Todos nacemos, nos desarrollamos, crecemos y morimos, pero no hay nada tan importante como llevar una buena calidad de vida. Desde que nos convertimos en embriones estamos expuestos a una gran variedad de enfermedades, unas son trasmitidas por nuestros padres, otras por la alimentación que vamos teniendo desde el vientre materno y otras simplemente porque nuestro cuerpo no tuvo lo suficiente como para desarrollarnos por completo. Podemos crecer y adquirir por distintas vías enfermedades contagiosas, venéreas o no y otras que por ser seres humanos imperfectos e irresponsables la adquirimos. Sobre otras tenemos que tomar el control, es el caso de la Enfermedad de Crohn.

El descubrimiento de la Enfermedad de Crohn

enfermedad de crohn

Vamos a hablar de una enfermedad que fue descubierta en 1898 y nombrada  nuevamente en 1932 por Burrill Bernard Crohn, proviniendo de ahí el nombre de dicha enfermedad. Esta está catalogada como una de las más fuertes enfermedades inflamatorias intestinales. No tiene cura y se desconoce su procedencia aunque algunos piensan que es producida por bacterias alojadas en el intestino que se fortalecen y crean inflamaciones, causando así la enfermedad de Crohn.

Esta es una enfermedad que afecta e inflama desde la boca hasta el ano, puede ser producida por bacterias que podemos encontrar en la alimentación, ya sea por mala manipulación de los alimentos o mala higienización.  No podemos hablar de una enfermedad hereditaria aunque se ha asociado a variantes genéticas.

Hablemos del tratamiento.

Esta enfermedad puede ser letal en pacientes con alto grado de desarrollo de la enfermedad, de ahí que se requiere de especial atención y un seguimiento estricto del tratamiento. Existen varios tratamientos, farmacológicos y quirúrgicos, este último ha demostrado ser el más eficaz aunque con el tiempo puede aparecer inflamación en las zonas de la cirugía, se extirpa la parte dañada del intestino y se puede vivir sin sintomatología dolorosa por un tiempo.

Podemos encontrar pacientes desde temprana edad, desde recién nacidos hasta adultos, los recién nacidos pueden presentar problemas genéticos por cromosomas, afectando este el tubo digestivo, en adultos podemos encontrar complicaciones en esófago, colon, ano, duodeno y estómago.

Esta enfermedad como otras de carácter infeccioso se presenta con fiebre alta, brotes cutáneos, diarreas con o sin sangre, en ocasiones se hace difícil la adsorción de los alimentos y esto puede producir anemias y decaimientos, llevando consigo la pérdida de peso y de apetito, poniendo al paciente en estado crítico. Otras afectaciones pueden ser la falta de vitaminas en el organismo, artritis, problemas en el hígado, rigidez muscular etc.

¿Es necesario practicar Análisis de sangre?

Son necesarios análisis de sangre, estos ayudaran a definir la enfermedad y tratarla, aunque puede confundirse con otras enfermedades inflamatorias digestivas, estos van a ayudar a un diagnostico seguro de la enfermedad. Se realiza también endoscopía y biopsia para estar seguro. Esta enfermedad sin el tratamiento adecuado puede llegar a ser crónica, pueden fortalecerse los síntomas y existir otras complicaciones, podemos encontrar pacientes imposibilitados de controlar la incontinencia vesical y anal. La parte más afectada que podemos encontrar con la enfermedad es en el íleon terminal o final del intestino, aunque esto no quiere decir que no se vea afectado el intestino completo.

Hablamos de una enfermedad muy parecida a otras inflamatorias intestinales, por tanto es necesario ser bien específicos en cuanto al diagnóstico. Esta enfermedad existe en el mundo entero aunque se ve con poca frecuencia en África y Asia y con más frecuencia en estados unidos.

La Enfermedad de Crohn, afecta mayoritariamente a las mujeres.

Enfermedad de CrohnCon el paso de los años la enfermedad de Crohn ha ido en aumento, aunque en estos últimos años se ha podido ver un ligero descenso. En general las mujeres tienden a verse en un porciento mayor, más afectadas  que  los hombres. Son más sensibles a padecerla las personas fumadoras, llegando a necesitar con urgencia intervenciones quirúrgicas. Es frecuente que esta enfermedad llegue a confundirse con una apendicitis. Todos los pacientes con diarrea, con o sin sangre, y dolor abdominal pueden estar presentando los síntomas de la enfermedad.

Recomendaciones

Es una enfermedad que presenta disimiles complicaciones como: fisuras, fistulas, ulceras, adcesos, obstrucción intestinal, cáncer de colon, ulceras en la piel, artritis, conjuntivitis, hepatitis, trombos y un sinnúmero de afecciones que pueden provocar la muerte. Los pacientes crónicos durante toda su vida, han de tener una vigilancia estrecha de la enfermedad.

Estos pacientes deben llevar una alimentación rigurosa, no son restringidos de ningún alimento, aunque no se deben ingerir alimentos fibrosos que impidan una rápida movilidad intestinal. Cuando son pacientes con la enfermedad aguda se les recomienda la nutrición artificial. Estos pacientes pueden ser alimentados también por vía intravenosa, sin que se vea afectada su nutrición.

La enfermedad se desarrolla como ataques, leves, moderados y severos, en todos los casos se asume como tratamiento la Sulfasalazina y Prednisona, a estos se les aumenta o disminuye la dosis según la crisis, en muchos casos se acude también al Metronidazol como antibiótico y bactericida, todos estos son administrados por vía intravenosa.

Una enfermedad crónica, pero con tratamiento.

Hoy, después de más de un siglo de haber sido nombrada la enfermedad de Crohn todavía no podemos determinar las causas exactas que provocan la enfermedad, conocemos la sintomatología, se ha descubierto la forma de tratarla aunque no de curarla y podemos decir que es muy probable se desarrolle como bacteria en el intestino. Todos los seres humanos merecemos una buena calidad de vida, las bacterias nos atacan por todo nuestro cuerpo, nos destruyen y van a cada rincón de nuestro organismo, por tanto, es preciso mantener una higiene adecuada con todo lo que llevamos a nuestra boca, con nuestras manos y con nuestro cuerpo.

Debemos permanecer atentos a cualquier síntoma antes mencionado, porque aunque pueda confundirse con cualquier otra patología, existen análisis que pueden diagnosticar con exactitud la enfermedad. Una enfermedad tan antigua como la tuberculosis, el dengue y muchas otras que quizás usted pudiera estar padeciendo en estos instantes y no saberlo. Dedique tiempo a su cuerpo, no se auto medique, revise con cuidado todos los síntomas que aquí se han mencionado.

Consejos

Tenga en cuenta que:

  • Los pacientes crónicos durante toda su vida, han de tener una vigilancia estrecha de la enfermedad.
  • Estos pacientes deben llevar una alimentación rigurosa, no son restringidos de ningún alimento, aunque no se deben ingerir alimentos fibrosos que impidan una rápida movilidad intestinal.
  • Cuando son pacientes con la enfermedad aguda se les recomienda la nutrición artificial.
  • Estos pacientes pueden ser alimentados también por vía intravenosa, sin que se vea afectada su nutrición.
  • La enfermedad se desarrolla como ataques, leves, moderados y severos, en todos los casos se asume como tratamiento la Sulfasalazina y Prednisona, a estos se les aumenta o disminuye la dosis según la crisis, en muchos casos se acude también al Metronidazol como antibiótico y bactericida, todos estos son administrados por vía intravenosa.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.