Las pulgas son unos parásitos que viven gracias a la sangre que chupan a los mamíferos y las aves. Del mismo modo que ocurre con los piojos en los humanos, las pulgas hacen lo mismo con los animales. Los perros son el gran objetivo de estos insectos, por lo que si nuestro animal tiene pulgas, es muy probable que nosotros podamos cogerlas también.

Su picadura es muy molesta, ya que además de escozor, deja una gran marca en la piel hasta que desaparece, y eso puede llevar días, que pueden alargarse a semanas en caso de que tu piel reaccione de manera alérgica.

Este artículo también te puede interesar: Cómo Tratar las Picaduras de Pulgas

Es muy importante que si te ha picado una pulga acudas a un médico, ya que éstas son transmisoras de algunas enfermedades como el tifus. Por este mismo motivo es tan importante llevar a nuestros animales al médico periódicamente para que sepamos que todo va bien.

Para curar las picaduras de pulga a los animales es mejor ir al veterinario, ya que él sabrá mejor que nosotros los remedios para ello, ya que en estos casos tienen mucho que ver la raza del animal y su tamaño. Si acudes al especialista verás cómo el problema se soluciona en muy poco tiempo. Sin embargo, si la picadura la tienes tú tendrás que seguir otras pautas que no serán las mismas que tu can, por esto mismo aquí te enseñamos cómo curar las picaduras de pulga para que puedas apañarte en caso de que te ocurra.

Instrucciones para curar las picaduras de pulga

  1. Con la picadura es probable que la zona se te irrite. Por regla general la picadura se sitúa en las muñecas y en los tobillos. Lo primero que debes hacer es meter la zona afectada bajo el grifo con agua fría para intentar calmar el dolor.
  2. Lava la herida. Échate agua y jabón para hacer función de desinfectante y que no haya posibilidad de que la picadura se extienda más.
  3. Ponte hielo en la herida. De esta forma el dolor será menor y evitarás que la zona afectada empiece a hincharse.
  4. Te va a escocer bastante, por lo que lo perfecto es que acudas a una farmacia en busca de una loción que reduzca el picor. Las ideales son las que contienen hidrocortisona o calamina.
  5. Lo que nunca debes hacer es rascarte la zona afectada. En caso de que lo hagas la herida se extenderá demasiado y el picor irá en aumento. Con el simple hecho de no rascar la zona ni los alrededores ya estarás evitando que la picadura se extienda y que se cure más rápido.
  6. Pregunta a un médico si el picor es demasiado fuerte. El especialista puede que te recomiende algún medicamento de vía oral, en el caso de que los productos en crema que te hayas aplicado no hayan tenido el efecto deseado.

Existen algunos remedios caseros que pueden funcionar, y si no acaban con la picadura, al menor reducen el picor.

  1. Compra crema con aloe vera. Está comprobado que tiene muy buenas propiedades y que cuando se tiene alguna herida, ayuda a cicatrizarla. Por eso es probable que sea un gran aliado para curar las picaduras de pulgas.
  2. Las hojas de té también tienen propiedades curativas. Así que lo que puedes hacer es hacerte una infusión, con más hojas de té de las normales, y con una gasa, echártelo en la zona afectada.
  3. Date un baño con avena. El agua debe estar tibia, ya que si está muy caliente la piel se te va a resecar y no es el efecto buscado.

Usa estos remedios varias veces, incluso date un baño un par de veces al día, y las infusiones y las cremas cada poco tiempo. Por hacerlo más veces no te va a pasar nada, solamente que puede que no te funcione. Recuerda que cada persona tiene un tipo de piel, y los remedios que a una persona le funcionan a otra puede que no, así que si tienes algún remedio propio que te sirva, úsalo.

Si sigues estas pautas reducirás en gran medida la hinchazón y podrás curar las picaduras de pulga, eso sí, si no te sientes del todo seguro siguiéndolas, acude a un especialista que te dará los mejores remedios. Éstas son solo algunas maneras de cómo curar las picaduras de pulga, pero habrá muchas más y que puede que te sean más útiles.

Consejos para curar las picaduras de pulga

  • En caso de que tu cuerpo reaccione de manera alérgica a la picadura de pulga, tómate unas pastillas de la alergia. Es probable que si tu piel reacciona así es porque ya eres alérgico a otras sustancias y tienes a mano la medicación. Si no es así y es la primera vez, acude a un médico o a la farmacia.
  • Puede que tengas una irritación en la piel mayor a la habitual, y esto puede ser porque tu dermis sea demasiado sensible y la picadura de la pulga ha provocado una gran reacción, en este caso échate alguna crema especial para la dermis y verás como baja la herida.
  • Es importante que te laves muy bien con agua y jabón la zona afectada, ya no solo para bajar la hinchazón, sino para que no se extienda a más zonas y la tengas lo más limpia posible.
  • Si tienes animales, es recomendable que le lleves al veterinario para que compruebe que todo está en orden. Y si notas que tu can empieza a rascarse más de lo habitual, también. Puede que no te contagie las pulgas aunque estés muy cerca de él, pero como a los parásitos no les importa si es piel animal o humana, puede que tú seas su siguiente víctima, así que es mejor prevenir que curar.
  • Intenta aplicarte alguno de los remedios para curar las picaduras de pulga, y si ves que pasados unos días no consigues que te deje de picar, entonces acude a un médico. Puede que el picor te sea insoportable y prefieras acudir a él directamente. Tú eliges lo que prefieres hacer, pero cuando una pulga te ha picado, el efecto durará al menos tres o cuatro días, independientemente de que hayas acudido a un médico.
  • Cuando limpies la casa y quites los pelos de tus animales, vacía la bolsa de la aspiradora o limpia bien la escoba. Las pulgas podrían almacenarse allí y os podrías picar.
  • Compra productos antipulgas para la casa y que tu animal lleve un collar contra ellas. De este modo será mucho más complicado que alguno de los dos reciba una picadura de estos parásitos.
  • Una vez tanto tu animal como tú os habéis librado de las pulgas, es imprescindible que hagas una limpieza en profundidad en casa. Puede ser que se haya quedado alguno de estos parásitos y que os vuelva a picar. Así que lo mejor es limpiar bien a fondo y aprovechar para esparcir productos antipulgas por la casa.
  • Cuando notes que tu animal se rasca demasiado la piel será importante que le lleves al médico, puede que sea porque tiene una herida y le pica, pero también porque una pulga le ha mordido.
  • Si conoces a alguien que haya sufrido por las picaduras de pulga, puedes preguntarle qué es lo que hizo. Puede que te ayude a reducir el picor, y además te puede dar consejos de cómo prevenirlas y qué hacer después de que se te quiten las picaduras. Escuchar consejos de otras personas que han pasado por lo mismo que tú no está de más.
¿Te ha gustado?
7 usuarios han opinado y a un 85,71% le ha gustado.