De todos es sabido el uso de numerosas hierbas naturales con propiedades beneficiosas para la salud, por ejemplo pueden ayudar con los problemas de estómago, de estrés, con dolores, con quemaduras, etc. Entre estas hierbas podemos encontrar la hierba de San Juan.

La hierba de San Juan es una planta con usos medicinales y que podemos encontrar de forma natural en los campos como en herbolarios, pero, aunque sea natural, debemos tener en cuenta que también puede tener algunos efectos secundarios.

Si deseas saber todo acerca de la hierba de San Juan, así Cómo usar, sus propiedades y los beneficios que tiene, sigue leyendo el siguiente artículo de doncomos.com donde vamos a enseñarte todo lo que necesitas sobre la hierba de San Juan.

Qué es la Hierba de San Juan

La hierba de San Juan es un tipo de hierba perenne que crece silvestremente en muchos lugares del mundo, aunque es originaria del sureste de Europa. Su nombre proviene de la tendencia de esta hierva a crecer alrededor de la fecha de la fiesta de San Juan. Crece de forma agresiva, y tiene flores amarillas. Además tiene unas glándulas en su interior donde se encuentra un aceite.

Hay que tener en cuenta que existen unas trescientas especies diferentes de la Hierba de San Juan, pero en general cuando hablamos de la hierba de San Juan nos referimos a la especie hypericum perforatum.

La hierba de San Juan se lleva usando durante mucho tiempo, más concretamente desde la Edad Media, ya que permite tratar trastornos emocionales y nerviosos.

Propiedades y Beneficios de la hierba de San Juan

La Hierba de San Juan es ideal para tratar ciertas enfermedades, aunque se la conoce más por sus propiedades antidepresivas. A continuación vamos a señalar todas las propiedades de la hierba de San Juan:

Antidepresiva: Como ya hemos mencionado es quizás la propiedad más conocida de la hierba de San Juan. Esto se debe a que la hierba contiene hipericina, lo cual es eficaz para tratar casos de depresión leve. La hipericina actúa como otros tratamientos sintetizados para tratar la depresión, pero esta no tiene efecto en los casos de depresión aguda.

También se puede encontrar el aceite de hipérico (también conocido como la hierba de San Juan) que se produce macerando las hojas de la hierba de San Juan en aceite de oliva y que también se usa como antidepresivo.

Tónico nervioso: después de usarlo durante entre 4 y 6 meses este tónico actúa como un reparador del sistema nervioso, pero no acumula toxinas en sangre o daña el hígado como otros sedantes.

Digestivo: También tiene propiedades que ayuda a regular los niveles de acidez gástrica, por lo que es ideal para tomar cuando se tiene acidez, úlcera de estómago, vómitos y diarreas.

Cicatrización y curación de heridas: esta planta también tiene un alto contenido en taninos, lo que la convierte en un gran remedio cicatrizador y perfecto para curar las quemaduras, llagas o heridas. En este sentido, en la Edad Media, era considerada como un antibiótico, y se usó mucho para curar las heridas de guerra. Más tarde en el siglo XVI recibió el nombre de la Hierba de las heridas y después Hierba militar.

Síndrome premenstrual: se han realizado estudios para verificar la eficacia de la hierba de San Juan para tratar el síndrome premenstrual, los cuales resultaron favorables, por tanto esta hierba puede actuar en los síntomas del síndrome premenstrual, los cuáles pueden incluir la ansiedad, la tensión nerviosa, la confusión, la depresión y el llanto.

Desintoxicación hepática: la hierba de San Juan incrementa la función de algunas enzimas del hígado que se encargan en la descomposición de los medicamentos y de las toxinas. Aunque esto es algo bueno, también puede reducir la efectividad de ciertos medicamentos.

Cómo usar la hierba San Juan

Lo que suele usar de esta hierba es el aceite de hipérico, el, cuál se suele tomar en cápsulas y que podemos encontrar en herbolarios y en farmacias que vendan productos homeopáticos y naturales. No obstante, también se puede tomar el aceite en sí mismo.

Para tomar la hierba de San Juan como tratamiento para la depresión te recomendamos que tomes unos 300 miligramos tres veces al día, normalmente con las comidas.

También se puede tomar 300 miligramos de aceite dos veces al día durante 4 o 6 meses para comenzar a ver resultados, como un sedante.

Para tomar esta hierba como inhibidor de la acidez y tratamiento digestivo, con tomar 3 mililitros de aceite de hipérico tres veces al día es suficiente. (Una cucharadita pequeña)

En el caso de que desees curar un eczema, una quemadura o una herida, límpiala primero y después aplícate un poco de aceite de hipérico en la zona aplicada, es un gran antiinflamatorio, antibacterial y ayuda en el proceso de la cicatrización. Recuerda que la hierba de San Juan produce fotosensibilidad, por lo que no se recomienda exponerse al sol después de aplicársela.

Cuándo no tomar hierba de San Juan

Antes de comenzar a tomar la hierba de San Juan debes acudir a tu médico para consultar la compatibilidad de esta hierba con otros medicamentos que estés tomando, ya que esta hierba resulta incompatible con numerosos componentes y medicamentos. Algunos de ellos son el ácido aminolevulínico, la digoxina, el imatinib, la Warfarina, el Dilatin, el irinotecan o las píldoras anticonceptivas.

Nunca deberás tomar hierba de San Juan si estás embarazada o quieres quedarte embarazada, ya que numerosas investigaciones revelan que esta hierba puede causar problemas de infertilidad, ya que afecta a los óvulos, aunque los resultados todavía no han sido certificados.

Tampoco se debe usar la hierba de San Juan si se tienen algunos trastornos mentales, como un desorden bipolar, TDAH, depresión mayor, esquizofrenia, enfermedad de Alzheimer, etc.

Además si vas  a sufrir una cirugía tampoco deberás tomar esta hierba, por lo menos durante las dos semanas anteriores a la operación y unas semanas después de esta.

Posibles efectos secundarios de la hierba de San Juan

Los estudios han demostrado que mientras que se esté tomando únicamente la hierba de San Juan durante un período inferior a 3 meses, esta es totalmente segura. Además recuerda que es muy importante tomar las dosis correctas y no tomar este tratamiento de forma excesiva, puesto que también puede ser perjudicial.

Tomar la hierba de San Juan durante largos períodos de tiempo o en combinación con otros medicamentos pueden producir algunos efectos secundarios, entre los cuales encontramos:
dolor de cabeza, boca seca, irritación de piel, fotosensibilidad, calambres musculares y sudoración, inquietud, pérdida de apetito, ritmo cardíaco normal, manía o psicosis, daño hepático, presión arterial alterada, náuseas, vómitos, diarrea y estreñimiento, hinchazón, irritación de piel, insomnio, aumento del colesterol, posibles reacciones alérgicas, dificultad con la inducción de anestesia, trastornos del sistema nervioso, aumento de los niveles de la hormona estimulante del tiroides, etc.
Ten en cuenta que algunos efectos secundarios son más graves que otros.

Ahora conoces todo sobre la hierba de San Juan, cómo tomar y sus propiedades y beneficios, ya sólo queda que decidas si deseas tomar esta hierba o no y por supuesto consultar antes a tu médico para saber si puedes tomarla de forma segura.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.