Contenido del Artículo

Lo primero de todo y más importante es saber qué es la fosfatasa alcalina. Es una enzima que la producen el hígado, la placenta y los huesos, y su función es la de eliminar el fosfato a partir de moléculas como proteínas, alcaloides y nucleótidos. Esa eliminación de fosfato se conoce con el nombre de desfosforilación. Su principales síntomas son la fatiga, dificultades respiratorias, taquicardias (el pulso por minuto es superior a los 120 latidos), intolerancia al frío, problemas estomacales como el estreñimiento o una gran pérdida de peso. Aunque estos síntomas variarán según cada persona.

Su nivel óptimo debe estar entre 20/140 UI/L (unidades internacionales por litro) y tanto si éstos niveles están por encima o por debajo, denotarán graves problemas de salud. Por lo que es importante realizarse un examen para conocer los niveles de fosfatasa alcalina (FA). Esta prueba consiste en la extracción de sangre de una vena que se encuentra en la parte interior del codo o en el dorso de la mano. Por regla general, el paciente no debe ingerir alimentos ni beber en las seis horas previas a la prueba y, como algunos medicamentos pueden influir en los resultados, es necesario consultar al especialista médico para que indique al paciente si debe dejar de tomarlo hasta después de la prueba o si por el contrario puede seguir con su tratamiento habitual.

También te puede interesar este artículo muy ralcionado: Causas de la Fosfatasa Alcalina Alta o Elevada

La extracción se realiza para conocer si una persona padece FA, pero también para conocer sus niveles cuando ya se le ha diagnosticado la enfermedad y saber si ha mejorado con los tratamientos o no. Por regla general, los niveles bajos de FA significan que hay una deformación en los huesos.

No hay una cura para este tipo de enfermedad, pero sí que se pueden llevar a cabo algunas acciones para que las condiciones del paciente no empeoren. Lo más importante es conocer el historial del paciente, por lo que se tiene que realizar análisis y además, informar al médico de si hay indicios familiares de este tipo de enfermedad. Algunos remedios serían el remplazo de la fosfatasa, la medicación sin esteroides y en última instancia, la cirugía.

Causas de la fosfatasa alcalina baja

Hay algunas causas que no implican que los niveles de FA sean síntoma de enfermedad:

  1. Edad. Cuando se es más pequeño, los huesos están en constante crecimiento, por lo que la enzima produce mayores niveles, justo lo contrario que con la gente mayor, cuyos niveles son más bajos de los normales porque los huesos no se están desarrollando.
  2. Embarazo. Al final del embarazo, en los últimos tres meses, el organismo de la mujer produce unos niveles de FA muy altos, motivo por el que no hay que preocuparse, igual que si al inicio los niveles no superan el mínimo.

Instrucciones

Las principales causas de la fosfatasa alcalina baja son:

  1. Hipofosfatasia. Es una enfermedad genética relativa a los huesos. Quien la padece suele perder los dientes de leche mucho antes de la edad normal. Su aparición es extraña, pero muy molesta para el paciente. Produce problemas respiratorios u osteomalacia progresiva, que consiste en un problema en el metabolismo óseo que hace que el paciente cada vez tenga una densidad menor en los huesos, lo que le dificulta la movilidad. Sería la presentación en adultos del raquitismo infantil.
  2. Anemia aplásica. En este caso el cuerpo no es capaz de regenerar las células sanguíneas. El paciente cada vez se siente más fatigado, cansado, débil y presenta algunas hemorragias.
  3. Problemas en el hígado. Si los niveles de fosfatasa alcalina están por debajo de los normales, el hígado presenta problemas para realizar sus funciones habituales. La FA es producida por el hígado, y cuando los niveles son bajos pueden dar lugar a cirrosis, que es una enfermedad que destruye las células; o una hepatitis, que lo que hace es inflamar el hígado.
  4. Leucemia mielógena crónica. La leucemia como todo el mundo conoce, es una enfermedad relativa a los órganos productores de sangre que hace que se produzca un número excesivo de glóbulos blancos o leucocitos. La mielógena crónica, también conocida como leucemia mieloide crónica y leucemia granulocítica crónica afecta principalmente a las personas mayores y es un tipo de cáncer que avanza a un ritmo más lento. Además de producir leucocitos hace que la densidad del brazo aumente y para diagnosticarla es imprescindible hacer una biopsia de la médula espinal. Esto es una extracción de la médula del interior del hueso para su posterior análisis.Causas de la fosfatasa alcalina baja
  5. Desnutrición. Cuando al organismo se le están metiendo menos reservas alimenticias o éstas son demasiado bajas. Para una correcta nutrición es necesario que el paciente se alimente con todo tipo de nutrientes, sino es así aparece la desnutrición. Como en los huesos se produce la enzima, si al cuerpo no se le está alimentando con calcio, por ejemplo, los niveles de FA serán muy bajos, y si en lugar de ser con un solo grupo alimenticio, la escasez es de varios, los niveles seguirán disminuyendo.
  1. Falta de proteínas. Cada célula del cuerpo contiene este nutriente y es lo que permite reparar y producir nuevas células. Y tiene especial importante en los niños, enfermos y embarazadas. Cada alimento que la contiene, está formado por grupos de aminoácidos, que pueden ser de tres tipos: esenciales, no esenciales y condicionales. Los primeros no los produce el cuerpo, sino que se tienen que ingerir mediante los alimentos en una cantidad de entre el 10-35% de la ingesta diaria calórica (si un adulto consume cerca de 2.000 calorías al día, tendría que ingerir entre 100 y 350 gramos de proteínas diarias); los no esenciales son producidos por el cuerpo a partir de los primeros; y los condicionales son imprescindibles en momentos en los que la persona padece alguna enfermedad y está en estado de estrés.
  2. Enfermedad de Wilson. Es crónica y consiste en la acumulación de cobre en los tejidos, lo que repercute directamente en el hígado y en el sistema nervioso, al acumularse cobre en el organismo, los órganos afectados dejan de funcionar bien. Por regla general los síntomas aparecen en torno a los 40 años de edad, y como es muy poco común, aunque los dos padres portaran un gen normal de la enfermedad, las probabilidades de que el niño naciera con la enfermedad sería solo del 25%.

Consejos

  • Visita a un especialista. Lo más importante de todo es que consultes a un médico si crees que pueden tener niveles bajos de fosfatasa alcalina.
  • Haz análisis. En caso de duda, o de tener antecedentes familiares, lo mejor es hacerte un análisis de sangre para que averigüen si tus niveles de fosfatasa están por debajo de los habituales.
  • Sigue las pautas. Haz caso a todo lo que te recomiende tu médico, ya que nadie mejor que él sabe la mejor manera para que tus niveles de fosfatasa no sigan bajando más de lo normal.
  • No a los consejos. No hagas caso de los diagnósticos que te hagan otros enfermos por fosfatasa alcalina baja. Cada persona es diferente y aunque un miembro de tu familia lo padezca, no quiere decir que las soluciones que le ha proporcionado el médico a él sean las que tú tengas que seguir, por lo que lo mejor es ir tú y escuchar el mejor diagnóstico para ti.
  • Prevenir. Ante síntomas de alguna de las causas descritas que pueden significar niveles bajos de FA, lo mejor es ir a un médico y no dejar pasar el tiempo, ya que una enfermedad tratada a tiempo puede llegar a tener solución. Ya que según la causa, el tratamiento varía.
  • Puedes encontrar más artículos relacionados con La Sangre en nuestra categoría principal.

Que Necesitas

  • Un médico
  • Análisis de sangre
¿Te ha gustado?
50 usuarios han opinado y a un 96,00% le ha gustado.