Qué es un tomógrafo computarizado y para qué sirve

Contenido del Artículo

¿Alguna vez has tenido algún accidente automovilístico? Esta experiencia puede llegar a ser traumática para quien la sufre y para las personas allegadas a la víctima.

En estos casos, las posesiones materiales y las pérdidas económicas no son las más importantes. De hecho, la pérdida puede ser total, pero si los que iban dentro permanecen con vida, se considera como un motivo de ganancia.

Sin embargo, por más leve que haya sido el accidente, es probable que traiga consigo consecuencias. Muchas de ellas pueden ser visibles, como golpes, hematomas, cortaduras, facturas, etc.

Estas lesiones pueden ser atendidas con prontitud, pues se detectan con facilidad y a tiempo. Pero, con el paso de los días puede que se presenten otros indicios de que algo no va bien. Por ejemplo, dolor abdominal, sangrado nasal o en la orina, entre otros. Esto podría obligar a los médicos a realizar intervenciones urgentes, pues la vida del paciente se encuentra comprometida.

tomógrafo computarizado

No obstante, estas complicaciones pueden evitarse si se realizan exámenes más profundos. Uno de ellos es la tomografía, la cual se realiza a través de un aparato computarizado llamado tomógrafo, el cual se encarga de proporcionar una imagen más exacta de la condición en la que se encuentran ciertos órganos del cuerpo.

Si nunca has sufrido un accidente de este tipo y gozas de una excelente salud, es poco probable que alguna vez te hayas tenido que enfrentar a un tomógrafo. Sin embargo, te vendría bien conocer qué es, para qué se utiliza, cuáles son las partes que lo componen y qué se debe hacer a la hora de someterse a un examen diagnóstico con un tomógrafo.

A través de este breve post compartiré contigo todo lo que necesitas saber sobre este aparato, así contarás con suficiente conocimiento antes de ser examinado por él.

Instrucciones

tomógrafo computarizado

Un tomógrafo es un aparato automatizado que se utiliza para realizar tomografías. A su vez, la tomografía hace posible el procesamiento de imágenes por secciones y, al resultado, se le conoce con el nombre de tomograma.

Dependiendo del tipo de tomografía y del área en que se vaya a emplear, es posible encontrar diferentes tipos de tomógrafos. Si bien es cierto que el uso más frecuente, que conocemos, es en el área de la medicina, también existen en la arqueología, la biología, la geofísica, la ciencia de los materiales, etc.

En cuanto a su funcionamiento, se encarga de combinar radiografías que se toman desde varios ángulos del cuerpo y se vale del procesamiento informático para arrojar imágenes transversales de los huesos, los vasos sanguíneos y los diferentes tejidos blandos que hay en el cuerpo. De esta manera es posible contar con información mucho más detallada y exacta.

Un tomógrafo computarizado tiene muchos usos. Sin embargo, uno de los más comunes es para examinar rápidamente a las personas que han sufrido accidentes automovilísticos y puedan presentar lesiones internas o algún otro tipo de traumatismo.

Se utiliza para poder ver diferentes partes del cuerpo y hacer diagnósticos de enfermedades o lesiones. También, se emplea para planificar tratamientos médicos, intervenciones quirúrgicas y radiaciones.

Un profesional de la salud recomendará una tomografía en los siguientes casos:

  • Para diagnosticar trastornos musculares y óseos.
  • Determinar cuál es la ubicación de un tumor, una infección o un coágulo de sangre.
  • Para guiar procedimientos médicos, tales como cirugías, biopsias y radioterapia.
  • Detectar y mantener controladas enfermedades y otras afecciones, como el cáncer, enfermedades del corazón, nódulos en los pulmones y tumores en el hígado.
  • Para controlar la efectividad de los tratamientos administrados, como el que se emplea para combatir el cáncer.
  • Para detectar lesiones internas y sangrado interno.

Ahora que estás más familiarizado con lo que es un tomógrafo, con la manera en que funciona y para qué se utiliza, ¿qué más necesitas saber sobre el tema?

