¿Te gustaría saber cómo detectar un embarazo ectópico? Desde doncomos queremos ayudarte a que conozcas los avisos que ofrece tu cuerpo. Pero antes comencemos por el principio y sepas qué es un embarazo ectópico.

¿A qué se considera un embarazo ectópico?

En medicina se conoce como embarazo ectópico o extrauterino, a aquel que se produce fuera del útero. Como normal general en un embarazo normal el óvulo fecundado desciende por las trompas de Falopio y se posiciona en el útero o matriz. Aquí es donde se implantará. Sin embargo, en el 98 % de los casos en los que se produce un embarazo ectópico lo que sucede es que este óvulo no desciende, sino que se queda en las trompas de Falopio.

Por norma general este tipo de embarazos no llegan a buen término y pueden llegar a provocar una obstrucción de las trompas y la incapacidad en la mujer de gestar de manera natural.

Hoy en día en España menos del 2 % de los embarazos son de tipo ectópico. Como se trata de un embarazo de alto riesgo, tanto para la mujer como para el nonato, es importante detectar con tiempo las señales de alarma para solicitar ayuda médica. Aunque lo habitual es que se produzca una pérdida gestacional de manera natural, en caso de no ser así, por desgracia lo normal es interrumpir la gestación.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo que pueden llevar a una mujer a sufrir un embarazo ectópico?

Por norma general los principales factores de riesgo que provocan este tipo de embarazos en las mujeres son los siguientes:

  • Tener más de 35 años. Hoy en día la mayor parte de embarazos ectópicos se registran en aquellas mujeres cuya edad comprende entre los 35 y los 44 años.
  • Haber padecido algún tipo de enfermedad pélvica de tipo inflamatorio. Este tipo de enfermedades aparecen como causa de alguna infección de transmisión sexual que no ha sido tratada adecuadamente. Entre las más comunes se encuentra la clamidia o la gonorrea.
  • Tener las trompas ligadas. Este tipo de procedimiento se utiliza como método anticonceptivo. Los embarazos ectópicos en este caso pueden surgir pasados dos años desde el procedimiento. Igualmente, algunas mujeres que se someten a una cirugía de recanalización tubárica para poder volver a tener hijos tienen más riesgo de sufrir este tipo de embarazos.
  • Mujeres que padecen endometriosis. Esta patología de causas desconocidas, y que afecta al 15 % de las mujeres españolas, se produce en el momento en el que el endometrio comienza a crecer fuera de la matriz.
  • Mujeres que llevan DIU (dispositivo intrauterino). Es muy poco común que las mujeres que usan este método anticonceptivo se queden embarazadas. Pero en los raros casos en los que esto sucede, el riesgo de sufrir un embarazo ectópico es muy alto.
  • Tener algún tipo de defecto congénito en las trompas de Falopio.
  • Haber padecido un embarazo ectópico en alguna otra ocasión. En estos casos el riesgo de volver a padecer un embarazo ectópico aumenta en un 20 % – 25 %.
  • Ser fumadora. Según estudios realizados el riesgo de padecer un embarazo ectópico es el doble en las mujeres que fuman. Al parecer es muy probable que la nicotina paralice los cilios de revestimiento de las trompas de Falopio. Estas vellosidades son las que se encargan de arrastrar el óvulo fertilizado hasta el útero y posicionarlo en el lugar correcto.Cómo detectar un embarazo ectópico

¿Cómo detectar un embarazo ectópico?, ¿cuáles son los principales síntomas?

En la mayor parte de los casos los signos propios del embarazo ectópico son prácticamente idénticos a los que se tienen cuando se está embarazada. Los más comunes son las náuseas, fatiga, dolor abdominal y sensación de debilidad. Únicamente la mitad de las mujeres que tienen un embarazo ectópico presentan signos de alarma diferentes que puedan alertar al ginecólogo de que algo no va bien. La forma más efectiva de detectar si todo está en orden es realizar una prueba de ultrasonidos lo antes posible. Con esta prueba, que funciona a través de ondas sonoras, se muestra la imagen del bebé y su ubicación. El ultrasonido temprano en el embarazo se realiza como método de prevención para asegurar la correcta implantación del embrión y como manera de confirmar que la mujer se encuentra en estado.

No obstante, desde doncomos queremos ofrecerte los síntomas más comunes del embarazo ectópico para que permanezcas atenta.

