Que existen numerosas plantas con capacidades medicinales y numerosas propiedades beneficiosas para la salud es conocido por todos. Si bien es cierto hay personas que prefieren hacer uso de la medicina tradicional, otras en cambio se decantan más por la medicina natural y el uso de plantas para aliviar sus dolencias, ya que en principio, las plantas suelen tener ningún o menos efectos secundarios que los medicamentos.

Dentro de estas plantas medicinales encontramos el lantén, una planta muy abundante y fácil de encontrar que tiene numerosas propiedades beneficiosas para la salud, que ahora veremos.

Si deseas conocer más acerca de esta planta, así como las propiedades curativas del Llantén, sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a mostrártelas todas así como otra información de utilidad acerca del Llantén.

Qué es el llantén

El llantén es sin duda una de las plantas medicinales más abundantes que podemos encontrar, por tanto es fácil conseguirlas para aprovechar sus propiedades curativas. De esta planta se usa tanto las hojas como las semillas para hacer los remedios caseros que nos ayudarán a curar dolencias y enfermedades, como por ejemplo en el tratamiento de heridas, y como tratamiento ante ciertos problemas digestivos y respiratorios.

Esta planta es una hierba, de origen Europeo y Americano. Es una planta perenne, de hojas planas que pueden alcanzar unos 15 centímetros de largo y que son las que la caracteriza y la hace distinguir de otras plantas, por otro lado, también tiene flores de color amarillo en forma de espiga. Sus hojas son totalmente comestibles, por tanto, además de ser utilizadas en los remedios caseros de la medicina natural, también se están usando en platos culinarios, en platos fríos, como las ensaladas o en platos calientes, como en guisos, purés, o sopas.

Propiedades curativas del llantén

El llantén, en su composición, presenta algunos principios activos que nos ayudarán a combatir ciertas dolencias y problemas de salud. Estos principios son: los flavonoides, el ácido salícico, taninos, mucílagos, y glucósido aucubina.

Por tanto, el llantén posee las siguientes acciones: antiséptica, antibiótica, antiinflamatoria, calmante, antihemorrágica, antitusivo, laxante, expectorante, astringente, emoliente, saciante, cicatrizante y depurativa.

Gracias a estos principios y las acciones del llantén, esta planta curativa será de utilidad en los siguientes casos:

Como hemos mencionado, el llantén es ideal para tratar ciertos problemas respiratorios, tal es el caso de:

  • Ayuda a que las vías respiratorias funcionen mejor.
  • Ayuda a tratar problemas de laringitis y faringitis.
  • También alivia la bronquitis crónica.
  • También es efectiva en casos de sinusitis y asma.
  • Es ideal en los casos en se padezca rinitis, ya que ayuda a respirar mejor, gracias a sus propiedades se consigue reducir la inflamación en la nariz y además se combate la posible aparición de bacterias.

En cuanto a la salud bucodental, el llantén puede colaborar en ciertos casos:

  • Se puede usar para mejorar y mantener una buena salud de las encías, además es ideal para curar llagas y heridas bucales.
  • Ayuda a reducir el dolor en los dientes y encías.

Otros tipos de usos a nivel urinario que puede tratar el llantén son:

  • Se usa como tratamiento y para aliviar varios problemas de la vejiga diferentes, así como para combatir las infecciones urinarias.
  • El llantén puede usar en los casos en que se presente cistitis.

También podemos usar el llantén para tratar ciertos tipos de problemas digestivos y encontrarnos mucho mejor o completamente curados:

  • Podemos usar el llantén en los casos de gastritis, intestino irritable, y úlceras pépticas.
  • Para la diarrea.
  • Disminuye el dolor de las hemorroides.

El llantén se podrá usar para tratar ciertos problemas en sangre:

  • Esta planta favorece en los casos de hipertensión.
  • Ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre que sean altos.
  • Ayuda a depurar la sangre.

Podemos usar las hojas de llantén en forma de cataplasma para curar heridas y daños exteriores y evitar que se inflamen y se infecten:

  • Ayuda en la eliminación de ácido úrico o gota.
  • Ayuda a aliviar el herpes zoster, gracias a sus propiedades antibacterianas.
  • Tiene una gran capacidad para parar hemorragias.
  • Se puede usar sobre inflamaciones, y golpes.
  • Se puede preparar para hacer desaparecer parásitos, tanto a nivel externo como interno.
  • También es buena actuando ante el veneno de la serpiente cascabel.

En cuanto a problemas y molestias oculares, podemos usar el agua destilada de llantén para tratar:

  • Irritaciones en los ojos
  • Infecciones oculares
  • Locución ocular en general.

A nivel general, podemos usar el llantén en otros muchos casos:

  • Permite recuperarnos con mayor rapidez de resfriados y gripes.
  • También es ideal para ayudar a bajar la fiebre.
  • Ayuda a luchar contra el reumatismo.
  • Calma el dolor de garganta, alivia la tos y la afonía.
  • Es ideal para aquellas personas que quieran bajar de peso o que estén a dieta (gracias a su propiedad saciante).
  • Alivia las picaduras producidas por los insectos.
  • Ayuda a disminuir o calmar los dolores producidos por la menstruación, gracias a sus propiedades calmantes y antiinflamatorias.
  • Gracias a la gran cantidad de antioxidantes que posee esta planta es ideal para proteger y prevenirnos de los daños ocasionados por los radicales libres.

Efectos secundarios del llantén

Normalmente el llantén administrado por vía oral no presenta ningún efecto secundario. No obstante, hay que tener en cuenta, que las personas que son alérgicas al melón, también suelen serlo al llantén, por tanto debes ser precavido en esta situación.

Nunca se deberá tomar llantén en caso de que se esté embarazada o se crea estarlo, ya que puede provocar un aborto involuntario, debido a que el llantén puede ocasionar algunos cambios en el útero.

Cómo usar el llantén

Para casos de heridas abiertas o de uso cutáneo se deberá calentar las hojas y luego ponerlas sobre la zona de la herida o de la picadura, así como en golpes. La raíz del llantén es usada contra el veneno de la serpiente cascabel. Y sus semillas servirán para eliminar los parásitos.

La forma más común de tomar las hierbas medicinales es a través de las infusiones, y en el caso del llantén no podría ser menos. Para ello pondremos agua a hervir. Una vez que alcance este punto le añadiremos una cuchara de hojas de llantén tanto frescas como secas (lo que desees) por cada taza de agua que hayas hervido, taparemos la olla y la dejaremos en reposo durante diez minutos. Después ya podremos colar la infusión y tomarla calentita.

Por otro lado también podrías preparar zumos, por lo que puedes tomarlo frío. Para ello en una licuadora agrega un vaso de agua fría, y dos cucharadas de hojas de llantén frescas. Licua muy bien el zumo y tómalo preferiblemente en ayunas. Esta forma es especialmente útil en los casos de problemas estomacales, como úlceras estomacales, gastritis y de colon irritable.

Ya ves las increíbles propiedades curativas del llantén y todas las dolencias que puedes tratar con esta planta, además también te sirve para prevenir estos y muchos otros problemas de salud en general. Por tanto no dudes en usar esta planta, ya sea en infusión o en zumos en la mayoría de los casos para tratar tus problemas de salud.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.