Los piercing en la nariz son bastante atractivos y suelen quedar bastante bien en nuestra nariz, sin embargo, requiere de unos cuidados especiales para mantenerlo saludable.

Hoy vamos a hablar de uno de los cuidados básicos existentes para este piercing, el cual es su limpieza. Mucha gente tiende a descuidarla, algo que podría producirte consecuencias terribles en tu perforación nasal.

Cuando no se limpia correctamente, podría ser que se llenase el piercing de microorganismos infecciosos, haciendo que la herida(ya que un piercing es una herida hasta que cicatriza), se infecte. Esto podría tener varias consecuencias, las más leves sería una infección curable o que se cerrase el agujero y las más graves pueden ir desde que se pudra la zona de la piel donde está realizado hasta que se caiga directamente ese trozo de piel de la nariz.

Por estos motivos, te voy a enseñar como limpiar un piercing de la nariz, con todos los pasos que debes seguir para mantener de manera saludable esta bonita perforación. Son consejos que no te van a costar ni demasiado dinero ni demasiado esfuerzo y que cualquier persona puede hacer.

Sin enrollarme más, te ofrezco estos consejos desde doncomos.com y su sección de salud, así que presta especial atención a partir de ahora.

¿Que necesitas para limpiar un piercing en la nariz?

  • Jabón lagarto.
  • Agua con sal.
  • Jabón de manos.
  • Un bastoncillo de algodón.
  • Un paño seco.

Instrucciones para limpiar un piercing en la nariz

  1. Preparación y explicación de la limpieza:
    Un piercing de la nariz estándar(con estándar me refiero a uno que no esté ya infectado y que haya sido realizado de la manera correcta, es decir, hecho con un profesional) necesita entre dos y cuatro limpiezas diarias(en el caso de dos, una por la mañana y otra por la noche). Vamos a utilizar varios productos para la limpieza, creando una especie de mejunje especial con jabón lagarto, agua y sal. El jabón lagarto es uno de los mejores jabones que hay, ya que es capaz de limpiar a fondo una zona del cuerpo sin dañarla en absoluto y la sal es el mejor desinfectante natural del mundo. Por eso considero que el jabón lagarto y la sal son la mezcla perfecta. Vamos a usar un bastoncillo mojado en la mezcla para limpiar el piercing con precisión y finalmente vamos a aplicar un paño seco para dejarlo libre de agua.Una vez explicado todo lo que vamos a hacer, ya podemos comenzar.
  2. Preparar la mezcla:
    El jabón lagarto que vamos a usar puede conseguirse en cualquier supermercado a un precio muy bajo. El formato de este jabón suele ser en forma de pastilla, por lo cual , debemos coger un trozo pequeño, aplastarlo y mezclarlo con el agua y la sal para que quede completamente líquido. Vamos a mezclar todo ello hasta que nos quede una pasta homogénea. La mezcla no se nos va a estropear y nos va servir para varios lavados, sin embargo, aconsejo guardarlo en la nevera para que dure mucho y que nos aguante mucho más.
  3. Aplicar la mezcla:
    Vamos a aplicar la mezcla que acabamos de crear directamente en el piercing, lo cual vamos a hacerlo directamente con el bastoncillo. Lo primero es lavarnos bien las manos, ya que si tenemos las manos sucias, vamos a infectarnos la mezcla y será peor el remedio que la enfermedad. Ahora vamos a mojar el bastoncillo en la mezcla, dejando que la cubra completamente. Ahora vamos a aplicarla sobre el piercing, intentando llegar a todas las zonas del mismo y que quede completamente limpio, lo cual garantiza la ausencia de infecciones.
  4. Secado:
    Una vez hayamos realizado la limpieza, es importante que dejemos el piercing totalmente seco, ya que algunos microorganismos se transmiten a través del agua. Vamos a usar un paño seco, con el cual vamos a secar muy suavemente la zona del piercing, haciéndolo hasta que quede completamente seco y teniendo especial cuidado de no mover la zona bruscamente para evitar daños en la zona del piercing.

Consejos para limpiar un piercing en la nariz

  • Otros cuidados:  No solo vale con que limpiemos el piercing sino que hacen falta otros cuidados para garantizar la total higiene y salud del mismo. Evita utilizar cosméticos como colonias, maquillajes… sobre la zona del piercing, ya que lo irritará fuertemente. No muevas nunca el piercing y no te lo saques hasta que no hayan pasado 4 meses(cicatrización) ya que sino se cerrará el agujero. Evita andar tocándote el piercing por dos razones, la primera porque lo podrías mover sin querer y la segunda porque podrías infectártelo al tener la mano demasiado sucia. A la hora de escoger una joya, escoge acero quirúrgico y evita la bisutería, la cual te podría hasta pudrir la nariz.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.