La candidiasis bucal es una infección, que como su nombre lo indica, aparece en la boca, la misma la provoca una levadura u hongo que recibe el nombre de cándida albicans. Esta enfermedad se identifica por unos puntos de color blanco que aparecen en la lengua, los mismos pueden hacer que se sienta dolor e incluso sangrar de forma ligera. También puede aparecer una capa espesa y blanca en lengua, las encías y la garganta, así como erupciones cutáneas que arden. Debajo de las manchas de color blanco pueden formarse úlceras, lo que puede hacer que sintamos un dolor más agudo. Continúa leyendo Remedios caseros para la candidiasis bucal.

Para solventar este problema existen varios remedios caseros que nos pueden ayudar y resultan ser muy sencillos y fáciles de hacer.

Remedios caseros

Agua con sal

Es un excelente remedio para este tipo de candidiasis. Toma dos cucharaditas de sal, échalas en un vaso de agua y luego revuelve. Haz gárgaras con este preparado cuatro veces en el día. Cuando hayan pasado dos semanas notarás una gran mejoría de la lesión.

Bicarbonato de sodio

Puedes hacerte una pasta con bicarbonato de sodio y agua. Una vez logres esta pasta toma un hisopo y sumérgelo en la pasta para que luego lo apliques en la zona a tratar, hazlo tres veces en el día.

Vinagre de manzana

Toma dos cucharaditas de este vinagre, otras dos de sal y échalas en un vaso con agua caliente. Deberás hacer gárgaras con esta preparación varias veces en el día.

 Aceite de coco

Toma dos cucharadas de este aceite y mezcla éste con agua tibia, haz gárgaras con esta mezcla tres veces en el día. También puedes optar por empapar un hisopo o algodón en este aceite y aplicarlo directo en la zona a tratar.

 Semilla de pomelo

Otra alternativa es un extracto de la semilla del pomelo. Debes aplicarlo directamente en la zona a tratar o si prefieres mezclarlo con agua. El jugo también te puede ayudar a que se reduzca la inflamación y a la sanación de la herida.

 Ajo

El ajo es una excelente alternativa ya que nos ayudará a curarnos rápido. Puedes aplicarte aceite extraído del ajo directamente en la zona.

 

El ajo tiene diferentes azufres entre los que encontramos isoaliina, alinasa, aliina y la alicina por esto su gran fama para poder ayudar en el tratamiento de una variedad de hongos, entre el que encontramos el que nos concierne en este artículo: el que produce la candidiasis.  Es importante aclarar que el ajo que está fresco funcionará mejor que el que viene en pastillas, así que no olvides meterlo en tu dieta. Si quieres tener buenos resultados ingiere cinco dientes machacados en el día. Para disminuir el mal aliento podrías tomarlo en forma de té.

Árbol de té

El aceite que se extrae de este árbol es popular porque tiene propiedades antibacteriales y antimicóticas. Mezcla una cucharada de agua y dos gotas de este té, luego toma un hisopo y empápalo en la preparación para que luego te lo apliques sobre las llagas, para finalizar enjuaga con agua con sal.

 Yogur

Toma una taza de yogur de sabor natural dos veces en el día.

Aloe vera

Toma una hoja de aloe vera (penca sábila) y pártela para que así extraigas el gel y lo apliques en el área a tratar.

Neem (margosa)

Puedes beber diariamente una vaso de té hecho con las hojas de este árbol, también si lo prefieres puedes frotarte aceite extraído de este árbol.

Enjuague con aceite

Hay una teoría, que aclaramos que todavía no está aprobada, que dice que el aceite arrastra toxinas hacia afuera de nuestro sistema. Son muchas las personas que utilizan esto para poder dar un alivio y combatir la candidiasis. Comienza por cepillarte los dientes y luego echa una cucharada de aceite en tu boca mientras haces que pase por toda ella, por un tiempo aproximad de diez minutos. Mira que toda la boca quede cubierta, en encías, debajo de la lengua, la parte superior, entre otras. Cuando pase este tiempo puedes escupir el aceite y seguidamente hacer un enjuague de agua con sal.  Como mencionamos anteriormente, lo mejor es el aceite de coco, pero igual podrías usar aceite de oliva.

Tomillo

Al igual que lo anterior es algo que aún no avala la ciencia, pero muchos dicen sentir alivio con esto. Lo único que tendrías que hacer es rociar algo de tomillo en algún alimento para luego consumirlo.

 Té verde

Este remedio se utiliza bastante y se dice que es muy eficaz. Toma unas hojas de este té, lávalas bien y luego ponlas a hervir con un poco de agua y sal. Una vez se enfríe utiliza un hisopo o algodón para aplicar en la zona del tratamiento.

 Semillas de plátano

En una taza de agua echa un poco de estas semillas hasta el otro día para que así se haga un gel, una vez lo vayas a utilizar, lávate bien las manos y aplica esto con tus dedos.

Hielo

El hielo es muy bueno para poder aliviar algo el dolor y disminuir la inflamación. Procede a aplicarte el hielo en los hongos que tengas en tu boca.

 Limón

Toma un limón y exprímelo, luego haz gárgaras con su jugo, haz esto después de cada comida.

 

Sangre de drago

El árbol llamado drago contiene sabia que tiene propiedades que son cicatrizantes, por lo cual resulta efectivo para poder curar los hongos que podamos tener en la boca. El mismo lo puedes conseguir en una tienda naturista.

Canela

La canela tiene propiedades antifúngicas y antiparasitarias lo que te puede ayudar a que controles el crecimiento de este hongo. Existen estudios que demuestran que el aceite de la canela es bueno contra la cándida albicans. Bebe todos los días entre una y dos tazas de té hecho de canela.  Pon a hervir una rama (astilla) de canela o media cucharadita en polvo en una taza de agua durante cinco minutos, luego cuela y bebe, puedes añadir limón si lo deseas. También puedes mezclar una cucharada de aceite de oliva y unas gotas de aceite extraído de la canela y aplicar esto sobre los hongos, dejando actuar por diez minutos.

 

Prevención de los hongos

  • Consume menos alimentos hechos con harina blanca o con azúcar.
  • Es muy importante que incluyas buena vitamina C en la dieta, y que la misma ayudará a que te protejas de una infección bacteriana. El limón es una buena alternativa.
  • El consumo de yogures prebióticos también te puede ayudar a prevenir los hongos.
  • Ten una buena higiene bucal, no olvides usar la seda dental mínimo una vez al día y cepillarte tres veces en el día.
  • Los aerosoles, mentas y enjuagues bucales para el buen aliento pueden hacer que se altere el equilibrio natural y normal de los microrganismos de tu boca. Recordemos que varios de los microorganismos son buenos y son los que se encargan de combatir aquellos que son malos, así que no es bueno dañarlos puesto que los malos son los que podrían con más facilidad tomar el control
  • Las personas que fuman tienen una probabilidad mucho más alta de desarrollar este tipo de hongos en la boca.
  • Ve al dentista cada seis meses, o más en caso de que tengas diabetes, un sistema inmune débil o dientes postizos.

Consejos

  • Este es un artículo informativo, no olvides consultar a tu médico quien es el que tiene la potestad de diagnosticar y recetar.
  • Mientras tengas la infección reemplaza de forma frecuente tu cepillo dental. 

 

 

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.