¿Sufres de mal aliento? ¿Te cepillas los dientes después de cada comida y aun así sigues teniendo mal aliento? ¿Te da vergüenza hablar con alguien muy cerca por lo que puede pensar de ti?

El mal aliento es cada vez más común, y no muchas personas saben cómo acabar con él de forma efectiva. Si para ti es un gran problema seguro que estás deseando acabar con el mal aliento de forma eficaz y usando productos en casa económicos y de fácil acceso.

Si deseas saber algunos remedios caseros para el mal aliento, así como algunos otros datos importantes que debes saber, como por ejemplo qué causa el mal aliento, sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a mostrarte toda la información que necesitas saber y así acabar de forma eficaz con el mal aliento.

¿Qué provoca el mal aliento?

La halitosis, o el mal aliento se causa por la acumulación de bacterias que se quedan en la boca y siguen creciendo, ocasionando mal olor debido a los componentes de azufre que estas bacterias liberan en nuestra boca.

Esto ocurre sobre todo cuando no se cepilla bien los dientes, ni se usa hilo dental, puesto que quedarán restos de comida en la boca y entre los dientes, permitiendo a las bacterias que se acumulen y se alimenten ahí. Otro factor que provoca mal aliento o que lo empeora es la boca seca.

Fuente foto: https://mejorconsalud.com

También hay otro caso, el cual es que ciertos alimentos, como las cebollas y los ajos, están compuestos por ciertos aceites muy intensos, lo que provoca mal aliento. Esto se debe a que los aceites llegan hasta los pulmones, y de ahí, sale por la boca hacia afuera. Por otro lado el tabaco y fumar en general también es una fuente importante del mal aliento.

Remedios caseros para el mal aliento

Veamos ahora algunos remedios caseros que podemos hacer en casa para eliminar el mal aliento:

Bicarbonato de sodio: el bicarbonato de sodio tiene muchos usos, cuando hablamos de salud bucodental, y también nos ayuda a acabar con el mal aliento. Puedes cepillarte los dientes usando una pasta de bicarbonato de sodio (mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua), también podrías hacerte enjuagues bucales y hacer gárgaras mezclando una cucharada de bicarbonato de sodio en medio vaso de agua caliente. El bicarbonato reduce la acidez en la boca, por lo que hará la zona más inhóspita para las bacterias, y por tanto acabará con el mal olor. Recuerda que nunca debes tragarte el bicarbonato de sodio.

Agua: el agua es muy importante para mantenernos hidratados, debes tomar mucha agua y de forma continua a lo largo del día. Además, el agua no tiene olor, y ayudará a eliminar los posibles restos de comida que te hayan quedado en la boca. Además, tomar más agua también hará que aumente la producción de saliva, lo que ayuda a limpiar la boca y eliminar esas sustancias que provocan el mal aliento. Si no puedes cepillarte los dientes después de comer siempre puedes hacer unos cuantos buches con agua para ayudar a limpiar un poco tu boca y beber mucha agua durante el día.

Aceite esencial de árbol de té: este aceite contiene propiedades antisépticas, lo que nos ayuda a desinfectar la boca. Para usar este aceite puedes comprar una pasta de dientes que ya contenga aceite de árbol de té, y si no, pues añadir unas cuantas gotas a tu cepillo de dientes con la crema dental para cepillarte los dientes correctamente como haces a diario. También puedes hacerte un enjuague bucal de aceites esenciales que te ayudarán a eliminar el mal olor. Para ello mezcla una gota de aceite de árbol de té, aceite de limón, y aceite de menta en un vaso de agua.

Salvia: la salvia también tiene propiedades antibacterianas que ayudarán a matar las bacterias que acaban con el mal aliento. Para usar la salvia contra el mal aliento puedes hacerlo de varias formas: masticando algunas hojas de salvia, hacer una infusión de salvia seca y picada (añadiéndola a un vaso de agua hirviendo, se dejará en reposo durante 10 minutos y después puedes colarla y tomarla poco a poco), por último también puedes hacer gárgara con una mezcla de agua tibia, y extractos de salvia y caléndula en cantidades iguales.

Limón: el limón también puede acabar con las bacterias que causan el mal aliento debido a su gran cantidad de ácido. Por ello, podemos hacer un enjuague bucal natural que se ha usado durante muchísimos años, y el cual solo consiste en mezclar una cucharada de zumo de limón natural exprimido en un vaso de agua y enjuagarte bien la boca y hacer gárgaras. También puedes añadirle un poco de sal, por ejemplo, cuanto te cepilles los dientes y te enjuagues la boca antes de irte a dormir.

Vinagre de sidra: el vinagre de sidra también tiene un alto contenido en ácido, por lo que nos puede servir para eliminar el mal aliento. Para ello, puedes tomarte una mezcla de un vaso de agua con una cucharada de vinagre de sidra antes de comer, este líquido ayudará a tu cuerpo con la digestión y con tu halitosis. También podrías tomarte una cucharada de vinagre de sidra después de comer, o incluso hacer gárgaras con la mezcla de vinagre y agua preparada anteriormente.

Consejos para evitar el mal aliento

A continuación recordemos algunas cosas que debemos hacer para evitar el mal aliento y tener una buena salud bucodental.

Cepilla tus dientes: la mayoría de las personas tarda como mucho 30 segundos en cepillarse los dientes, cuando en realidad el cepillado debe durar al menos 2 minutos. Debes cepillarte al menos dos veces al día, sobre todo después de cada comida. Recuerda que debes cepillarte de atrás hacia adelante, limpiando cada parte de tus dientes y tus encías, sobre todo entre los dientes y en las zonas donde los dientes y las encías se encuentran. Recuerda usar un cepillo de dientes en buenas condiciones y también no te olvides de cepillar tu lengua.

Pasa el hilo dental: lo recomendable es pasarte el hilo dental entre los dientes al menos una vez al día, de forma que puedas retirar todos los residuos y partículas de comida que queda entre los dientes, antes de que se pudran y puedan causar mal olor. Recuerda que debes pasar el hilo que frote en un diente, y contra el otro, y no solo en el centro de los dientes.

Enjuague bucal: completa tu higiene bucal usando un enjuague bucal, especialmente que sea antiséptico, de forma que también actúe para acabar con las bacterias.

Acude a tu dentista: Debes acudir a tu dentista al menos una vez al año a hacerte una limpieza en profundidad, además, tu dentista podrá comprobar el estado de tu salud bucodental y también saber si la halitosis está causada por algún problema en los dientes, por ejemplo en las encías. Además, tu dentista puede recomendarte hacerte más de una limpieza bucal al año si fuese preciso.

Usa estos remedios caseros para el mal aliento y acaba de una vez con tu problema de halitosis, pero recuerda que una buena limpieza bucal es importantísimo, no solo para acabar con el mal aliento, sino también para tener una buena salud bucodental.

¿Te ha gustado?