  • Si notas un dolor muy fuerte en la parte baja del abdomen. Normalmente este dolor aparece solo en uno de los lados. Suele ser común que resulte más dolores cuando tosemos, cuando vas a hacer de vientre o cuando orinas. Incluso ciertos movimientos bruscos pueden provocar más dolores en esta zona. En caso de que notes un dolor muy fuerte durante un momento determinado y luego este se reduzca y se extienda por toda la pelvis, ¡ten cuidado! Es uno de los síntomas que advierte de una rotura en la trompa.
  • Si tienes náuseas y mareos, es probable que sufras de un embarazo ectópico. El problema en este caso es que es muy difícil diferenciar estos síntomas de los mareos matutinos que sufren muchas de las embarazadas.
  • En algunos casos ciertas mujeres sienten dolor en la zona de los hombros. Otras notan cierta presión en el recto.
  • Sangrado vaginal. Si notas pérdidas vaginales de un color oscuro. Las mujeres que sufren un embarazo ectópico pueden tener pérdidas vaginales de tono parduzco (parecido al color que tenemos en los últimos días de regla) e incluso ligeras hemorragias. Estos síntomas suelen aparecer varios días e incluso semanas antes de que los dolores comiencen a manifestarse en el cuerpo. Si la hemorragia no para es probable que la trompa de Falopio se haya roto. En este caso, el sangrado vaginal iría acompañado de dolor en la zona pélvica. Tal y como hemos explicado unas líneas más arriba.
  • Sentir debilidad. Algunas mujeres incluso llegan a desmayarse. Cuando la trompa de Falopio se rompe además de los signos que hemos comentado anteriormente también se nota una aceleración en el pulso. La piel del cuerpo permanece fría y húmeda.

Algunas buenas noticias para la prevención precoz del embarazo ectópico

Sabemos que la medicina occidental se basa principalmente en la detección y prevención precoz de los problemas. Esto es así porque se trata de una medicina de tipo preventivo. Siempre es más fácil hacer frente a cualquier problema médico si este es localizado lo antes posible.

En el caso de los embarazos ectópicos la ciencia sigue avanzando a buen ritmo. Según un estudio publicado en el año 2012 por la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, la prevención de loes embarazos ectópicos es más sencilla si se tienen en cuenta ciertos aspectos. Según dicha investigación indica, la hormona adrenomedulina puede ser crucial para detectar a tiempo este tipo de embarazos.

Al parecer esta hormona está directamente relacionada con el correcto funcionamiento de los cilios. Esas especie de pelillos de los que hablamos anteriormente que se encuentran en las trompas de Falopio, y que sirven para conducir al óvulo hacia el útero. A través de una medición plasmática de esta hormona se podrían predecir con mucha más antelación los embarazos ectópicos.

¿Por qué es tan importante detectar lo antes posible los embarazos ectópicos?

La importancia de la detección precoz en este tipo de embarazos radica en el nivel de peligro que tienen. No hay que olvidar que estos embarazos se desarrollan en un lugar poco adecuado (comúnmente en las trompas de Falopio) y pueden desencadenar graves problemas en la mujer que está embarazada. Uno de los principales es que la trompa termine estallando o quedándose obstruida. Es decir, que además de las complicaciones clínicas y la necesidad de una operación en caso de que reviente, la capacidad de tener futuros hijos para la madre se reduce. Normalmente las mujeres que sufren de embarazo ectópico han de utilizar la fecundación in vitro para poder tener un bebé.

A pesar de los medios que se ponen hoy en día para detectarlos, y de los adelantos que se registran en este campo, el 50 % de los embarazos ectópicos pasan completamente desapercibidos en las primeras consultas.

No hay que olvidar que menos de la mitad de las mujeres que sufren este tipo de embarazos presentan efectos tan claros como el sangrado vaginal o el dolor pélvico. Como hemos explicado más arriba, la mayor parte de los síntomas son los mismos que padece cualquier mujer embarazada.

Sin duda el indicativo más claro que puede alertar a un facultativo de la presencia de un embarazo ectópico es un dolor agudo en la zona pélvica. Por este motivo, si estás pensando en quedarte embarazada o ya lo estás, lo más adecuado es que visites a tu ginecólogo lo antes posible.

En ambos casos se encargará de hacerte todas las pruebas necesarias para asegurarse de que no vas a sufrir o no sufres un embarazo ectópico.

Esperamos que estos datos te hayan servido de ayuda. Recuerda que en doncomos no somos médicos y que es muy importante que acudas al especialista correspondiente para evitar problemas. En este caso, deberás de visitar a tu ginecólogo.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.