Antes de decir qué son los espasmos intestinales, diremos primero qué es un espasmo en sí, esta es una contracción la cual es brusca, también involuntaria y que se hace persistente en nuestras fibras musculares, existen de varios tipos según la parte del cuerpo en dónde se den.

Por ejemplo los tics son espasmos, los cuales se dan a una escala pequeña, una convulsión también es un espasmo a gran medida, pues toma todo el cuerpo.

Así entonces, los espasmos son aquellas contracciones que se dan de manera involuntaria en algún músculo, o también a la vez en varios, causando así dolores, los cuales pueden ser leves o intensos, dichos músculos se pueden abultar o endurecer. Una de sus causas puede ser que no llegue suficiente oxígeno a los músculos o también cuando se pierden sales minerales o líquidos después de haber hecho un esfuerzo extenso, también por hacer algún tipo de movimiento brusco.
Qué son los Espasmos Intestinales

Qué son los espasmos intestinales

Los espasmos intestinales son bastante comunes y una de las mayores causas para que se generen dolores en nuestros intestinos, lo cual se ve reflejado como un dolor abdominal, por ello su mayor característica es un fuerte cólico. Realmente no existe una causa que sea exacta, que indique qué es lo que hace que éstos salgan a flote. Este tipo de espasmo se puede dar ya sea por una indigestión, algún desequilibrio en las hormonas o por consumir alimentos que no son fáciles de digerir y muchas otras veces son de una naturaleza desconocida (idiopática).

Otra causa muy común es la de tener un síndrome de intestino irritable, la cual también es llamada colon espático; sufrir de esto puede llevarnos a tener espasmos en los intestinos, cuando esto pasa no sólo se da un movimiento constante en el intestino lo que hace que sintamos dolor, sino que hace que la comida pase más rápidamente por no ser absorbida de la mejor manera.

Los espasmos intestinales se dan cuando los músculos del intestino se descoordinan, la mayoría de las veces este trastorno no resulta ser peligroso y por lo tanto no se suele asociar con algún daño interno del intestino, lo cual no quiere decir que no haya que tener algunos cuidados.

Síntomas

Por lo general son calambres o dolores en la zona abdominal, distensión de la misma zona, diarrea o por el contrario estreñimiento.

Los gases son una gran causa

Los espasmos intestinales se dan generalmente por tener gases de una forma excesiva, estos son llamados meteorismo o flatulencia, esto provoca que tengamos una distención abdominal.

Los gases del intestino se generan después de que se hayan consumido los alimentos, pues se generan bacterias en la flora intestinal de forma natural; la realidad es que todos sufrimos de gases durante nuestra vida, sólo que el nivel puede cambiar, además algunas personas se vuelven mucho más susceptibles que otras.

Es común encontrar que los gases se relacionen con hechos como por ejemplo comer muy rápido, que se trague bastante aire a la vez con los alimentos, que haya una indigestión, también cuando de repente hacemos cambios violentos dentro de nuestra alimentación sobre todo en el contenido de la fibra. Consumir en exceso alimentos que contienen mucho hidrato de carbono como por ejemplo las pastas, el arroz, las papas, el pan, las galletas o los cereales.

Con frecuencia algunos antibióticos que nos mandan nuestros médicos pueden causar un desequilibrio en la flora intestinal, a la vez algunos alimentos que son bastante pesados y  causan por lo general flatulencia, produciendo de esta manera gases con fuerte olor.

Más causas

Otras veces los espasmos intestinales se dan por tener alguna enfermedad o alteración, como pueden ser el estreñimiento, ya sea crónico u ocasional, tener intolerancia a productos que contengan lactosa y la llamada enfermedad de Crohn, ésta hace que se produzcan inflamaciones en el intestino, afectando también más partes del aparato digestivo y causando espasmos intestinales.

Qué hacer para disminuir los espasmos intestinales

Si con frecuencia sufres este tipo de espasmos, es bueno que disminuyas o hasta elimines este tipo de alimentos en tu dieta: repollo, guisantes, coliflor, garbanzos, habas, habichuelas, brócoli, fríjoles, lentejas y arroz, entre otros. Además de esto es importante que reduzcas el consumo de la leche, sólo debe ser un vaso al día y trata de no consumir azúcar refinada, es mejor que la sustituyas por sacarina.

Preferiblemente consume alimentos como huevos y carnes y cocina con aceite de soja, de oliva o de girasol.

Como recomendación también es bueno que no se tome mucho líquido con las comidas (con poco bastará) trata de masticar bien y comer más despacio logrando que se ensalive correctamente. Muy importante dejar de fumar.

Los fármacos

Los fármacos o medicamentos para estos problemas realmente tienen una eficacia muy baja, por ello es mejor que trates de seguir los consejos para evitar los espasmos intestinales, antes de comprar algunos de estos.

Consejo

Estos espasmos pueden desaparecer rápidamente o por el contrario quedarse por más tiempo, lo que podría indicar que haya otro tipo de condición médica. Así que es bueno que acudas a un especialista en salud.

Este es un artículo informativo, no olvides visitar a tu médico quien es el que está en las mejores condiciones de explicar de qué se trata alguna enfermedad y ayudarte a tratarla.

¿Te ha gustado?
446 usuarios han opinado y a un 96,86% le ha gustado.