a la parálisis y el entumecimiento. También produce ceguera y trastornos mentales, daña tus órganos internos lo suficiente como para causarte la muerte.

Pronóstico

Se puede tratar y evitar su etapa avanzada si la infección es diagnosticada a tiempo. Una infección por sífilis tratada adecuadamente en su etapa temprana; (primera y segunda fase) tiene muchas más posibilidades de mejoría que en las tratadas en la etapa latente o avanzada.

Sin embargo, es en las etapas tempranas; en las cuales el individuo contaminado es potencialmente mucho más propenso a contagiar a sus parejas sexuales en conjunto con el papiloma; ocurriendo generalmente en relaciones de tipo homosexual entre hombres. A pesar de ello, las mujeres embarazadas; que posean la infección, también tienen alta probabilidad de contagiar a los bebés que están gestando.

¿Cómo saber si tengo sífilis?

  • A través de un análisis de sangre se puede detectar el virus.
  • Analizando el líquido supurado por las llagas que produce la infección.
  • Verificando la aparición de los síntomas y comprobando que tu pareja tenga el virus.
  • A través de un análisis de orina.

sífilis

Instrucciones para curar la sífilis

La sífilis si se puede curarse con tratamiento médico. Los antibióticos son uno de los fármacos que necesitarás para combatir esta terrible infección. Sin embargo, tienes que tomar en cuenta que el tratamiento no va a revertir ninguno de los daños que la infección ya haya causado, según la etapa en la que se detecte.

Esta infección es producida por la bacteria conocida por el nombre de Treponema pallidum. En la actualidad, la sífilis es diagnosticada a nivel mundial entre nuevos 5 millones de casos por año. Si sospechas estar infectado o sospechas que tu pareja sexual alguna vez la tuvo, ve a tu médico lo antes posible, para que te realicen un análisis de sangre o de orina. No tengas vergüenza, que la salud está primero que todo.

Generalmente, la infección por sífilis en sus etapas tempranas (la primera y segunda fase) se trata con Penicilina para curarla. El fármaco acreditado internacionalmente que los médicos utilizan es el Bicillin L-A o Bencetacil. Sin embargo, si eres alérgico a la Penicilina no pueden colocarte este medicamento no otras Cefalosporinas como el Omnicef, el Cefzil, el Ceftin o el Keflex, entre otros. Por ello, es importante consultar al alergólogo primero.

Además, si eres mujer y estás embarazada o lactando, es importante que sepas que la Penicillin G benzathine, que es el componente activo del Bicillin L-A, pasa directamente a tu leche materna y puede causarle gran daño al lactante; igualmente, puede causar daños al feto si estás embarazada, pues cruza la placenta. Por ello, si estás embarazada o en período de lactancia no olvides comentarle esto al médico.

 

¿Que necesitas para curar la sífilis?

Dependiendo de la fase en la que te encuentres, el médico determinará la dosis. Simplemente se deben administrar inyecciones intramusculares diarias del antibiótico; este es bastante eficaz para acabar con las bacterias. Además, recuerda que este tipo de antibiótico puede causar diarrea, por lo cual es necesario ajustar tu dieta para que los efectos secundarios no se incrementen.

Por otra parte, si ya se está en la etapa avanzada y la infección ha afectado el cerebro o la médula espinal, es necesario emplear el antibiótico de forma intravenosa para acelerar el efecto. Lamentablemente, aunque es esta etapa se pueda acabar con la bacteria, no se podrá revertir el daño que ya haya causado en los órganos afectados.

sífilis

Consejos para curar la sífilis

  1. Como prevención de la enfermedad lo más recomendable y seguro es practicar el sexo seguro; pues, como en otras enfermedades de transmisión sexual, las múltiples parejas o promiscuidad aumentan el riesgo de contagio.
  2. El uso adecuado de preservativos o condones también es una de las recomendaciones más importante. Sin embargo, algunas de las lesiones o llagas pueden aparecer en zonas donde el preservativo no puede cubrirlas y estas pueden contagiar la enfermedad a partir del rose o contacto con mucosas en prácticas como el sexo oral o anal.
  3. Por lo anteriormente explicado, es recomendable utilizar el preservativo incluso durante el sexo oral.
  4. Es importante no compartir con personas contagiadas los juguetes sexuales. Incluso, aunque no se noten las lesiones, si se sospecha que la persona pueda estar contaminada es mejor no compartir los juguetes, pues las lesiones pueden ser internas y también son muy contagiosas.
  5. Es recomendable pedir a tu pareja un análisis de sangre antes de iniciar una vida sexual con ella, y además realizarlo constantemente para asegurarte de no estar en riesgo.
  6. Evitar compartir tu cepillo de dientes con tu pareja o con otras personas que puedan estar contaminadas, pues si posee alguna lesión o llaga de sífilis en la boca puedes contagiarte fácilmente.
  7. Si ya estás contaminado, durante el tratamiento, debes evitar las relaciones sexuales o cualquier tipo de encuentro que implique contacto con mucosas (como los besos, por ejemplo) hasta que hayas completado el ciclo de antibióticos y las llagas hayan sanado.
  8. Recuerda que si tuviste sífilis alguna vez puedes contagiarte de nuevo. Haber padecido esta infección no te hace inmune al contagio. Por ello, como a veces las lesiones aparecen de manera interna, es importante pedirle a tu pareja sexual que se haga un análisis sanguíneo por prevención.
  9. Por último, es importante que sepas que es posible en algunos casos que aparezcan cepas resistentes al tratamiento común; es decir, a los antibióticos, es imprescindible reforzar tu sistema inmunológico a partir de remedios naturales; para que desde sus propiedades antibacterianas y antivíricas, así como antiinflamatorias, actúen con función antibiótica y ayuden a erradicar la bacteria.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.