Seguramente hayas sufrido algún dolor de cabeza que otro en tu vida, aunque sea un dolor leve. Esto suele ser algo bastante habitual entre las personas. En este artículo vamos a hablar sobre el dolor de cabeza: en qué consiste, cuáles son las causas más comunes y qué podemos hacer para aliviarlo.

¿Qué es el dolor de cabeza?

Este dolor es una molestia en la cabeza, el cuello o el cuero cabelludo. No siempre tiene por qué estar localizado específicamente en un lugar determinado. Y, así mismo, no siempre nos duele en el mismo lugar. La mayoría de las veces, los dolores de cabeza (o cefaleas) son fruto de las situaciones ambientales por las que pasamos cada uno de nosotros. Y, en ocasiones, cuando el dolor es insoportable y muy intenso y persiste durante mucho tiempo, puede ser una señal de alguna enfermedad más grave. Si llevas mucho tiempo con fuertes dolores de cabeza, llegando incluso a tener que dejar de hacer cosas a menudo por esto, consulta a tu médico lo antes posible.

Pero, como decíamos, la mayoría de las veces los dolores de cabeza tienen que ver con el estilo de vida que llevamos o la situación por la que estamos pasando. Un ejemplo específico puede ser los dolores de cabeza que tienen las mujeres durante la premenstruación. Estos dolores no quieren decir que tenga una enfermedad grave. Sino que ocurren a consecuencia de la llegada de la menstruación.

¿Cuáles son las causas más comunes del dolor de cabeza?

Alguna de las causas más frecuentes para las cefaleas son:

  • Los cambios bruscos en las horas habituales de sueño. Si llevas unos días en los que has dormido mucho menos o mucho más de lo que sueles estar acostumbrado, puede causarte dolor de cabeza.
  • Posición anormal de la cabeza. Sostener o mantener la cabeza en posiciones extrañas durante mucho rato puede hacer que sufras cefalea. Por ejemplo, cuando por cualquier razón has pasado la noche durmiendo en una postura extraña, por la mañana tendrás más probabilidades de que te duela la cabeza y el cuello. Otra situación común en la que suele pasar esto es en los viajes largos. Hay veces que nos quedamos dormidos sentados en el autobús, tren, avión… cuando estamos viajando. Por esta razón es normal que, a veces, cuando llegamos a nuestro destino, se nos levante dolor en la cabeza y en el cuello.
  • Resaca. Beber grandes cantidades de alcohol hará que a la mañana siguiente (o después de dormir) sientas bastante dolor. Esto es específico para cada persona. Pues hay quienes sufren mucho cada vez que beben y otros que apenas sienten una ligera molestia.
  • Tener poco tiempo de descanso. Trabajar durante varias horas sin descansar. O pasar mucho tiempo delante del ordenador o del móvil. Todo esto puede hacer que te empiece a doler.
  • Situaciones emocionales. Esto influye mucho más de lo que nos creemos. El estrés, la ansiedad o la depresión son algunos ejemplos de situaciones que nos provocan dolores en la cabeza.
  • Traumatismo craneal. Sufrir un golpe en la cabeza hará que te duela la cabeza durante algún tiempo. Cuanto más fuerte haya sido el golpe, peor serán los resultados. Por eso, hay ocasiones, que las personas que han sufrido algún accidente de tráfico o han sufrido un fuerte golpe en la cabeza se quejan más de cefalea.

¿Cómo puedo quitar el dolor de cabeza?

Instrucciones para quitar el dolor de cabeza

Aunque sufrir cefaleas leves sea algo común, existen remedios naturales que te ayudarán a que pase más rápido:

  1. Bebe agua en abundancia. Esto es lo primer que debes hacer. Una de las causas más comunes del dolor de cabeza es la deshidratación. Además, esto es especialmente importante si has vomitado. O cuando tu dolor es a causa de la resaca. Asegúrate de tomarte uno o dos vasos de agua cuando sientas dolor. Después, sigue bebiendo frecuentemente durante todo el día.
  2. Té de limón. Este té ayudará en gran medida a que desaparezca el dolor. Además te asegurarás de beber agua. Para hacerlo, solo necesitas un litro de agua y dos limones. Pon en un cazo el litro de agua con la cáscara de los dos limones. Deja que hierva durante 15 minutos aproximadamente. Después, retíralo del fuego. Haz zumo con los dos limones y agrégaselo al agua hervida. Puedes tomarlo frío o caliente, como más te guste.
  3. Descansa en un lugar oscuro y tranquilo. Habrás notado que cuando tienes cefalea cualquier ruido te molesta. Además, las luces fuertes también te resultarán desagradables. Por eso, tu mejor opción es irte a tu habitación y dejarla a oscuras. Si hay otras personas en la casa, pídeles por favor que no hablen muy alto. El silencio será tu mejor aliado en esta ocasión. Además, asegúrate que la cama sea lo suficientemente cómoda. Y otro aspecto importante que debes cuidar es la temperatura. Lo mejor sería que no esté ni demasiado fría ni demasiado caliente. Aunque déjate llevar por lo que necesites.
  4. Masajea tu cabeza. Un buen remedio es darte masajes (o que te los den) en la cabeza. De esta forma, aumentarás el riego sanguíneo. También aliviará la tensión. Simplemente tienes que poner los dedos en tu cráneo e ir haciendo círculos. Tienes que hacerlo durante un rato para empezar a notar la mejoría. También puedes utilizar rascadores de cabeza suaves. Hay muchas personas que se quedan dormidas cuando le tocan la cabeza. Si encuentras a alguien que te haga el masaje, mejor, así podrás quedarte dormido.
  5. Utiliza paños fríos. Se ha comprobado que poner un paño frío sobre la cabeza ayuda a aliviar el dolor. Sobretodo cuando el dolor se concentra en la sien. Puedes coger un cubo de agua fría y ponerle hielo. Mete el paño y empápalo completamente. Después escúrrelo para que no te gotee. Ahora túmbate y coloca el paño en tu frente. Cuando veas que se está calentando, vuelve a mojar el trapo. Ten en cuenta que si el dolor de cabeza es debido al estrés o al cansancio, puede funcionar peor. En estos caso, quizás sería mejor que te dieras un baño de agua caliente. O, en su defecto, que coloques un paño empapado en agua caliente sobre tu frente.
  6. Utiliza jengibre. Puedes elaborar un té de jengibre que te ayudará con tu dolor de cabeza. El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Por esto es ideal para combatir los dolores de cabeza. Pon un vaso de agua a hervir. Coge un trozo de jengibre y, cuando rompa a hervir el agua, rállalo y agrégalo al agua.
  7. Medicación. Por último, si has intentado todo lo demás y no te ha servido. O estás fuera de casa y no puedes hacer nada de lo anterior. Puedes tomarte un analgésico. Para la mayoría de éstos no necesitas receta médico, ya que son genéricos. Ves a la farmacia más cercana y pregúntale al farmacéutico/a. Suele tardar alrededor de 30 minutos en empezar a hacer efecto. (Este artículo te puede ser de utilidad: Cómo Tomar Enantyum

    Imagen de: http://holadoctor.com/

    Imagen de: http://holadoctor.com/

Mantener un estilo de vida saludable y alejarte el estrés te ayudará a no tener dolor de cabeza. Si tus dolores de cabeza son muy fuertes y los tienes a menudo, acude a un médico. Cuando empiezan a interferir con tu día a día no son una buena señal.

Imagen de: http://www.astook.com/

Imagen de: http://www.astook.com/

Esperamos que este artículo os haya servido de gran ayuda.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.