¿Te gustaría saber cómo quitar una verruga? En ese caso has llegado al lugar adecuado. Desde doncomos queremos ofrecerte algunos senillos consejos. Pero vayamos por partes. Comencemos por explicar qué es una verruga.

¿Qué son las verrugas y por qué salen?

Las verrugas aparecen a lo largo y ancho de nuestro cuerpo: en la cara, en las manos, en los pies en las axilas, en el ano e incluso en los genitales. Se trata de pequeñas lesiones que surgen debido al virus del papiloma humano. Cuando aparecen en caras y pies puede resultar algo antiestético y mucha gente prefiere eliminarlas.

El sistema para eliminar verrugas puede resultar doloroso porque las verrugas tienen muchos terminales nerviosos. Al tener su propio sistema de irrigación se sangra mucho cuando se eliminan.

Normalmente las verrugas aparecen porque en algún momento dado hemos tenido contacto con el VPH. O lo que es lo mismo, el virus del papiloma humano. Este virus es muy fácil de contagiar. Solo es necesario tener algún tipo de lesión superficial en la piel, como un arañazo. Su aparición también está asociado con deficiencias en el sistema inmunológico. Del mismo modo si tu sistema inmunológico es débil o está débil, es más fácil que desarrolles verrugas en tu cuerpo.

De hecho, se calcula que del 80 % de la población que contrae en algún momento de su vida el VPH, solo el 5 % termina por desarrollar verrugas.

Este artículo también te te será de utilidad: Cómo quitar verrugas

¿Existen diferentes tipos de verrugas?

Efectivamente, así es. Las verrugas se clasifican en diferentes tipos dependiendo de en la zona en la que salgan. Los lugares más frecuentes donde suelen aparecer las verrugas son los pies y las manos, la cara, las rodillas e incluso los codos. Su aspecto y tamaño puede variar dependiendo del tipo de verruga que sea. Conozcamos a continuación las 8 clasificaciones más comunes.

  1. Verrugas comunes. Muchas personas, tarde o temprano, terminan teniendo este tipo de verrugas. Se caracterizan por ser muy similares a una especie de bultito. Su tejido es áspero al tacto. Pueden llegar a tener hasta un centímetro aproximadamente y su textura es parecida a la de una coliflor. No obstante, también pueden ser planas y prominentes.
  2. Verrugas planas. Son planas y sobresalen muy poco de la piel. Son comunes en las manos y en la cara y su pigmentación es un poco más oscura que la de la propia piel.
  3. Verrugas lisas. Son muy similares a las planas y también se dan en la cara y en las manos. Son un poco más elevadas que las de tipo plano.
  4. Verrugas plantares. Son aquellas verrugas que aparecen en los pies, normalmente en la planta. Tienen un aspecto muy similar a las de las verrugas comunes. Son algo oscuras y blandas y resultan bastante dolorosas. Al estar situadas en la planta del pie suelen ser más planas que las comunes debido a la presión que se ejerce sobre la planta del pie al caminar. Por este mismo son también más grandes.
  5. Verrugas genitales. Suelen generarse por contacto sexual y son similares a las verrugas comunes. Se sitúan alrededor del ano y en la zona de los genitales.
  6. Verrugas del agua. Este tipo de verrugas se generan por el virus mollusca. Suelen ser similares a ampollas y contienen un líquido acuoso de color blanquecino. Este líquido es muy contagioso. Pueden aparecer en la cara, las manos y en los pies.
  7. Verrugas filiformes. Son de tipo benigno y físicamente son pequeñitas y alargadas. Pueden aparecer muchas en el mismo sitio o de manera independiente. Aparecen en manos, cara, nariz, párpados, cuello y labios. Debido a su ubicación son bastante difíciles de eliminar.
  8. Verrugas en mosaico. Reciben este nombre por la forma en la que se agrupan. Son muy difíciles de erradicar porque resultan muy resistentes a los actuales tratamientos. Normalmente hay que repetir un par de veces el tratamiento para eliminarlas por completo.

¿Cómo quitar una verruga?, ¿es difícil?

Depende del tipo de verruga que sea. Por ejemplo, las verrugas en mosaico son más difíciles de eliminar pero no imposibles.

@wikimedia

En cualquier caso no se recomienda eliminarlas cortándolas, quemándolas, arrancándolas o rompiéndolas tú mismo. Siempre has de acudir a un médico para que lleve contigo el tratamiento adecuado. Veamos paso a paso las técnicas más adecuadas para saber cómo quitar una verruga.

¿Que necesitas para quitar una verruga?

