Una de las sensaciones más incómodas es no poder oír, tener molestias, picores y zumbidos en los oídos. Son muchos los motivos por los que se taponan los oídos.

Entre las principales causas del taponamiento de los oídos se encuentra la acumulación de mucosidad, sobre todo en casos de infecciones respiratorias como en el caso de la sinusitis, gripes, resfriados, etc.

Por supuesto los tapones de oído también se producen por la acumulación de exceso de cera en el oído, y estos, si son muy gruesos requieren un sistema específico para eliminarlos.

Otra causa de los tapones es la acumulación de agua. ¿No te ha pasado alguna vez que al sumergirte en la piscina o el mar se te han taponado los oídos? Pues es un resultado muy común, y se debe a que el agua se ha acumulado de golpe en el oído. Esto también le ocurre incluso a los nadadores profesionales a menos que usen tapones en los oídos.

Por la incomodidad que nos produce tener los oídos taponados nos surge la gran necesidad de querer destaparlos y volver a oír como siempre, pero hay que tener en cuenta que el oído es un órgano muy sensible, por lo que hay que tener cuidado a la hora de destapar el oído para no ocasionar daños graves.
Si quieres librarte de esta gran molestia y conseguir destapar los oídos de forma fácil y segura entonces estos consejos son para ti.

Instrucciones para destapar los oídos

Para empezar debes saber que según el tipo de taponamiento que estés experimentando deberás elegir una solución u otra.

  1. Taponamiento de agua. Para empezar, la forma más sencilla de acabar con el taponamiento de oídos causado por el agua es acostarte de lado, sobre el costado del oído taponado durante 5 minutos. Notarás cómo el tapón de agua irá saliendo por sí mismo poco a poco.
    También puedes hacer lo mismo que en el caso anterior pero masticando chicle, de esta forma será todavía más fácil.
    Te aconsejamos: Cómo Sacar el Agua de los Oídos
  2. Taponamiento por mucosidad. En el caso de que tu taponamiento de oído se deba a un exceso de mucosidad que ha llegado a tapar el conducto auditivo, lo primero que debes hacer es acabar con la causa de la mucosidad, ya sea siguiendo remedios o tomando medicamentos contra el resfriado, la sinusitis u otra enfermedad. Después puedes realizar algunos trucos para favorecer que la mucosidad salga más fácilmente por la nariz despejando también el canal auditivo.
    Por ejemplo prueba con solución salina. Normalmente viene en spray porque resulta más cómodo, pero también puedes encontrarla en gotas o incluso hacerte en casa. Sólo deberás hacer clic o echarte unas gotas de la solución en cada orificio nasal y luego inspirar. Notarás cómo se despeja la nariz y además la expulsión de mucosidad será mejor, despejando a su vez el canal auditivo.
    Cómo destapar los oídos
    Una forma muy natural de conseguir que la mucosidad salga mejor y deje de taponar nariz y oídos es con vapor. Sí, sólo has de poner una olla con eucalipto a hervir y cuando esté lista has de poner tu cara encima, taparte la cabeza con una toalla y respirar durante 15 o 20 minutos. Te despejará la nariz en un momento, pero ten precaución, porque podrías quemarte.
    Cómo destapar los oídos
    También puedes eliminar mucosidad por el oído usando agua oxigenada. Ponte de costado con el oído taponado hacia arriba, echa unas gotas de agua oxigenada en el oído y espera alrededor de 5 minutos, después solo debes cambiar la postura y ponerte hacia el otro lado para que el agua oxigenada y la mucosidad vayan saliendo poco a poco.
  3. Taponamiento por cera. Si tu tapón de oído se debe a la excesiva acumulación de cera en el oído entonces es mejor que lo consigas extraer cuanto antes, pues podría causarte una infección. Te recomiendo que pruebes con estos trucos, son muy efectivos:
    Agua oxigenada. En este caso el agua oxigenada es igual de efectiva que en el taponamiento por mucosidad, sólo has de seguir los mismos pasos descritos en el paso anterior.
    Paño caliente. Moja un paño con agua bien caliente y túmbate de lado con el oído taponado sobre la toalla, el vapor no sólo te ayudará a destapar el oído, sino que también te aliviará el dolor. También puedes usar una bolsa de agua caliente, una compresa caliente o incluso una botella con agua caliente o tibia. Este truco también puede ayudarte en el caso de taponamiento por mucosidad.
    Aceite de oliva. Al igual que hicimos con el agua oxigenada, puedes aplicarte unas gotas de aceite tibio en el oído, dejar que actúe unos 15 minutos y luego tumbarte de lado con el oído taponado para que salga el aceite y la cera.
    Manzanilla. Prueba a hacer una infusión de manzanilla, deja que se quede tibia y luego moja tu dedo o un bastoncillo y aplícate la manzanilla en el oído masajeando la zona, así conseguirás reblandecer la cera y dejar que salga por sí misma.

    Eine junge Frau reinigt sich die Ohren / A young woman cleans her ear

    Eine junge Frau reinigt sich die Ohren / A young woman cleans her ear

    Alcohol y vinagre. Mezcla una cucharita de alcohol con una cucharita de vinagre, gira un poco la cabeza y con un cuentagotas coge la mezcla y échate unas gotas en el oído, mantente con la oreja casi en horizontal durante unos minutos y luego puedes ponerte un poco de algodón tapando el orificio. Después continua con tu vida normal, en unas cuantas horas retira el algodón y verá que habrá salido cera, y también se habrá reblandecido, con lo que con un bastoncillo puedes ayudarte para sacar la cera que se encuentre ya en el exterior. Recuerda no meter demasiado el bastoncillo o te harás daño.

  4. Taponamiento por presión. El taponamiento por presión se produce cuando pasamos de una presión atmosférica a otra demasiado deprisa, como por ejemplo cuando viajamos en avión. Para intentar evitar un taponamiento por presión lo más recomendable es masticar chicle o chupar un caramelo durante el ascenso y el descenso.
    Cómo destapar los oídos
    Si ya los tienes taponados puedes forzar un gran bostezo, es una forma muy eficaz de destapar los oídos.
    Otro método para destapar los oídos es cogiendo aire, mantenerlo, taparse la nariz con los dedos y mantener la boca bien cerrada mientras intentas exhalar por la nariz. Da muy buenos resultados, pero ten cuidado de no hacerlo muy fuerte o podrías dañarte el tímpano en el intento.

¿Que necesitas para destapar los oídos?

Para algunos remedios caseros para el dolor de oído puedes necesitar productos fáciles de encontrar y económicos, como agua oxigenada, aceite de oliva, chicle, o paños calientes.

Consejos para destapar los oídos

  • Cuando te sumerjas o si nadas con frecuencia usa tapones en los oídos para evitar los taponamientos frecuentes.
  • Los estudios demuestran que el uso excesivo del bastoncillo consigue que se produzcan más taponamientos por cera que en otros casos. También recuerda que no debes introducirlo demasiado en el oído o podrías hacerte mucho daño.
  • Usa una toalla limpia mojada en agua tibia para limpiarte la cera de los oídos en vez de los bastoncillos.
  • Nunca te golpees la cabeza o el oído para intentar destaparlo, además de ser inútil podrías causarte graves daños.
  • No introduzcas palitos ni nada semejante en el oído, tampoco te destapará y podrías dañarte el oído.
  • Si después de probar estos trucos no te han servido de nada, y llevas unos cuantos días padeciendo taponamiento lo mejor es que acudas al médico para recibir atención especializada y solucionar cuanto antes tu problema de oído.
¿Te ha gustado?
24 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.