¿Tienes la nariz obstruida? ¿Te cuesta respirar debido a la mucosidad? Si estás deseando volver a respirar como de costumbre y dejar de sentirte mal debido a la congestión nasal entonces presta atención a los siguientes consejos.

¿Qué es la congestión nasal?

La congestión nasal es producida debido a la obstrucción de las fosas nasales con mucosidad, lo que hace más difícil la respiración. Además puede ser que no haya un exceso de mucosidad, sino que los tejidos nasales se hayan irritado e inflamado debido a alguna enfermedad, como las alergias, las infecciones (que incluyen la gripe, la sinusitis y los resfriados) así como debido a alguna reacción algo que nos irrite la nariz, como es el humo.

En el caso de que se sufra con mucosidad, que suele ser lo más habitual, esta puede ser densa o acuosa, y caer de la nariz por sí misma. También puedes sentir picazón, hinchazón, irritación, sensación de ahogo, etc mientras los conductos nasales estén obstruidos.

Se puede decir que la congestión nasal es un síntoma de otra enfermedad en el organismo, por lo que para eliminar la congestión nasal, no sólo deberemos atacarla a ella, sino también poner remedio a la enfermedad.
woman-698971_960_720

Medicamentos contra la enfermedad

Según la enfermedad que estés padeciendo en ese momento es preciso que comiences a tomarte el medicamento recetado por tu especialista para que ésta desaparezca. Si no te gusta tomar medicación siempre puedes acudir a remedios caseros y con productos naturales curar tu enfermedad. Recuerda que la congestión nasal es un síntoma, por lo que puedes aliviarla, pero no desaparecerá por completo hasta que no lo haga la enfermedad que te acecha. Lo bueno es que si es una gripe o resfriado en una semana volverás a poder respirar relativamente bien.

¿Cómo eliminar la cogestión nasal con remedios caseros?

Como hemos dicho es muy difícil eliminar la congestión nasal por completo sólo tratando esta, pero hay muchos remedios naturales que puedes utilizar para aliviar tu malestar y conseguir despejar un poco tu nariz, así como eliminar mucosidad.

Vapor. El vapor viene muy bien para despejar la nariz, así como bajar la inflamación. Para ello vamos a necesitar llenar una olla con 1 litro de agua aproximadamente. Pon la olla a hervir en el fuego y mientras prepara la mesa donde te sentarás con la olla. Pon un salva encimera o una alfombrilla resistente al calor para que no te la queme o queme tu mantel. También deja preparada una toalla al lado lo suficientemente grande para que te cubra la cabeza y la olla. Cuando el agua ya esté hirviendo después de unos minutos, coloca la olla en la mesa con cuidado de no quemarte. Siéntate, pon tu cara encima de la olla que estará soltando humo y cubre tu cabeza con la toalla. Cuanto más cubra la toalla mejor, pues será tu nariz la que aprovechará el vapor y este no se escapará libremente. No hace falta que metas la cara en la olla, puedes mantener una distancia de entre 20 y 30 centímetros, así no te quemarás.
Cierra los ojos y concéntrate en la respiración. Debes coger aire por la nariz y expulsarlo por la boca, cada respiración completa debe durar 5 segundos. Después inhala y exhala en dos segundos. Repite las inhalaciones y exhalaciones durante 10 minutos o más si el agua aún suelta humo. Si puedes suénate la nariz mientras estás con el vapor, así como después, de este modo eliminarás mucha mucosidad. Este proceso lo puedes hacer cada dos horas si lo deseas, y si estás en la calle puedes aprovechar el vapor que desprende un té o una sopa. Evita distracciones mientras estés con este remedio, sobre todo que no haya niños o mascotas alrededor, para evitar posibles daños.
allergy-18656_960_720

Vapor con hierbas o aceites esenciales. Al anterior tratamiento puedes agregarle algunas hierbas o aceites esenciales que ayuden a potenciar el efecto del vapor sobre tus conductos nasales. Algunas hierbas que realmente te ayudarán con la congestión serán la menta, la hierbabuena, la salvia, el orégano, la lavanda, el tomillo, el aceite de lavanda negro o el aceite del árbol del té. Estas plantas tienen muchas propiedades antibacterianas, antisépticas o antimicóticas, por lo que también ayudarán no solo a eliminar la congestión nasal, sino a curar la enfermedad que estás padeciendo y te causa la congestión.

Baños o duchas caliente. Cuando vayas a ducharte o bañarte hazlo con agua caliente, esta te ayudará a relajar los músculos y el vapor que se crea despejará también tu nariz y aliviará la inflamación de los senos nasales. Gracias al vapor las secreciones se humedecerán y licuarán, por lo que será mucho más sencilla su expulsión. Suénate la nariz para eliminar la mucosidad.
Además si decides darte un baño caliente puedes añadir unas gotas de aceites esenciales, por ejemplo, de salvia. Ésta ayudará a tu cuerpo a relajarse después de una dura jornada de trabajo que además has afrontado con la nariz congestionada y además también ayuda junto con el vapor a abrir tus fosas nasales y a despejar los conductos nasales.

Irrigaciones nasales. Usando una pera o una jeringa de succión que puedes comprar fácilmente en la farmacia y que casi no cuesta nada, puedes irrigar tus fosas nasales para ayudar a licuar la mucosidad y hacer que podamos expulsar más mucosidad y así despejar la nariz y no sentir tanta presión. Para hacer las irrigaciones necesitas agua tibia y media cucharadita de sal. Coge la mezcla con la pera o la jeringa e introdúcela en la nariz unas dos veces en cada fosa nasal. Siempre debes hacerlo con agua destilada, embotellada o hervida y enfriada previamente, y además recuerda lavar la jeringuilla después de cada uso y dejarla secar al aire.

Rinocornio. El rinocornio es un aparato que tiene forma de una tetera pequeña  que se usa para limpiar los conductos nasales. Llena el rinocornio con agua tibia, inclina la cabeza y vierte el agua por una de tus fosas nasales, después el agua saldrá por la otra fosa nasal. Despeja la nariz y suénate, luego repite el proceso con la otra fosa nasal. Siempre debes usar agua embotellada, esterilizada o agua hervida y enfriada de este modo evitarás alguna posible infección.

Productos médicos para eliminar la congestión nasal

Como siempre, en la farmacia podemos encontrar numerosos productos para aliviar la congestión nasal, aunque su coste puede variar, lo cierto es que hay otros métodos naturales e iguales a lo que venden en la farmacia. Si para ti es más cómodo acudir a la farmacia y ponerte en manos de cualquier tratamiento adelante, lo importante es que te alivies y elimines las molestias. Algunos de esos productos pueden ser los sprays de agua marina. Da un toque de spray en cada fosa nasal y absorbe cada vez. Notarás como la mucosidad se reblandece y licua por lo que podrás sonarte la nariz fácilmente para expulsar las secreciones.

Esta artículos seguro que también te interesará: Cómo Destapar la Nariz

Prueba algunos de estos trucos para eliminar la congestión nasal. Lo bueno es que puedes usarlos todos, manteniendo al menos dos horas entre cada uno de ellos, pero así comprobarás cuál es el que más te ayuda a aliviar la inflamación y las molestias.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.