  • Leer el siguiente artículo
  • Acudir a tu médico de cabecera o directamente a un dermatólogo si tienes un seguro de salud privado

Instrucciones para quitar una verruga

  • Quitar verrugas con láser. Hoy en día es una de las técnicas más utilizadas y recomendadas para eliminar las verrugas. Se utilizan diferentes tipos de láser, a modo de bisturí, para eliminarlas. Entre los más comunes están el láser Erbium-YAG, el láser de CO2 y el láser de Neodimio-YAG.
  • Quitar verrugas con crioterapia. Otra de las técnicas más utilizadas en la actualidad es la crioterapia. Para quitar verrugas con crioterapia se usa nitrógeno líquido o bien dióxido de carbono sólido. El tratamiento consiste en congelarlas por medio de estos compuestos. La verruga se cae sola al momento o en un par de días. Este tratamiento resulta algo doloroso pero es uno de los más efectivos. La zona en la que se aplica se tornará de color rojo y luego oscurecerá. Se genera una especie de costra que termina cayéndose con el paso de los días.
  • Quitar verrugas con electrodesecación. En este caso las verrugas se eliminan con un procedimiento que implica una ligera descarga eléctrica sobre el tejido afectado. Esta descarga destruye la verruga eliminándola por completo.
  • Quitar verrugas por medio de medicación. Se trata de un tratamiento algo más largo. Este tipo de medicamentos se componen de sustancias ácidas que con el tiempo van quemando las verrugas. Es muy común utilizarlo en adolescentes, cuando les salen verrugas en las manos.
  • Quitar verrugas con antibióticos inyectables. Este tipo de antibióticos son complementarios al resto de tratamientos. Sirven para alterar el ADN de la verruga y evitar que se siga extendiendo por el resto del cuerpo.
  • Quitar verrugas por medio de tratamiento quirúrgico. Es el menos recomendado a la hora de hacer frente a las verrugas porque puede suponer una diseminación viral nada agradable.

Consejos para quitar una verruga

Consejos para prevenir la aparición de verrugas

Como todos sabemos no hay mejor cura en la medicina actual que la prevención. Y lo mismo pasa con las verrugas. SI quieres evitar que te aparezcan lo mejor es ser prevenido y seguir con mimo los siguientes pasos.

  • No toques las verrugas. Ni las tuyas ni las de otra persona. Si tienes que tocar las verrugas es mejor que lo hagas con guantes. En caso de no poder, asegúrate de lavarte las manos a conciencia después.
  • No te rasques las verrugas. Ni tampoco las toques. Esto evitará que te las contagies por el resto del cuerpo. Evita, por supuesto, que otros te las toquen.
  • No compartes tu ropa ni toallas con otras personas. Piensa que se trata de una enfermedad contagiosa y por tanto hay que tener el máximo cuidado para evitar que otros se contagien. Cambiar de ropa con tu hermano o hermana puede ser suficiente para que lo contagies.
  • En las zonas públicas, evita el contacto directo con las manos. Por ejemplo, si acudes frecuente mente al gimnasio, lo mejor es que uses guantes o manoplas de gimnasio para tocar los equipos. Igualmente, si has de tumbarte sobre cualquier aparato no dudes en colocar una toalla para evitar el contacto directo.
  • Utiliza siempre el preservativo. Tanto si eres una persona muy activa sexualmente como si no lo eres, no olvides tomar precauciones cuando mantengas relaciones sexuales. El virus del papiloma humano es considerado una enfermedad de transmisión sexual. Y los preservativos son la forma más sencilla de evitar contagiarte con enfermedades de este tipo.
  • Mejora tu sistema inmunológico. Tomar una alimentación más adecuada es un método excelente para mejorar tu sistema inmunológico de manera natural. Una forma de conseguirlo fácilmente es evitar al máximo el consumo de azúcares simples, pues reducen la eficacia del sistema inmunológico. Igualmente aumenta la cantidad de antioxidantes que recibe tu cuerpo. Los antioxidantes son excelentes para mejorar el sistema inmunológico. Puedes encontrarlos de forma natural en las frutas y las verduras. Así que no dudes en aumentar la ingesta de estos alimentos. Evita todo lo posible la ingesta de alimentos procesados, por ejemplo la bollería industrial. Lo más aconsejable es que tomes productos crudos y frescos. Las verduras mantienen mucho más sus propiedades si se toman crudas o se cuecen ligeramente para ablandarlas solo un poco.

Si tomas nota de estos sencillos consejos muy pronto podrás librarte de las verrugas. Y, como te decimos siempre en doncomos, recuerda que no somos médicos. Siempre que padezcas cualquier tipo de enfermedad lo más aconsejable es que acudas a tu médico de cabecera. Piensa que él conoce a la perfección tu expediente y sabrá derivarte al especialista adecuado en caso de que lo necesites. No juegues con tu salud. Es muy importante.

Estaremos encantados de que compartas tus propios trucos con nosotros en el apartado de comentarios. ¡Gracias por leernos!

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.