Cómo poner una inyección

Por lo general, cuando ponemos inyecciones en nuestra propia casa, éstas son intramusculares. Continúa leyendo Cómo poner una inyección. Una inyección IM, o sea intramuscular, es un medicamento que como su nombre lo dice se debe administrar en el músculo por medio de una jeringa.  Hay medicamentos que sólo funcionan de este modo para que puedan actuar de la manera correcta, otras veces preferimos acudir a esto ya que vía oral nos cae mal la medicina o porque por este medio sentimos que hay una recuperación más rápida.

La jeringa

La inyecciones siempre se aplican por medio de una jeringa la cual contiene tres partes que son las siguientes: el émbolo, el cilindro y por supuesto la aguja que es la que introduciremos en el músculo, el cilindro por lo general tiene unas marcas en ml como imitando una regla y el émbolo es lo que nos ayudará a introducir y luego extraer el medicamente que necesitemos de la jeringa.

Materiales para la aplicación de una inyección

  • Una toallita impregnada de alcohol, puede también ser un algodón.
  • Una gasa de dos pulgadas por dos pulgadas, ésta debe estar esterilizada.
  • Jeringa y agujas totalmente nuevas y del tamaño adecuado.
  • Guantes desechables.

Sitios para aplicar la inyección

Músculo

Debes observar el músculo y luego dividir este en tres partes iguales, el tercio que será el medio es donde deberás aplicar la inyección. Es bueno aplicar la inyección en el músculo ya que es visible. Si el niño tiene menos de tres años éste será un buen lugar.

La cadera

La persona a la cual se le va a aplicar la inyección se deberá acostar de lado. Luego para encontrar donde se debe poner la inyección, deberás poner tu palma de la mano en la parte de arriba externa del músculo en donde están ubicados los glúteos, luego apunta tu dedo pulgar sobre la ingle y los dedos mirando hacia la cabeza del paciente, se debe formar una V cuando separes el dedo primero de los otros tres debes sentir el borde del hueso de la persona a lo largo de las puntas de tu meñique. Debes aplicar la inyección en todo el medio de la V.  La cadera se convierte en un buen lugar para aplicar inyecciones en adultos y en niños que tienen menos de siete meses.

Músculo superior de un brazo

Deberás descubrir por completo la parte de arriba del brazo, y para la inyección, haz un triángulo invertido y aplica la inyección en el centro de éste. Debes sentir el hueso que atraviesa la parte de arriba del brazo, el cual se llama acromion, la parte de abajo del hueso es lo que formará la base que necesitas para el triángulo. La punta del triángulo quedará directo debajo de la mitad de la base y cerca del nivel donde está la axila. El área que deberás buscar para que sea la correcta, es en la mitad del triángulo, de una a dos pulgadas por debajo de la parte de abajo del acromion. Este lugar se debe descartar si el músculo es pequeño o la persona es delgada.

Los glúteos

Debes descubrir uno de los lados de los glúteos, toma una toallita impregnada de alcohol y dibuja una línea que vaya desde la parte de arriba de la hendidura que separa los glúteos y que llegue al lado del cuerpo. Debes encontrar la mitad de la línea y ve tres pulgadas arriba, y estando en este punto dibuja una nueva línea que vaya hasta abajo, la cual deberá cruzar la primera línea que hiciste y terminar en la mitad de ese glúteo, debes haber hecho el dibujo de una cruz. En el cuadro que quedó en el lado superior hacia afuera sentirás un hueso de forma curva y deberás aplicar la inyección en el cuadro superior hacia afuera que se encuentra por debajo de dicho hueso. Este lugar no debe usarse en los niños menores de tres años y bebés, ya que estos músculos aún no terminan de desarrollarse.

Elegir el lugar para la aplicación de la inyección

Debes mantener un registro de donde se van aplicando las inyecciones, se puede ir haciendo una lista de aquellas áreas que se van usando, el registro puede llevar el lugar de la aplicación, la fecha y la hora.

Puedes cambiar el lugar cuando apliques una inyección, es bueno hacerlo para de este modo evitar que haya cambios en la piel o cicatrices, las áreas donde se van aplicando las inyecciones deben separarse por lo menos una pulgada. El médico te dirá si la inyección debe ser aplicada en un punto específico.

Instrucciones para poner una inyección

  1. Paso uno Debes preparar todo el material en un lugar que esté completamente limpio.
  2. Paso dos Lávate muy bien las manos con bastante agua y con jabón, sécate y ponte los guantes, de este modo evitarás infecciones.
  3. Paso tres Antes de proceder a inyectar, debes fijarte muy bien en qué estado está el medicamento, mira su fecha de caducidad.  Si está bien y el medicamento indica que hay que preparar una mezcla, hazlo.
  4. Paso cuatro Pon al paciente en la posición deseada y trata de que relaje lo que más pueda la zona en donde se va a aplicar la inyección, pues esto hará que el dolor disminuya.
  5. Paso cinco Deberás asegurarte de que el interior de la jeringa no vaya a tener aire.
  6. Paso seis Desinfecta bien la zona, para esto limpia con un algodón impregnado en alcohol y espera a que se seque y no vayas a tocar esa área hasta el momento que vas aplicar la inyección.
  7. Paso siete Toma la jeringa con tu mano más hábil y ponla entre tu dedo pulgar y tu dedo índice, el cilindro que tiene la jeringa deberá quedar en el dedo corazón (medio).
  8. Paso ocho Debes presionar y luego halar suavemente la piel con la mano que tienes libre, para así poder tensar el músculo un poco.
  9. Paso nueve Sostén el cilindro que tiene la jeringa de forma fuerte y usa tu muñeca para meter ya la aguja dentro de la piel y en el músculo. Esto se debe hacer en un ángulo de noventa grados. Debes hacerlo con mucha seguridad.
  10. Paso diez Una vez introduzcas la aguja aspira (halando el émbolo) un poco para que de este modo te asegures de que no has tocado ningún vaso sanguíneo, si ves que la jeringa en su inicio se ha llenado de sangre, entonces querrá decir que la has introducido en un vaso y deberás retirarla, vuelve a hacer el proceso pero no exactamente en el mismo punto y deberás utilizar otra jeringa y un nuevo medicamento. Lo ideal es que si te toca repetir el proceso lo hagas al otro lado.
  11. Paso once Si está todo correcto, es hora de inyectar el medicamento, debes empujar el émbolo para empezar a inyectar, hazlo lentamente, no debes forzar el medicamento empujándolo con fuerza. Hay algunos medicamentos que producen más dolor que otros.
  12. Paso doce Cuando termines de inyectar todo el medicamento, procede a retirar la aguja exactamente en el mismo ángulo como la introdujiste, desecha todo este material en lugares que sean seguros para esto.
  13. Paso trece Toma un algodón seco y presiona con suavidad el punto donde se hizo la punción.
  14. Paso catorce Cubre con gasa aquella área donde pusiste la inyección.

Riesgos

Puede haber infección, dolor, entumecimiento o sangrado. En caso de haber tos, estornudos o fiebres, es importante consultar con el médico, también si se presenta inflamación.

Este artículo donde te explicamos cómo tomar Enantyum Imyectable también te será de utilidad.

Consejos para poner una inyección

Nunca apliques una inyección sin receta médica.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.