¿Sabes qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad de tipo crónico caracterizada por sentir dolor en los músculos y en los huesos de manera general y una sensibilidad muy alta en ciertos puntos definidos. La fibromialgia es considerada como una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1992. Antes servía para definir a pacientes que se quejaban de una serie de dolores sin una causa aparente. Según las últimas investigaciones de los especialistas este tipo de enfermedad, la fibromialgia posiblemente tiene un origen neurológico. Al parecer los desequilibres neuroquímicos en el sistema nervioso central podrían ser los causantes de estos dolores en músculos y huesos que aparecen sin la existencia de un origen físico identificable.

¿Existen unos alimentos concretos que se puedan comer para hacer frente a la fibromialgia y sus brotes?

Lo cierto es que sí. A través de la comida se puede conseguir retrasar la aparición de los brotes y conseguir aliviar los síntomas una vez llegan. Los alimentos más recomendados para pacientes que padecen de fibromialgia son aquellos con alto poder alcalinizante, es decir, que debe de tratarse de una dieta rica en verduras, frutas, legumbres, y en general cualquier alimento que ofrezca una buena dosis de omega3, altas cantidades de magnesio y de calcio.

Te recomendamos que aumentes la ingesta de vegetales con alto contenido en magensio y silicio, puesto que se trata de minerales que nos permiten mantener en buen estado nuestros músculos. Además, si a estos minerales añades el consumo de selenio, podrás hacer frente a los dolores de una forma mucha más llevadera. Si quieres saber cuál debe ser la dieta DE un paciente con fibromialgia, no dejes de leer este post.

Listado de los alimentos recomendados para pacientes que padecen de fibromialgia

Frutas para la fibromialgia

Su consumo es ideal tanto para pacientes que padecen de fibromialgia como para el resto de las personas. Es recomendable tomar unas 2 o 3 piezas al día y hacerlo de forma independiente, sin combinar con el resto de alimentos para facilitar su digestión. Tómalas como tentempié a media mañana y recuerda que no debes de tomarlas como postre después de las comidas principales. Si te cuesta un poco pelarlas o te da cierta pereza su consumo, puedes hacer riquísimos zumos o smoothies con un poco de agua, o bien partir piezas de fruta y mantener las en el frigorífico bien tapadas. Nosotros en casa, cada vez que compramos piña, la partimos directamente y la dejamos troceada dentro de un tupper. No pierde en absoluto su sabor ni se oxida y sabe realmente rica. En caso de que quieras hacer macedonias y utilices frutas que se oxidan más fácilmente, como la manzana o la pera, puedes probar a hacer un poco de zumo de naranja (con media naranja será suficiente, y cubrir toda la fruta con el jugo. De esta manera evitarás que se afee y las piezas se pongan marrones.

Cuál debe ser la dieta de un paciente con fibromialgia

Agua para la fibromialgia

Es recomendable tomar un mínimo de 1 litro y medio al día o bien 2 litros en época de más calor. Es importante estar bien hidratados para evitar problemas de cualquier tipo. Una forma adecuada de conseguir beber 2 litros al día sin que nos resulte engorroso, es prepararse tés o infusiones en botellas de cristal e ir tomándolos a lo largo del día. Intenta beber cada 15 minutos y evita llenarte de agua durante las comidas. Lo mejor para hacer una buena digestión y no tener dolores posteriores es beber agua tras terminar de comer o a poquitos para cambiar el sabor entre un plato y otro. Verás cómo de este modo digieres los alimentos de una manera mucho más adecuada y te resultan más agradables las sobremesas y las horas posteriores a la ingesta de comida.

Cuál debe ser la dieta de un paciente con fibromialgia

Verduras y hortalizas para la fibromialgia

Las verduras y hortalizas, junto con las frutas, han de convertirse en la base de tu alimentación a partir de ahora. ¿Recuerdas el dicho de que hay que tomar 5 piezas de frutas y verduras al día? Pues es cierto, y para controlar los dolores provocados por la fibromialgia, todavía más. Lo más recomendable para tomarlas y no padecer problemas digestivos, es hervirlas y usarlas como guarnición con un plato a base de carne o pescado. Olvídate de freírlas o de rebozarlas, pues preparar las verduras y las hortalizas de este modo te provocará digestiones pesadas y puede hacer que aumentes los dolores que padeces por culpa de la fibromialgia. Una manera estupenda de preparar las verduras y hortalizas de una manera sencilla y rápida es en papillote en el horno. Sólo necesitas envolver en papel albal aquellas que quieras cocinar, echar un chorrito muy pequeño de aceite de oliva y un poquito de sal. Cierra el papel albal y espera a que se preparen. Normalmente será suficiente con unos 20 minutos a 180 grados. Aprovecha para hacer bastantes cantidades ya que enciendes el horno y luego guárdales en la nevera dentro de tuppers. De esta manera, al igual que con la fruta, sólo tendrás que sacar la verdura que te apetezca y darle un golpe de calor en el microondas. Igualmente, si preparas una cantidad bastante grande puedes ir congelando y descongelando en función de tus necesidades.

verduras y hortalizas para luchar contra la fibromialgia

Cereales para la fibromialgia

Es una de las fuentes de energía más sencillas de obtener y se aconseja consumirlos alrededor de 6 veces al día. Los cereales más adecuados para la fibromialgia son el arroz, la pasta y el pan. Evita cocinar o untar cualquiera de estos cereales con aceite, mantequilla o salsas para no aumentar el consumo de grasas de manera poco adecuada.

Pescado para la fibromialgia

El pescado, y sobre todo el azul, es una de las fuentes de alimentación más importantes para las personas que padecen este tipo de trastorno. El atún, el salmón, la trucha y la caballa son solo algunos de los pescados azules más ricos en omega-3 y que serán perfectos para tu dieta. Los pacientes que padecen de fibromialgia deben de aumentar la ingesta de pescados y disminuir las carnes.Cuál debe ser la dieta de un paciente con fibromialgia

Lácteos semidesnatados para la fibromialgia

Se recomienda el consumo de 2 raciones al día y de productos desnatados o semidesnatados. Decántate pro quesos frescos, yogures naturales o un par de vasos de leche.

Qué alimentos no debes de consumir si padeces de fibromialgia

Existen ciertos productos que es mejor que reduzcas en tu dieta diaria para evitar los dolores que provoca la fibromialgia. Veamos los más importantes.

  1. La grasa y las purinas no son buenos compañeros de la fibromialgia. Por tanto las vísceras, las carnes rojas y los mariscos no deben de formar parte de tu dieta.
  2. No consumas alimentos ricos en oxalatos, como pueden ser las acelgas, las espinacas o la remolacha.
  3. Alimentos ricos en grasas saturadas, como las carnes rojas grasas, los embutidos, los lácteos enteros, las mantequillas…Cuál debe ser la dieta de un paciente con fibromialgia
  4. Los vegetales solanáceos. Si te gustan las ensaladas, me temo que hemos de darte una mala noticia: tanto el tomate, la patata, el pimiento como la berenjena no te van a sentar precisamente bien y sería recomendable que las eliminaras de tu dieta o redujeses su consumo al máximo.Cuál debe ser la dieta de un paciente con fibromialgia
  5. Evita el consumo de alcohol y consume siempre que puedas productos frescos dentro de tu dieta.

Recuerda que en doncomos no somos médicos, por lo que todas las indicaciones que te damos son meramente informativas. Es aconsejable que recurras a tu médico de cabecera o a tu especialista para asegurarte una dieta adecuada.

¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 90,91% le ha gustado.