Es común vernos atacados por algún tipo de virus o bacteria o simplemente sufrir un daño de estómago, los cuales son acompañados de diarreas y vómitos, allí botamos muchas sales y minerales indispensables que hacen que nos deshidratemos y que la ingesta abundante de líquido no sea suficiente, es entonces cuando tenemos que pensar en tomar suero, ya que la función de éste es precisamente que recuperemos los minerales perdidos; el suero es el mejor remedio para contrarrestar la deshidratación, pero muchas veces el mismo malestar no nos deja salir de casa para conseguirlo, por eso hoy te enseñamos cómo preparar suero casero.  Seguro tendrás los ingredientes para su elaboración en casa, es muy sencillo.

Es un remedio que utilizaban nuestras abuelas y que hoy en día sigue siendo muy eficaz, es muy práctico, fácil, y lo mejor de todo bastante económico, pues la receta tiene sólo 5 ingredientes totalmente caseros.

Existen varios niveles de deshidratación, los cuales pueden ser graves, moderados o leves, generalmente causados por la pérdida abundante de agua en el organismos y todas las sales minerales que ésta contiene,  las pérdidas no sólo se producen con los vómitos y diarreas, también suelen darse por sudor excesivo producido por el ejercicio o el calor, también por ingerir de una forma no adecuada algunos diuréticos, causando la eliminación de orina más de lo recomendable.

Si el caso de deshidratación es moderado o leve, basta con beber abundante agua, dos litros cada día; el suero casero será recomendable, según los médicos, sólo en casos de deshidratación grave, ya que el agua sola no será suficiente para suplir las pérdidas, y por este motivo se le debe agregar la sal (clorato de sodio)  y el azúcar (glucosa); aparte de reponer sales y minerales, la sal es una retenedora de líquidos en el intestino, lo que ayudará también a reducir en buena medida la diarrea.

Para saber si tu deshidratación o la de tus familiares califica como grave, se deben presentar los siguientes síntomas: cansancio excesivo, sed exagerada, resequedad en la boca, somnolencia, esto a veces  irá acompañado de dolores de cabeza, mareos y baja presión arterial, muchas veces hasta se llega al desmayo.
Cómo preparar suero casero

¿Que necesitas para preparar suero casero?

  • Agua embotellada o hervida
  • 250 ml de zumo de limón
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharadas de azúcar

Instrucciones para preparar suero casero

  1. Si no posees agua de botellón, el primer paso será ponerla a hervir, si la tienes omite este paso.
  2. Toma una jarra de buena capacidad, entre 1,5 y 2 litros.
  3. Vacía un litro de agua.
  4. Exprime los limones hasta completar una taza y añádela al agua.
  5. Echa 1 cucharadita de sal, ingrediente principal, el cual te ayudará a recuperar lo perdido.
  6. Seguidamente echa la media cucharadita de bicarbonato de sodio.
  7. Por último echa las dos cucharadas de azúcar.
  8. Revuelve muy bien todos los ingredientes, la mezcla debe quedar homogénea; si utilizaste una botella tapa y agita, si por el contrario fue una jarra u otro recipiente, toma una cuchara de mango largo y remueve.
  9. Esta será la ración para un día, bébelo de a pocos sin bogártelo, trata de tomar un poco cada vez que entres al baño a evacuar, la cantidad ideal es la misma que se ha perdido.
  10. Este suero casero es ideal para casos de gastroenteritis y otros casos de diarrea, te mantendrá hidratado.Cómo preparar suero casero

Consejos para preparar suero casero

  • Este es un artículo informativo, nunca olvides consultar a tu médico quien es el que tiene la potestad de diagnosticar enfermedades, así como de medicar y de tratar.
  • Si han pasado 24 horas, deberás desechar este suero casero y preparar otro, esta será su caducidad.
  • Este suero sirve para reemplazar el agua y todas las sales minerales perdidas durante los vómitos y las diarreas.
  • Es un suero que es adecuado para todas las edades, inclusive es beneficioso para animales que presentan los síntomas, así que si tu perro o gato lo necesita, adelante.
  • Es muy importante que prestes atención a las cantidades de los ingredientes y no abusar, así por ejemplo si exageras en la sal y se lo das a beber a un niño deshidratado, podrías generarle convulsiones.
  • Al final de la preparación puedes probarlo para comprobar que no esté demasiado salado, el punto de comparación podría ser una lágrima.
  • No es recomendable darle este suero a bebés que no hayan cumplido los 6 meses, deben ser rehidratados por la propia leche materna, este suero tiene gran cantidad de sal y  azúcar y los riñones y el hígado del bebé aún no están lo suficientemente formados para recibir esto sin una supervisión médica; si tu bebé presenta caso de deshidratación, llévalo de inmediatamente a urgencias o a su pediatra.
¿Te ha gustado?
22 usuarios han opinado y a un 86,36% le ha gustado.