Aprender cómo sacar agua de los oídos no tiene porqué resultar difícil. No obstante no hay que olvidar que los oídos son muy sensibles y hay que tratarlos con cuidado para evitar que sufran infecciones o que se dé una perforación de tímpano.

Y estamos seguros de que todos nuestros lectores, en algún momento de su vida, han tenido que enfrentarse a esta situación. Es normal que se cuele agua dentro de los oídos cuando estamos duchándonos y colocamos la cabeza en una posición inadecuada. También suele pasar cuando nos bañamos en la piscina o en el mar.

dolor de oídos

¿Sacar agua de los oídos es difícil?

No tiene porqué serlo si se sabe cómo hacerlo. Pero, ¡ojo!, es un proceso que requiere de mucho cuidado. Si no estás seguro de cómo hacerlo después de leer los siguientes consejos es mejor que acudas a tu médico de cabecera o a la enfermera de tu centro de salud. Ellos sabrán asesorarte y explicarte con simpleza cuáles son los principales pasos a seguir para que no dañes ninguna parte del oído.

Ahora que ya estás preparado para saber cómo sacar agua de los oídos es el momento de que comencemos a revelarte algunos de los mejores trucos y consejos. ¡Sigue leyendo!

¿Que necesitas para quitar agua de los oídos?

NECESITAS

  • Leer el siguiente post
  • Prestar atención a los consejos que te vamos a dar
  • Seguir las instrucciones
  • Acudir al médico ante cualquier duda o si nosotros mismos no somos capaces de sacar todo el agua de los oídos sin dañarlos

Instrucciones para quitar agua de los oídos

INSTRUCCIONES

  1. Intenta sacar el agua del oído inmediatamente. Si mientras te bañas en la piscina o te estás duchando notas que te ha entrado agua en uno o ambos oídos, realiza las siguientes acciones lo antes posible. Si estás en la ducha apaga el grifo. Si estás nadando sal del agua. A continuación sacude la cabeza de un lado a otro pero manteniendo cierta inclinación en el oído en el que ha entrado el agua. De esta manera el agua irá hacia afuera en vez de penetrar más dentro del oído. Si con este movimiento no es suficiente, inclina la cabeza hacia el oído afectado y apoya la oreja sobre el hombro. Con la otra mano golpea la cabeza en el lado opuesto para ayudar a expulsar el agua de forma natural.
  2. Realiza movimientos de drenaje. Si la técnica anterior no te ha servido de ayuda o no ha sido suficiente, estos movimientos pueden ser tu salvación. De nuevo nos toca inclinar la cabeza por el lado afectado. En esa misma posición comienza a balancear la cabeza de adelante atrás y tira del lóbulo de la oreja que tiene agua. De esta manera abrirás más el canal auditivo para que el agua salga hacia afuera y no siga introduciéndose más dentro en tu oído.
  3. Acuéstate en la cama o en el sofá con la cabeza colgando. Este es otro de los trucos más socorridos para sacar el agua del oído. Recuerda dejar la cabeza colgando por el lado del oído que se ha visto afectado por el agua. De esta manera el agua se drenará de manera natural.
  4. Crea vacío. Otra técnica es crear vacío en el oído en el que nos ha entrado agua. Para ello solo tienes que inclinar la cabeza hacia el lado del oído que se ha visto afectado. De esta forma la gravedad te ayudará en tu cometido de forma natural. A continuación coloca la palma de la mano debajo de la oreja afectada. La palma ha de quedar colocada de tal manera que tome la forma de cuenco debajo de tu oreja. Lo normal es que quede un poco cubierta por ella. A continuación mueve la palma hacia arriba y abajo para que el agua fluya hacia afuera. Si con la palma no terminas de apañarte puedes hacer la prueba con un dedo. Coloca el dedo en el oído afectado y mantén la cabeza inclinada. El oído debe quedar orientado hacia abajo. Ahora empuja y tira rápidamente con el dedo para hacer vacío en el oído. Si usas la técnica del vacío recuerda que el oído nunca puede estar hacia arriba. Si no tomas esta precaución lo único que conseguirás es que el agua se introduzca cada vez más en el interior de tu canal auditivo y resulte verdaderamente difícil eliminarla de manera natural. El recurso de usar los dedos solo ha de utilizarse si no eres capaz de sacar el agua con la ayuda de la palma. Piensa que se trata de un sistema más agresivo y que por tanto hay que ser más cuidadoso con su uso.

Consejos para quitar agua de los oídos

Recuerda que si tienes cualquier duda sobre cómo sacar agua de los oídos lo más conveniente es que acudas a tu médico de cabecera. Si por algún motivo el agua persiste en tus oídos durante mucho tiempo, un otorrinolaringólogo es el experto que podrá curarte. Esto puede sucederte, por ejemplo, si intentan sacarte tapones de cera de los oídos con el antiguo sistema de introducir agua a presión por el oído. Si la cura no se hace adecuadamente el agua puede quedar dentro del oído y literalmente “macerar” la carne si no se retira en un periodo corto de tiempo.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.