Los cálculos en la vesícula son lo que conocemos como “piedras de la vesícula” o “cristales de la vesícula”, unos cúmulos de colesterol, bilirubinato de calcio o una mezcla de ambos. Conforme aumentan de tamaño, estos cálculos van generando molestias y obstrucciones, si bien, no son menos peligrosos cuando son pequeños, ya que, precisamente por su tamaño, pueden colarse por el conducto que comunica las vías biliares con el intestino delgado, impidiendo la salida de bilis. Además, son la causa principal de las enfermedades de la vesícula bilial. En cualquier caso, es importante detectarlos para poder eliminarlo. En este punto te preguntarás ¿Y cómo saber si tengo cálculos en la vesícula?

Responder a esta pregunta es algo difícil ya que los cálculos de la vesícula no suelen presentar sintomatología, si bien, vamos a darte las pautas para que puedas reconocer estos cálculos, o al menos, para alertarte si presentas algún síntoma, de manera que puedas dirigirte a un facultativo especializado para evitar complicaciones médicas.
Las mujeres, en especial las mayores de 40 años, las personas diabéticas, con anemia hemolítica, con sobrepeso, con problemas intestinales, con niveles elevados de colesterol en sangre, las que hayan sufrido una pérdida brusca de peso, las que se hayan sometido a una cirugía bariátrica (operación para tratar la obesidad) o a un trasplante son más propensas a padecer de estos cálculos.

¿Que necesitas para saber si tengo cálculos en la vesícula?

  • Reconocer la sintomatología propia de los cálculos en la vesícula

Instrucciones para saber si tengo cálculos en la vesícula

Es difícil saber si tenemos cálculos en la vesícula ya que no suelen presentar síntomas. Los síntomas más frecuentes que determinan la presencia de estos cálculos son:

  1. Dolor brusco de distinta intensidad en la boca del estómago o en el lado derecho, que pasa a la espalda, producido, sobretodo, tras la ingesta de alimentos grasos. A este dolor se le conoce como cólico biliar o colecistitis y se debe a la inflamación de la vesícula, por la presencia de cálculos o incluso tumores en la vesícula o a la acumulación de bilis.
  2. El dolor constante apunta que existe un bloqueo permanente.
  3. También puede darse de manera intermitente en forma de calambres. Estos dolores se deberán al movimiento de los cálculos.
  4. Por último, si has notado dolores de estas características, pero que ya han cesado, posiblemente se deba a que el cálculo ha avanzado hacia el duodeno.
  5. Dolor debajo del omóplato derecho.
  6. Hinchazón del vientre. Vigila cuándo se hincha tu vientre y a qué es debido. Si te sucede a menudo y, además, sientes otros síntomas, es más que probable que tengas cálculos en la vesícula.Cómo saber si tengo cálculos en la vesícula
  7. Si la piel o la esclerótica ocular (el “blanco de los ojos”) se tornan amarillentas es muy posible que tengas cálculos en la vesícula. La ictericia se debe a la acumulación de bilis en el hígado.
  8. Que tus heces sean de color claro y blandas quiere decir que tu organismo no produce suficiente bilis o que esta no fluye como debería, quizás debido a una obstrucción provocada por los cálculos.
  9. Lo mismo ocurre con la orina. En este caso, veremos orina de color más oscuro de lo normal.
  10. Baja tolerancia a las comidas ricas en grasas.
  11. Múltiples indigestiones, con expulsión de muchos gases y presencia de retortijones.
  12. Otros síntomas que pueden indicar la presencia de cálculos en la vesícula son fiebre, náuseas, vómitos, fatiga y temblores -similares a los producidos por una intoxicación alimentaria-. Normalmente aparecen juntos, pero se pueden dar de forma independiente.Cómo saber si tengo cálculos en la vesícula
  13. Algunos de estos síntomas, en especial estos últimos, pueden aparecer por otros motivos. Es necesario que un especialista sea quien descarte una u otra enfermedad.
  14. Lo mejor es realizarse una ecografía de abdomen que permita determinar tanto la presencia de los cálculos en la vesícula como la funcionalidad de la vesícula en sí. Esta ecografía debe acompañarse de una revisión realizada por un especialista.Cómo saber si tengo cálculos en la vesícula

Consejos para saber si tengo cálculos en la vesícula

  • Es importante saber si tenemos cálculos en la vesícula ya que, como ya hemos indicado, sólo un 20% de ellos presentan síntomas, el resto pasa inadvertido durante toda la vida.
  • La presencia de cálculos en la vesícula no requiere de cirugía urgente, pero sí es necesario que te la practiques para evitar las enfermedades derivadas que se pueden desarrollar.
  • Algunos cálculos no necesitan de esta cirugía y pueden tratarse de otra manera, llegando incluso a desaparecer por sí solos.
  • Si eres una persona que, por tus características, eres más propensa a sufrir de cálculos, estos chequeos deberán ser periódicos, ya que los cálculos pueden formarse de un momento a otro y deben ser diagnosticados lo antes posible.
¿Te ha gustado?
145 usuarios han opinado y a un 95,17% le ha gustado.