El naproxeno  es un analgésico, antipirético y especialmente antiinflamatorio, perteneciente a los medicamentos no esteroides ni narcóticos. Este tipo de medicamento inhibe las actividades que realiza la enzima llamada ciclooxigenasa, esto da como resultado una reducción en la formación de predecesores de las prostaglandinas a partir del ácido araquidónico, por otro lado el paracetamol es principalmente un analgésico y también un antipirético, es no narcótico y posee una acción selectiva sobre el Sistema Nervioso Central (SNC) y de esta manera no hay bloqueo cortical. La forma de actuar de este medicamento se da por la elevación de lo llamado umbral del dolor y la actividad antipirética se da por una acción que es a nivel del centro termorregulador, este está ubicado en el hipotálamo. Continúa leyendo Naproxeno con Paracetamol – Indicaciones, usos, dosis y efectos Secundarios

El efecto tiene una duración de un aproximado de seis horas, tanto en niños como en adultos las acciones analgésicas y antipiréticas se dan después de la hora de haberse suministrado este medicamento.

Indicaciones

Como antipirético es efectivo para tratar la fiebre.

Para tratar la inflación y el dolor

Este medicamento ayuda a aliviar el dolor que va de leve a moderado y como también es un antiinflamatorio, lo recomiendan en ciertas situaciones como por ejemplo después de una intervención obstétrica, ortopédica o dental, también es utilizado para aliviar el dolor del músculo esquelético con lesiones atléticas como esguinces, torceduras, tendinitis, golpes, estiramientos fuertes, entre otros.

Así mismo es usado para tratar otro tipo de inflamaciones que son dolorosas pero no son reumáticas, entre esto encontramos por ejemplo la bursitis, sinovitis, capsulitis, tenosinovitis, entre otras.

Para tratar enfermedades pertenecientes al grupo de las reumáticas: aumento de la inflamación y dolor en la osteoartritis, artritis reumatoide, artritis juvenil y espondilitis, así mismo para pesudogota o gota aguda.

Las vías respiratorias con infecciones deben tratarse con antibióticos y esta pastilla puede servir de complemento.

Este artículo también pueden ser de tu utilidad: Cómo tomar naproxeno

Dosis

Para aquellas enfermedades que son reumáticas como la espondilitis o la artritis, la administración será de una hasta dos tabletas diarias cada doce horas, por un periodo de cinco a máximo siete días.

En tratamientos causados por lesiones atléticas como los golpes, los estiramientos, las torceduras y los esguinces, la administración será de una tableta cada ocho horas, o de dos tabletas cada doce horas, esto por un periodo mínimo de cinco días y máximo de siete.

Para tratar la dismenorrea: se debe administrar dos tabletas al iniciar y luego una tableta cada ocho horas entre dos y cuatro días.

Para tratar la fiebre se suministra una tableta cada doce horas, según lo ordene el médico esto se puede incrementar hasta cuatro tabletas en el día o sea 1100 mg.

Este medicamento en niños se debe administrar de la siguiente forma: en niños que sufren de artritis juvenil y que tengan más de cinco años de la siguiente manera: naproxeno: diez mg / kg de su peso corporal y lo mismo con el paracetamol, su administración sería cada doce horas.

En caso de no tener alivio al finalizar al tratamiento se hace muy importante la consulta con el médico que está tratando las dolencias.

Contraindicaciones

Las siguientes personas no deben utilizar el medicamento, a no ser que haya circunstancias especiales donde el médico lo ordene, aún sabiendo que el paciente presenta algunas de las características aquí descritas.

Aquellas personas que tienen hipersensibilidad al paracetamol o al naproxeno.

Personas que en ocasiones anteriores han sufrido de erupción en la piel como urticaria, rinitis o síndromes asmáticos, después de haber tomado otros antipiréticos o analgésicos.

Aquellas personas que están bajo tratamiento con algún anticoagulante oral.

Personas con anemia, úlcera en el duodeno, gastritis severa, hemorragia digestiva, la enfermedad llamada de Crohn, colitis de tipo ulcerosa y diverticulitis.

Si se tiene hemofilia o algún tipo de desorden en la coagulación.

Alteración  de plaquetas.

Si la persona ha tenido una severa reacción alérgica que haya sido provocada por la toma de ácido acetilsalicílico o algún otro medicamento perteneciente a los AINE (antiinflamatorios  no esteroides).

Si se sufre de pólipos nasales que estén asociados con un broncoespasmo que haya sido provocado por el ácido acetilsalicílico o algún otro medicamento de tipo AINE, podría haber un riesgo alto de una reacción alérgica severa.

Insuficiencias hepáticas y renales severas.

Para las infecciones que son preexistentes tampoco está indicado.

El asma y la anemia se pueden agravar.

Aquellas personas que están predispuestas a tener retención de líquido, entre esto encontramos: enfermedades cardiacas congestivas, funciones cardiacas comprometidas, edemas preexistentes, diabetes, hipertensión, disfunción renal, sepsis o el desvanecimiento del volumen extracelular, esto es debido a que se puede aumentar el riesgo de una insuficiencia renal.

Como el alcoholismo puede predisponer a una toxicidad de tipo gastrointestinal, también está contraindicado.

