Contenido del Artículo

Existen remedios caseros para los mocos, pero antes veamos un poco sobre éstos.

Según la RAE  (Real Academia Española) y como primera definición de mocos encontramos lo siguiente: “Humor espeso y pegajoso que segregan las membranas mucosas, y especialmente el que fluye por las ventanas de la nariz”.

La mayoría de las personas vemos los mocos como algo repugnante y molesto, pero la realidad es que el moco es algo bastante natural y tiene unas funciones de protección muy importantes en el organismo.

El moco es creado por unas células especializadas llamadas caliciformes.

La nariz y los senos paranasales producen durante el día un aproximado de un litro de mocos. Todos producimos mocos a diario puesto que éstos juegan un papel muy importante dentro del organismo, el cual es nada más y nada menos que proteger nuestros pulmones.

El aire que respiramos es bastante contaminado y va acompañado de polvo el cual va cargado de gérmenes, el papel de los mocos es atrapar estas pequeñas partículas para que no continúen hacia el sistema respiratorio y así evitar que lleguen a los pulmones ya que estos podrían coger una infección o irritarse, haciendo que se nos dificulte más la respiración.

Este es el trabajo que hacen los mocos acompañados de los cilios, que son los pequeños pelos que tenemos dentro de nuestra nariz.

La función de los cilios es sacar los mocos hacia el exterior o hacia la garganta.

El conjunto de las partículas y polvo hacen que se cree el moco que puede ser blando, pegajoso, duro o seco, realmente esto no importa ya que es algo natural y es muy importante tenerlos, otra cosa es cuando se presentan de forma abundante debido a un refriado o a un virus, los cuales suelen entrar a través del sistema respiratorio y por lo tanto atacan las membranas nasales y se vuelven sumamente molestos.

Las reacciones alérgicas, el frío o el llanto también pueden causar que produzcamos más moco de lo normal, muchas veces llegando al punto de que casi no podemos respirar.

Por eso en doncomos te dejamos remedios caseros para disminuir el exceso de mocos.

Que Necesitas

  • Agua
  • Sal
  • Cebolla
  • Miel
  • Eucalipto
  • Jengibre
  • Compresas
  • Hinojo

