¿Sabes cómo se llaman todos los dedos de la mano? ¿Y los de los pies? En el lenguaje coloquial, cuando estamos haciendo algo y por lo que sea algún dedo sufre un golpe o te cae algo en algún dedo del pie, decimos “me he he hecho daño en el dedo del medio”, o “he metido el dedo anular en el cuello de la botella y no podía sacarlo”. Muchas personas saben cómo se llaman los dedos de las manos, pero otras muchas se refieren a ellos de manera genérica, “el pequeñito”, “el gordo”…

Y sí tienen nombre, pero sólo los dedos de la mano, pues en los pies sólo tiene nombre el más grande, el dedo gordo, al que así se llama, pero no los demás. Pero, ¿de dónde vienen los nombres de los dedos de las manos? Y ya puestos, ¿de dónde viene la palabra “dedo”?

A continuación te damos unas breves explicaciones sobre los nombres de los dedos y el origen de esos nombres, y así, si no los conocías, podrás llamar a los dedos de las manos, que tan imprescindibles han sido en el desarrollo de la civilización humana, por su nombre.

Cuáles son los nombres de los dedos

¿Por qué “dedo”?

La palabra dedo viene del latín, la lengua madre de todos los idiomas romances hablados en los países que estuvieron bajo la dominación romana. “Dedo” procede de “digitus”, el nombre latino para estas partes finales de la mano o de los pies. De ese término vienen otras palabras como dígito, el número que se puede contar con los dedos, de 0 a 9. o digital, información introducida en un ordenador por teclado manual.

El meñique

El dedo más pequeño tanto en la mano como en el pie, el quinto para los romanos, proviene, según la Academia de la Lengua, del cruce de las palabras “menino”, niño en portugués, y “mermellique” o “margarique”, derivación en francés de la palabra antigua “margariz”, que quería decir renegado, traidor, cualidades que de antiguo se atribuían de forma popular a este dedo. Tenga o no relación, se puede señalar que hay organizaciones mafiosas, como la yakuza, en las que la costumbre ha sido cortar el dedo meñique en caso de deslealtad.

También se le ha conocido como “auricular”, por su capacidad de poder ser introducido en el oído con más comodidad que el resto de sus compañeros.

Además, tiene un sentido vulgar enseñar el meñique alzado en China, y en India, representa que una amistad se ha roto. En Japón existe una leyenda que habla de que las personas que han nacido para emparejarse y amarse tienen sus meñiques atados por un hilo rojo, que sería la arteria ulnar que une al meñique con el corazón. Y en Estados Unidos, en algunos lugares llevar un anillo en el meñique da a entender que se es una persona abierta y predispuesta al amor.

El anular

El cuarto dedo contando desde el pulgar se llama dedo anular, el de los anillos, cosa fácil de entender dado que es el dedo donde se coloca el anillo de compromiso y después el de matrimonio en numerosos países alrededor de todo el mundo, una antigua costumbre que se inició en Egipto, pasó después a Grecia y Roma y luego a todo el mundo cristiano y a otras civilizaciones.

Esto ha llevado a lo largo de la historia al nacimiento de todo tipo de leyendas que representan al dedo anular como el símbolo del amor y del matrimonio y de su perdurabilidad a lo largo de la vida.

Cuáles son los nombres de los dedos

El dedo corazón

El tercer dedo, o mayor o medio, ha recibido este nombre desde hace siglos por analogía con el corazón humano, centro del cuerpo, de las emociones y de la salud. El dedo corazón es el más grande y largo y destaca por eso entre los demás.

Las manos son esenciales para el desarrollo vital y lo han sido a la hora de la evolución técnica y el desempeño de las personas con su entorno, lo que ha originado miles de leyendas, anécdotas e historias relacionadas con los dedos. En concreto, con el dedo corazón tenemos el famoso gesto que en España se viene denominando “peineta”, es decir, reunir los dedos en un puño y soltar el dedo corazón con la yema hacia la cara del que hace el gesto. Es muy típico de los países anglosajones, y quiere decir “¡que te den!” y en inglés “¡fuck you!”. El origen de este gesto está en la batalla de Agincourt, en Francia, en 1415, durante la Guerra de los Cien Años, cuando los franceses, dando por ganada la batalla, planeaban cortar el dedo corazón a los arqueros ingleses e impedir que volvieran a lanzar otra flecha en su vida. Sin embargo, los ingleses ganaron e hicieron este gesto a los soldados franceses para mofarse de ellos, porque podían seguir lanzando sus flechas.

El dedo índice

El nombre del segundo dedo se denomina índice y es un nombre muy gráfico dado que este es el dedo con que acostumbramos a indicar o señalar algo o alguien, señalar una advertencia, acusar, o seguir las líneas de una lista, por ejemplo.

Cuáles son los nombres de los dedos

El dedo pulgar

El primer dedo se llama pulgar, y es el que convierte a la mano humana en una herramienta formidable, porque su posición opuesta al resto permite hacer pinza, agarrar y envolver algo al entrelazarse con el resto de los dedos.

Su nombre procede del uso que se hacía de este dedo para matar pulgas, pues la palabra latina para pulga es muy parecida, como pasa en castellano, e incluso hay lugares donde el pulgar recuerda esa costumbre, como en Mallorca, que se llama matapuces, o en gallego, matapiollos, y en algunos lugares del sur de Francia y del norte de Italia.

Los pies

Los dedos de los pies no tienen nombre, a excepción del más grande, el dedo gordo, aunque curiosamente, sí lo tiene lo que algunos llaman el sexto dedo, el juanete, proveniente de la antigua atribución a los labriegos por su duro trabajo físico expuesto a las inclemencias del tiempo, y a la vez, de llamarles Juan en general. Por eso, el refrán “A Juan le ha salido un juanete”, o sea, una protuberancia de tamaño casi tan grande como el propio Juan, hablando con exageración.

¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.