Que Necesitas

tomógrafo computarizado

Antes de someterte a un examen con un tomógrafo, es necesario que estés al tanto de cuáles son los posibles riesgos que correrás. Por ejemplo:

  • Al estar dentro de él, te expondrás a radiación ionizante por un breve espacio de tiempo.
  • Sin embargo, la cantidad de radiación es superior a la que se recibe durante una radiografía, ya que el tomógrafo se encarga de reunir información más detallada. Con todo, hasta ahora no se ha demostrado que esta cantidad de radiación pueda llegar a causarte daños a largo plazo.
  • No obstante, una dosis más alta, sí puede incrementar el riesgo de llegar a desarrollar algún tipo de cáncer.
  • Si estás embarazada, lo más recomendable es que se lo comuniques antes al médico. Este, tal vez vea necesario hacer otro tipo de examen, como una ecografía o una resonancia magnética para evitar exponer al feto a las radiaciones.
  • También pueden presentarse reacciones al material de contraste. Este es un tinte especial que se debe tomar antes de realizarse una tomografía. También se puede administrar por las venas o introducirse en el recto.
  • En algunos casos, pudiera llegar a causar problemas médicos o reacciones alérgicas. Por lo general, se trata de reacciones leves, como picazón o sarpullido. En raros casos esta reacción alérgica puede poner en riesgo la vida.
  • En tal caso, a manera de prevención, es útil que le informes a tu médico si anteriormente has presentado algún tipo de reacción a este material de contraste.
  • Es normal que, ante la posibilidad de entrar a un tomógrafo por primera vez, tengas ciertos temores y dudas sobre cómo será la experiencia. En tal caso, te vendrá bien conocer estas recomendaciones.

Consejos

tomógrafo computarizado

Dependiendo de cuál sea la parte del cuerpo que van a explorar con el tomógrafo, es posible que te pidan que hagas ciertas cosas. Por ejemplo:

  1. Que te quietes toda o parte de la ropa y te coloques una bata hospitalaria.
  2. Que retires todos los objetos metálicos que puedes tener, como cinturón, joyas, dentadura postiza, gafas, etc. Ya que estos objetos pueden llegar a interferir en los resultados de la imagen.
  3. Que no comas ni bebas nada unas horas antes de la exposición al tomógrafo.
  4. Quizás requieras que te administren material de contraste. Tal como ya lo he mencionado anteriormente, es necesario para resaltar algunas áreas del cuerpo que serán examinadas.

Este material se encarga de bloquear los rayos x y se torna de color blanco en las imágenes. Esto ayuda a destacar los vasos sanguíneos, los intestinos y otras estructuras.

Además de lo anteriormente dicho, hay que señalar que no se trata de un estudio doloroso. Y, si se usa un tomógrafo nuevo, solo durará unos cuantos minutos.

Los escáneres del tomógrafo tienen la forma de una dona gigante que está apoyada a un lado. Tendrás que acostarte en una mesa que se desliza por una apertura hacia una especie de túnel. Es posible que te fijen con almohadas y correas para ayudarte a mantener la posición.

A medida que vayas deslizándote hacia dentro, los detectores y el tubo de rayos x rotarán a tu alrededor. Cada vez que lo hagan obtendrán imágenes de cortes finos de tu cuerpo. Mientras eso ocurra, escucharás diferentes sonidos como zumbidos y chasquidos.

Todo esto ocurre bajo la supervisión de un técnico con el que te podrás comunicar por medio de un intercomunicador. En algunos momentos, es posible que te pida que contengas la respiración para evitar que las imágenes queden borrosas.

Luego de la exploración con el tomógrafo, es posible que te pidan que te quedes un poco más para garantizar que te sientas bien. Si te han administrado material de contraste, deberás tomar agua en abundancia para ayudar a los riñones a eliminar el material de contraste de tu cuerpo.

El tomógrafo es un aparato que, aunque tiene diferentes fines, se emplea con mucha frecuencia para salvar la vida de las personas, ya que hace posible detectar a tiempo ciertas enfermedades y patologías. Por eso, no dudes en ingresar a uno, cuando sea necesario hacerlo.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.