Instrucciones

  1. Agua con sal: mezcla agua con sal y toma un poco con un gotero e introduce la mezcla dentro de tu nariz y respira, será muy molesto pero puede ser muy efectivo. Será mejor si lo haces con agua tibia, también le puedes agregar un poco de bicarbonato de sodio.  Existen soluciones salinas nasales que puedes adquirir en cualquier farmacia o droguería.
    Remedios caseros para los mocos
  2. Cebolla y miel: con estos dos elementos te puedes preparar un jarabe casero, te ayudará a disminuir tus mocos y a combatir la tos. Toma una cebolla y pícala en pedacitos, métela en un frasco de 250 mil, luego agrega 4 cucharadas de miel y deja actuar por 10 horas.
    Remedios caseros para los mocos
  3. Vapores con eucalipto: pon a hervir durante 10 minutos en una olla hojas de eucalipto, luego apaga y con mucho cuidado, sin irte a quemar, inhala los vapores, utiliza una toalla para que los vapores se concentren. Haz esto 2 veces al día durante mínimo 5 minutos. Si deseas puedes reemplazar el eucalipto por menta.
    Remedios caseros para los mocos
  4. Haz el mismo procedimiento del punto anterior, pero esta vez con alcanfor e inspira su vapor varias veces al día. Es bueno que sepas que aunque lo ideal es complementar con alguna hierba aromática si no tienes ninguna en tu casa, puedes hacerlo sólo con el vapor del agua y de igual manera te servirá.
    Remedios caseros para los mocos
  5. Toma un baño de agua caliente: te ayudará a sacar los mocos y a sentirte más alentado.
    Remedios caseros para los mocos
  6. Mocos en garganta: hay algunos mocos que los sentimos en la garganta, para esto puedes hacer gárgaras de agua con sal varias veces al día.
    Remedios caseros para los mocos
  7. Prepárate un mejunje con jengibre y miel y consúmelo, gracias a sus propiedades antisépticas puede ayudar a eliminar los mocos. Pon a hervir el jengibre y luego échale la miel. A este menjunje le puedes agregar cardamomo.
    Remedios caseros para los mocos
  8. Bebe mucho líquido: hazlo en mayor cantidad de lo que acostumbras beber, el agua ayuda a que los mocos pierdan algo de densidad y así salgan más fácil limpiando tus fosas nasales.
    Remedios caseros para los mocos
  9. Evita beber alcohol o bebidas con cafeína pues éstas podrían aumentar la producción de mocos y causarte una deshidratación.
    Remedios caseros para los mocos
  10. Toma sopas sin muchos condimentos y tés sin cafeína.
    Remedios caseros para los mocos
  11. Ponte compresas calientes sobre la nariz: toma un paño limpio, humedécelo con agua caliente y ponlo sobre tu nariz, esto es con el objetivo de que los mocos se aflojen y se reduzca el dolor que te pueda causar la congestión nasal.
    Remedios caseros para los mocos
  12. Medicamentos de venta libre: no es muy recomendable, pero los hay, puedes conseguir pastillas para la descongestión nasal o aerosoles nasales; nunca tomes estos por más de tres días seguidos, a no ser que tu médico indique otra cosa, ya que podría causar el efecto contrario. Algunos de estos fármacos están contraindicados para personas con problemas cardíacos o presión arterial, por eso, así sean de venta libre, no es bueno consumirlos sin supervisión médica.
    Remedios caseros para los mocos
  13. Expectorantes: aunque éstos son para la tos, igual ayudan a que los mocos salgan con más facilidad.
    Remedios caseros para los mocos
  14. El hinojo es un expectorante totalmente natural, prepáralo en infusión, esto te ayudará a abrir las vías respiratorias.
    Remedios caseros para los mocos
  15. Consume alimentos picantes: esto ayuda a que te recuperes más rápido de un resfriado y a disminuir los mocos.
    Remedios caseros para los mocos
  16. Si tienes un humidificador en casa no dudes en utilizarlo ya que el aire seco puede resultar más perjudicial que aire húmedo.
    Remedios caseros para los mocos
  17. Algunas de las cosas que debes evitar para bajar la producción de mocos son las siguientes: no fumes, evita los lácteos y los fritos y no te expongas a gases y productos químicos.
    Remedios caseros para los mocos

Consejos

  • Este es un artículo meramente informativo, nunca olvides visitar a tu médico quien es el que tiene la potestad para recetar, diagnosticar y tratar enfermedades.
  • Siempre utiliza un pañuelo para secarte los mocos, si los quitas con tus manos, éstas quedarán llenas de gérmenes, además que si introduces los dedos en la nariz puedes hacerte daño y sangrar.
  • Acá nos estamos refiriendo específicamente a los mocos que salen por la nariz, pero recuerda que en varias partes del cuerpo aparecen éstos como en el colon, los pulmones, el estómago y en el cuello uterino.
  • El color de tus mocos puede indicar varias cosas:  cuando son transparentes y líquidos lo más seguro es que sean a causa de una alergia y no haya una enfermedad; cuando salen blancos pude haber una enfermedad pero será una infección menor que tu cuerpo quiere sacar;  si el moco es amarillo ya representa una infección fuerte que seguro va acompañado con otros síntomas, estos realmente son desechos de tus glóbulos blancos que están peleando contra la infección, la indisposición te pasará aproximadamente en dos semanas pero no tienes nada grave; cuando los mocos salen verdes, negros o cafés, debes ponerle cuidado y acudir a tu médico sobre todo si se acompañan de fiebre, pues representan infecciones mucho mayores.
  • En este artículo también puedes encontrar buenos artículos para destapar la nariz.
  • Si lo que tienes es una infección no olvides descansar, el cuerpo lo necesita.
¿Te ha gustado?
38 usuarios han opinado y a un 97,37% le ha gustado.