Contenido del Artículo

Queremos explicarte de qué modo puedes preparar algunos remedios caseros para el resfriado. Sabemos que es muy común que nosotros o alguien de nuestra familia tenga los molestos síntomas de un resfriado común: moqueo, estornudos, dolor de garganta y fastidiosa  tos. Dado que los niños llegan a tener hasta ocho o más resfriados por año, esta infección viral contagiosa que afecta las vías respiratorias superiores es la enfermedad infecciosa más común y el principal motivo de consulta al médico y de ausencia escolar. No solo a los niños afecta sino a las personas de todas las edades.

La mayoría de los resfriados son causados por los rinovirus que se encuentran en pequeñas gotas invisibles presentes en el aire que respiramos o en las cosas que tocamos. Existen más de 100 rinovirus diferentes con la capacidad de penetrar en el revestimiento de protección de la nariz y la garganta y provocar una reacción del sistema inmunológico capaz de causar dolor de garganta, dolor de cabeza, o de hacer dificultoso respirar por la nariz.

El aire seco, el ambiente  creado por el humo del cigarrillo disminuye la resistencia del organismo a las infecciones causadas  por los virus causantes de los resfriados. Los fumadores tienen más probabilidades de resfriarse que quienes no fuman; y es posible que sus síntomas sean más graves, más duraderos y es más probable que deriven en una bronquitis o incluso una neumonía.

Los primeros síntomas de un resfriado suelen ser picazón en la garganta, nariz congestionada o que gotea, y estornudos. También puede aparecer dolor de cabeza y fiebre moderada.

Los resfriados son contagiosos durante los primeros 2 a 4 días posteriores a la aparición de los síntomas. El resfriado puede contagiarse  inhalando partículas de virus diseminadas en el aire por el estornudo o la tos, o por contacto directo con otra persona.

Todo el resfriado generalmente desaparece por sí mismo en aproximadamente 7 días, tal vez con unos cuantos síntomas persistentes, como la tos, por otra semana. Si dura más tiempo, ya hay que considerar que puede tratarse de una sinusitis o un problema de alergia.

 

Instrucciones

  1. Existen  muchos remedios caseros a nuestro alcance para controlar los molestos síntomas de un simple  resfriado. Lo más importante es la buena alimentación y el reposo, no solo para mejorar sino para evitar salir, estar en contacto con otras personas y contagiarlas. Las frutas y verduras de estación son aplicables a fórmulas básicas. Los cítricos en general son muy ricos en vitamina C, necesaria para prevenir y combatir resfriados.naranjasc
  2. Es importante importante comer liviano y tomar mucho líquido ya que esto ayuda a que las secreciones mucosas sean más livianas y por lo tanto, más fáciles de evacuar. Caldos, sopas, jugos, infusiones y mucha agua.
  3. Las bebidas calientes  son reconfortantes y ayudan a aliviar los síntomas ya que colaboran en el momento a destapar la nariz, calman la tos y la picazón de garganta. El te de limón, de manzanilla o cualquier otro son muy buenos para esto.te limon
  4. El limón aporta vitamina C y tiene propiedades necesarias para combatir estos síntomas. Pon a hervir trozos de limón con la cáscara y luego agrega un poco de miel. La miel es un expectorante natural y calma la carraspera de garganta. Un jarabe natural para combatir los excesos de tos se prepara hirviendo unos quince minutos una cebolla, luego agregar jugo de limón y dos cucharadas de miel. Se puede tomar durante el día, a cucharadas.Miel-
  5. Realiza vaporizaciones o vahos  para destapar las vías respiratorias. Mantener los ambientes húmedos es de gran ayuda y sólo cuesta poner a hervir agua en una olla. Para hacer vahos debes poner agua muy caliente en un bol, inclínate sobre ella con una toalla en la cabeza y aspirar el vapor. Durante la aspiración, cierra los ojos y no acerques la cara demasiado para no quemarte. Esto puede realizarse varias veces al día y agregar al agua aceites esenciales o semillas de eucaliptus, albahaca o menta.vahos
  6. Para combatir los escalofríos, se puede tomar un jugo de naranja con un poquito de canela, y agregarle agua caliente y miel. También el te preparado con hojas de tomillo evita los escalofríos y es buen expectorante.
  7. Para ayudar a destapar la nariz mezcla un poco de sal con agua tibia, colocar unas gotitas de esta solución en cada fosa nasal, luego sonar la nariz con suavidad. Mejora la respiración y brinda sensación de alivio.
  8. Otra opción son los ungüentos para aplicar en el pecho y el la espalda. Derrite 1/4 taza de aceite de coco y agrega entre diez y quince gotas de aceite esencial de menta, otras tantas de aceite esencial de eucalipto y la misma cantidad también de aceite esencial de limón; mezclar todo muy bien. A temperatura ambiente se vuelve a solidificar y ya está  listo para untar el pecho y la espalda.ungüentos
  9. Las gárgaras ayudan aliviar el dolor de garganta y la congestión nasal. Para la  garganta  prepara una  cucharada de  sal marina en 3 tazas de agua  tibia, con esta solución puedes hacer gárgaras para aliviar el dolor de garganta.
  10. La miel tiene propiedades antioxidantes, antibacteriales y antivirales, por lo que es el remedio perfecto. Combinado con limón o con té verde, sus poderes se amplifican. Durante su recuperación, use miel para endulzar su té, o hacer gárgaras con agua o con limón puro. La miel es especialmente recomendada si tiene tos o infección de la garganta.
  11. Hay ciertas comidas que promueven la flema y por lo tanto es mejor no comerlas cuando se está peleando un resfriado común o infección respiratoria. Algunas de estas comidas son el maíz, la leche, los quesos, cualquier comida con azúcar, la mantequilla, la comida frita, la soya y el aceite de girasol. Por el contrario, existen comidas que promueven la sanación y que interfieren con el proceso de flema. Estas comidas son coliflor, ajo, apio, cebolla, limones, piña, jengibre y todo vegetal verde oscuro.

Que Necesitas

  • Reposo, tomar mucho líquido, comer sano y liviano
  • Limón, miel, tomillo, eucalipto, agua con sal
  • Aceite de coco, aceite esencial de menta, aceite esencial de eucalipto y  aceite esencial de limón
  • Coliflor, ajo, apio, cebolla, limones, piña, jengibre y todo vegetal verde oscuro.
  • Coliflor, ajo, apio, cebolla, limones, piña, jengibre y todo vegetal verde oscuro.

Consejos

  • Mantener el ambiente húmedo de la casa es muy sano para los resfriados. Coloca hojas de eucaliptus en el agua que hierves para que el vapor invada toda tu casa.
  • Mantén las habitaciones ventiladas.
  • Haz reposo, quédate en casa para no contagiar a otras personas y para recuperarte  lo antes posible evitando los grandes cambios de temperatura.
¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.