En el mundo acelerado en el que vivimos, donde el correr e intentar llegar a hacer miles de cosas, donde parece que en el día no sobra ni un segundo y en cambio necesitamos añadir más horas parece prácticamente imposible relajarse.

Déjame decirte que a pesar de la vida estresante que llevas relajarte es fundamental por muchas razones, aunque la principal es tu salud. Tu cuerpo y sobretodo tu mente necesitan un descanso de vez en cuando para recargar pilas.

Este artículo también te puede interesar: Cómo Relajarse

Además los momentos de relajación también tienen otros resultados muy buenos. Por ejemplo, libera el estrés, reduce el mal humor, afrontas los problemas con mayor tranquilidad, la toma de decisiones no se ve nublada por agobios, dolores de cabeza, o sensación de falta de tiempo.
Por todo ello vamos a explicarte cómo relajar la mente, verás que si te lo propones puedes sacar tiempo para ello y recibir todos sus buenos efectos. Además algunos de estos trucos no te llevarán tanto tiempo como te piensas

Instrucciones para relajar la mente

  1. Cuando hablamos de relajarnos seguro que una de las primeras cosas en las que piensas es en un buen baño caliente, y la verdad es que realmente funciona. El movimiento del agua a temperatura caliente relaja los músculos y la tensión.
    Si además añades al agua unas gotas de aceite esencial de salvia, aceite de oliva o caléndula los efectos relajantes serán mayor y además ¡habrás hidratado tu piel!
    Si para ti el ambiente lo es todo, puedes encender velas, inciensos, poner música relajante, e incluso llevarte una copa de vino a la bañera o una bebida caliente.
    Cómo dormir profundamente
  2. La meditación también resulta muy útil para relajarse. Puedes comenzar sentándote con las piernas cruzadas o en una silla, cerrar los ojos y centrarte en la respiración, en cómo entra y sale el aire de tu cuerpo, poco a poco notarás cómo estás dejando de pensar y tu mente se libera, nada existe en ese momento solo el movimiento del aire.
    Cómo relajarse
  3. Otra buena opción para relajarte es dedicarte un rato al día a tu hobbie. Mientras realizas una actividad que te encanta y te concentras en ella, encuentras paz, relajas la mente y al final tu nivel anímico también se ha visto reconfortado. Hay muchas actividades desde la jardinería, hasta la lectura pasando por pintar o dibujar, encuentra lo que más te gusta hacer y reserva un hueco en la agenda para ello, seguro que te mereces ese tiempo y más.
  4. Ejercicio físico aunque puede parecer contradictorio, el ejercicio físico libera endorfinas, por lo que te sentirás más feliz y con más energía, sobre todo si lo realizas a primera hora de la mañana, además, verás cómo afrontas el día con mayor motivación y ganas, y los problemas no serán tan grandes, puesto que con el ejercicio físico liberas el estrés y la mente se relaja. Después de una sesión de ejercicio físico notarás cómo ves las cosas de otra manera. No es preciso que inviertas muchas horas a realizar un deporte, con al menos 20 minutos al día conseguirás estos maravillosos efectos.
    Por otro lado puedes hacer ejercicio sin que sientas que lo estás haciendo. Por ejemplo, sube las escaleras en vez de subir en ascensor o aparca más lejos del lugar a donde vas en vez de aparcar en la puerta.
  5. El yoga además de ser perfecto para tu cuerpo gracias a los movimientos, posturas y estiramientos que requiere su práctica, también es perfecto para relajarte, ya que controlarás la respiración y liberarás la mente en el proceso.
    Cómo relajarse
  6. Disfrutar de tu música favorita también puede ayudarte a relajarte. Pon aquel tipo de música que más te tranquilice y te ayude a despejar tu mente. Por supuesto recuerda que los tipos de música que te hacen bailar y tienen un ritmo muy rápido te activarán en vez de relajarte. Por otro lado la música también hará que mejore tu estado de ánimo.
  7. Para algunas personas repetirse una frase de calma o mantra les suele funcionar, sobre todo si se recurre a ella en momentos de máximo estrés cuando más necesitas tranquilizarte. Puedes usar frases tan cortas y sencillas como: “Todo irá bien”, “Mantén la calma” o “Respira”.
  8. Disfrutar de un ratito en la naturaleza es un gran método para relajarte, acude a la playa, a la montaña o incluso a un parque o al jardín, lo importante es que te centres en los ruidos y música que emite la naturaleza, como el movimiento del agua, el viento, el cantar de los pájaros, únicamente escucha, siente, respira y libera la mente.
  9. Acude a un rincón que te relaje o apartado de la situación que te estás estresando. Realiza unas respiraciones profundas durante al menos 5 minutos. Este es un método rápido para tranquilizarte y afrontar una situación estresante o un problema.
