Saber cómo dormir es algo realmente importante. Sobretodo en esas noches en las que no somos capaces de dormir. Por mucho que lo intentemos. El sueño es, en muchas ocasiones, un misterio. Pero sabemos que dormir bien es una de las cosas más importantes para tener buena salud.

En este artículo vamos a hablar sobre las cosas que podemos hacer para dormir.

¿Cómo dormir?

Instrucciones para dormir

Vamos a ver algunos consejos que nos ayudarán a dormir mejor:

  1. Duerme en una habitación oscura. Esto tiene que ver con los ciclos de vigilia y sueño. Nuestro reloj interno está hecho para que la hora de dormir sea la noche. Por eso, lo mejor que puedes hacer para dormir bien es tener toda la oscuridad posible. Si hay luz se pueden activar los mecanismos de vigilia. Esto hará que dicho reloj interfiera con el sueño. La presencia de luz le indica a tu cuerpo que es hora de despertarse y hacer cosas.
  2. Intenta que tu habitación esté fresca y silenciosa. Aunque muchas veces no le hacemos caso, la temperatura es un factor muy importante a la hora de dormir. Según los expertos, la temperatura óptima para dormir bien es alrededor de los 21ºC. Por otra parte, es conveniente que no haya ruidos en la habitación. De forma que puedas descansar completamente.
  3. Usa tu cama solamente para dormir. Esto es más importante de lo que creemos. Muchas personas utilizan sus camas para todas las cosas. Comen, leen, están con el ordenador, estudian… en la cama. Si solo utilizamos la cama para dormir, haremos que nuestra mente la asocie solo al hecho de dormir. De esta forma, cuando vayamos a dormir será mucho más fácil. De la otra forma, si realizamos muchas actividades en la cama, nos costará más conciliar el sueño.

    Imagen de: http://eurocolchoes.com/

    Imagen de: http://eurocolchoes.com/

  4. Apaga o desconecta todos los dispositivos electrónicos. Esto también es un punto importante. Utilizar dispositivos electrónicos, como ver la tele, jugar a videojuegos, estar con el móvil, utilizar la tablet…, te mantendrán activo. Esto es así porque estos aparatos bloquean la producción de las hormonas que estimulan las señales inductoras del sueño. Los expertos recomiendan que alrededor de una hora antes de ir a la cama, no utilices ninguno de estos aparatos electrónicos.
  5. Evita las cenas abundantes y comer justo antes de dormir. Cena por lo menos una hora antes de irte a la cama. Dormir con el estómago lleno hará que te sientas más pesado y que tu organismo tenga que hacer la digestión mientras duermes. Lo mejor es tomar una cena ligera y un rato antes de dormir. Tu cuerpo lo agradecerá y te despertarás mejor y más descansado.
  6. Crea una rutina para antes de irte a dormir. Puede ser meditación, respirar profundamente, hacer contracciones musculares… Lo que veas conveniente. El caso es que hacer ejercicio suave y relajado hará que te entre sueño y te sea más fácil dormir.
  7. Pruebe a leer antes de dormir. Muchas personas han podido comprobar cómo, leyendo antes de dormir, les entra más sueño. Esta actividad relaja y despeja la mente. Por lo que ayuda mucho a la hora de inducir el sueño. Pero hay que tener en cuenta que cuando hablamos de leer nos referimos a un libro de papel. Si, en cambio, utilizamos libros electrónicos, obtendremos el efecto contrario. La luz del aparato y la pantalla electrónica nos activarán y cansarán la vista.
  8. Toma un baño caliente antes de la hora de dormir. Si normalmente te cuesta conciliar el sueño, esta puede ser una buena solución. Tomar un baño o ducha caliente un rato antes de irte a la cama te ayudará mucho. Esto ocurre porque al aumentar la temperatura de la piel, se incrementa la sensación de sueño. Además, el agua caliente relaja los músculos y te da sensación de tranquilidad. Un baño o ducha caliente 30 minutos antes de irte a dormir será perfecto. Según los expertos, para que surta efecto, el baño debe durar por lo menos 20 minutos.
  9. Utiliza ropa cómoda. Usa pijamas o ropas holgadas para que no estés incómodo. Duérmete con el pelo suelto, sin gomas ni coletas. Tu cuerpo debe estar lo más relajado posible, sin restricciones.
  10. Ve al baño antes de ir a dormir. Esto es importante. Conviértelo en una rutina. Si no vas al baño antes de ir a la cama, corres el riego que a mitad de la noche te entre ganas. Por lo que deberás levantarte e interrumpirás tu sueño. Aunque no tengas ganas, es mejor que vayas. Poco a poco lo irás convirtiendo en rutina y tu cuerpo se acostumbrará a ir justo antes de dormir.
  11. No hagas ejercicios intensos antes de irte a la cama. Por lo menos, los ejercicios intensos deben acabar unas cuatro horas antes de que te vayas a dormir. Un efecto de los ejercicios es que te activan. Si los haces antes de acostarte, estarás alerta y no dormirás correctamente.

Siguiendo estos consejos te resultará mucho más fácil conciliar el sueño por las noches. Además, lo más probable es que empieces a notar la mejoría en muy poco tiempo.

Estos dos artículos también te serán de mucha utilidad:

¿Qué efectos negativos tiene no dormir?

Alterar o interrumpir el sueño de forma constante puede causar serios problemas. Obviamente si solo ocurre alguna que otra vez, no tendrá repercusión en ti. Pero si esto se vuelve habitual y empiezas a dormir poco y mal, te pasará factura. Estos son algunos efectos de descansar mal:

  • Afectar negativamente a tu sistema inmunológico. Uno de los efectos es el debilitamiento de este sistema. El sistema inmune es el que nos protege de los virus y las enfermedades. Si lo tenemos debilitado tendremos más probabilidad de sufrir enfermedades.
  • Aumenta el apetito. Una de las consecuencias de no dormir es el aumento del hambre. Aunque acabes de comer, sentirás que sigues teniendo hambre. Puede que, a raíz de esto, su peso aumente de forma drástica.
  • Influye en la memoria. Se ha demostrado que dormir poco causa estragos en la memoria. Una reducción importante del sueño (de 4 a 6 horas) hará que tus pensamientos no sean igual de lúcidos como de costumbre. Este efecto lo notarás aunque solo hayas dormido poco una noche. A medida que van pasando las noches sin dormir adecuadamente, tus pensamientos se volverán más confusos.
  • Afecta a tu rendimiento físico y mental. Notarás cómo te mueves más lento y que estás mucho más cansado. Las horas escasas de sueño no te permitirán rendir adecuadamente. Igual que pasa con lo físico, pasa con lo mental. Notarás que resuelves los problemas peor. Te costará concentrarte y posiblemente sufras algún que otro dolor de cabeza.
  • Acelera el crecimiento de tumores y enfermedades. Se ha investigado sobre esto y parece ser que dormir poco acelera el ritmo de crecimiento de tumores. Esto está relacionado con el sistema inmune. Por otra parte, tardaremos más en recuperarnos de las enfermedades.

Como podemos ver, el sueño es algo realmente importante en nuestras vidas. Un buen descanso es clave para funcionar bien día a día. No te lo tomes a broma. Invierte el tiempo suficiente en mejorar tus horas de sueño. Durmiendo bien notarás cómo cada día te sientes con la energía suficiente para hacer todo lo que te propongas.

Imagen de: http://www.portalvidasana.com/

Imagen de: http://www.portalvidasana.com/

Esperamos que este artículo les haya sido de gran ayuda.

¿Te ha gustado?
10 usuarios han opinado y a un 60,00% le ha gustado.