Cualquier disfunción hepática o cirrosis, puesto que el medicamento procede a metabolizarse en el hígado.

Si se presenta una hepatitis viral, pues se estaría aumentando el riesgo de que se presente una agranulocitopenia

Precauciones

Los pacientes que son sensibles a algún antiinflamatorio no esteroide, o sea los llamados AINE, incluyendo aquí la aspirina, pueden presentar sensibilidad al naproxeno con paracetamol, pues los AINES pueden hacer aparecer anafilaxia o broncoconstricción a los pacientes que tienen asma y presentan sensibilidad al ácido acetil salicílico, principalmente aquellos que tienen pólipos causados por este mismo.

Embarazo

No se han hecho estudios que hayan sido apropiados y controlados debidamente en humanos, en animales sí se han hecho y hasta el momento no se han presentado efectos secundarios en el desarrollo del feto. La FDA (Fundación de alimentos y medicamentos) tiene a esta medicina en la categoría B mientras el período de embarazo. Es de destacar que el paracetamol traspasa la placenta.

Lactancia

Tanto el naproxeno como el paracetamol salen por la leche materna en una concentración menor (1%), pero hasta hoy no se ha reportado algún problema en humanos.

Niño

Este medicamento está indicado en niños si se le da un uso antipirético, pero lo recomendable es suministrarse desde los doce años de edad. Los estudios específicos del paracetamol no mostraron efectos pediátricos para limitar el uso en los niños, en cambio con el naproxeno sí hubo algunas incidencias: como la erupción de tipo cutáneo, más hemorragia en niños que presentan artritis juvenil o en niños de dos años. No se han hecho estudios de este medicamento en bebés menores de dos años.

En geriatría

En una persona adulta mayor este medicamento debe darse con precaución, pues recordemos que el naproxeno con paracetamol pertenece a los medicamentos llamados AINES y estos aumentan el riesgo de toxicidad de tipo gastrointestinal, lo que puede provocar sangrados y ulceraciones, pudiendo resultar en consecuencias bastante serias. Por otro lado también aumenta el riesgo de que se presente una toxicidad de tipo renal o hepática, por ello si se hace necesario este medicamento, se recomienda la mitad de la dosis.

Cirugía

En este caso también se debe suministrar con mucha precaución, pues los medicamentos AINE hacen que haya una inhibición en la agregación de las plaquetas y también puede hacer que haya un sangrado más prolongado y también aumentar el mismo en la intra operación y post operación. Con los AINE hay que tener precaución puesto que los mismos posiblemente causarían ulceraciones, irritación y dolor en la mucosa oral.

Efectos secundarios que se hace necesario ser atendidos medicamente

Con una frecuencia mayor una dermatitis de tipo alérgica como rash y urticaria, retención de líquidos, efectos renales, zumbido en los oídos y dificultad para respirar.

Con una frecuencia menor: efectos de tipo ocular, que haya una cambio en la visión, que esta sea doble o borrosa, equimosis, hinchazón aftosa, que la audición se vea disminuida, algún efecto renal con sed.

Que se dan rara vez, o sea menos de uno por ciento: depresión, confusión, insuficiencia cardíaca, meningitis aséptica, dermatitis de tipo exfoliativa, eritemas multiformes, prurito, neuropatía, foto sensibilidad, sangrado en el recto, hemorragias y sangrados gastrointestinales, colitis, perforación o ulceración gastrointestinal,  menstruación en abundancia, presencia de sangre en la orina, sangrados vaginales, cistitis, eosinofilia, anemia tanto hemolítica como aplásica, trombocitopenia, leucopenia, ictericia o hepatitis.  Algunas reacciones por hipersensibilidad como vasculitis, anafilaxia, angiodema, fiebre ya sea acompaña de escalofríos o no, calambres, síndrome llamado de Loeffler, disfunciones renales, necrosis y nefritis. Gracias al paracetamol puede también haber fallas renales, cólicos renales y piuria estéril.

Efectos secundarios que se requiere de una visita al médico sólo si son prolongados o se hacen molestos.

Con una frecuencia mayor: somnolencia, vértigo, dolores de cabeza moderados, algún efecto gastrointestinal leve como un cólico, malestar general  moderado, náuseas, sensaciones de ardor y constipación.

Con una frecuencia menor: incremento de la sudoración, un poco de taquicardia, aturdimiento, indigestión y diarrea.

Se dan raras veces: dificultad para poder dormir, debilidad no usual, vómito, debilitamiento de los músculos.

Sobre dosis

Si se presenta una sobredosis se deberá hacer un vaciamiento del estómago, un lavado gástrico, suministrar carbono activado, también se podrán administrar alcalinizantes o antiácidos y vitamina K entre otros, si esto ocurre lo que se debe hacer es ir inmediatamente a urgencias para que los médicos procedan a realizar el tratamiento más adecuado.

Almacenamiento

Debe estar en un lugar fresco y seco a una temperatura que esté entre los 15 y los 30 grados centígrados.

Notas

Este es un artículo totalmente informativo, nunca te auto mediques, no olvides consultar a tu médico quien es el que tiene la potestad de recetar y decirte qué es lo mejor para ti, pregunta bien sobre este medicamento antes de utilizarlo.

 

 

¿Te ha gustado?