  10. Las visualizaciones también son un buen método para relajarse. Sólo tienes que cerrar los ojos y verte en un lugar específico como una playa paradisíaca o haciendo algo que realmente te gustaría hacer o estar haciendo. El despejar tu mente del problema o situación actual te relajará rápidamente además te puede animar y mejorar tu estado de ánimo.
  11. Debes recordar que es preciso dormir bien cada día, por lo que debes dedicarle suficientes horas al día a dormir. Es la forma que tiene el cuerpo de descansar realmente, además es el momento en que muchos problemas se pueden resolver o medir en su justa medida a través de sueños. Mientras duermes puedes enfrentarte a problemas que no puedes resolver durante la vigilia. Lo que más se recomienda es dormir entre 7 y 8 horas al día, y por supuesto seguidas. Además, es la mejor forma de evitar el envejecimiento prematuro.
    Cómo dormir profundamente
  12. Evita las bebidas con cafeína o energizantes puesto que sólo van a empeorar el problema y van a hacer que tu nivel de ansiedad incremente rápida y fácilmente. En cambio puedes tomar alguna bebida relajante o infusión como la manzanilla o tés naturales, pero que estos no tengan teína.
  13. Teniendo en cuenta el punto anterior también deberías evitar el azúcar y la repostería industrial. Sólo has de pensar cómo se pone un niño cuando come muchos dulces ¡imparables! Exacto. Pues en los adultos también tienen el mismo efecto así que conseguirás todo lo contrario a relajarte.
  14. Jugar con tu mascota y dedicarle tiempo también puede relajarte y hacer que te evadas del resto de problemas y asuntos que te abruman y te estresan. Salid a pasear, jugad e incluso enséñale a que haga caso de tus órdenes así como a realizar algunos trucos interesantes, como a dar la pata.
  15. Si te gusta la lectura saca un ratito al día para leer y sumergirte en la historia. Lo mejor es elegir un tipo de lectura que te relaje y no que te altere, por supuesto. Además la historia debe serte de interés para que no te distraigas y te sientas atraído por ella para que tu cerebro sólo se centre en esta actividad y en visualizar lo que ocurre en cada momento de la historia.
  16. La risa es la mejor de las soluciones. Se ha comprobado que reír mejora muchísimo sobretodo la salud mental, además con sólo reír por un momento tu estado de ánimo puede cambiar por completo, así como la forma en que afrontes el futuro inmediato. Es posible que te cueste al principio, pero reír y sonreír es una gran forma de darse cuenta que ningún problema es demasiado grande. Además, cuando una persona ríe también libera endorfinas, lo que ayuda a relajarse y liberar el estrés.
  17. Aléjate de personas negativas y que te causan problemas o disgustos. Estas personas sólo conseguirán deprimirte, derrumbarte o agobiarte, por lo que evita el contacto con ellas y en cambio rodéate de personas positivas y enérgicas, de forma que te contagien su buen humor y su actitud.
  18. Una causa importante del estrés es querer hacer más cosas de las que se puede en cierto tiempo, por  lo que lo mejor que puedes hacer es definir tus prioridades. Haz una lista con todo lo que tienes que hacer, establece un tiempo para cada actividad y sé realista con lo que puedes hacer cada día. Debes darte cuenta que posiblemente necesites más de un día para terminar todo lo que tienes en mente.
  19. Dedícate tiempo a cuidarte, un masaje o disfrutar de unas horas de spa te librará del estrés además de que le vendrá de maravilla a tu cuerpo. Una vez de que el masaje manual o el efecto del spa te haga efecto, todos los nudos de tensión habrán desaparecido y sin darte cuenta tu mente también estará más tranquila. Este artículo te puede interesar: Cómo Dar un Masaje Relajante
    A young woman having massage outside in tropical garden

¿Que necesitas para relajar la mente?

  • Dedicarte tiempo a tí mismo
  • Realizar un hobbie
  • Respirar, etc.

Consejos para relajar la mente

  • Recuerda que no debes liberar tu mente y evadirte del exterior en momentos cruciales como cuando estás cocinando, conduciendo, o mientras trabajas con herramientas o máquinas.
  • Aceptar que estás estresado es el primer paso. En ocasiones, aunque te encuentres en esta situación puedes ponerte cabezona y no permitirte ni un momento de relajación y paz, lo que es realmente lo que necesitas.
  • Debes permitirte un ratito al día para ti, para hacer cualquier cosa de la lista anterior que te pueda servir para evadirte, mimarte y evadir tu mente. Seguro que si lo piensas detenidamente te darás cuenta que siempre puedes encontrar este ratito que tanto necesitas y que siempre te niegas.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.