De seguro, al hablar de nuestra materia fecal, puede sonar como un tema nada agradable, pero realmente es bastante importante en cuanto a la salud se trata, de hecho para nadie es un secreto que se hacen análisis de la materia fecal en los hospitales y laboratorios para saber cómo está la salud de la persona.  En este artículo te explicaremos un poco sobre esto para que mires cómo puede estar tu salud y si te preocupa algo, consultarle al médico. Continúa leyendo Cómo saber tu salud por el color de las heces.

El color que tengan las heces nos puede advertir de la presencia de diferentes enfermedades, nos podría indicar problemas que necesitan de una atención médica.

Color de las heces 

Heces de color café (marrón)

Si las heces tienen un color marrón, que no son ni muy oscuras ni muy claras, indicarán una buena salud. Este marrón puede variar hacia verde (consumo de verduras) o hacia un amarillo (que lo causa la bilis) y sigue siendo normal y saludable. Las heces toman el color marrón en el proceso digestivo que se da en el tracto cuando la proteína llamada hemoglobina se descompone y crea la bilirrubina en nuestro hígado.

Si el color marrón es ya bastante oscuro puede ser un indicativo de condiciones serias de tipo intestinal, se puede estar produciendo sangrado.

Negro un poco opaco o rojo opaco

No necesariamente siempre son por algo malo, pues puede deberse a medicamentos de estos tonos, a alimentos como por ejemplo la salsa de tomate, los arándanos, la remolacha, refrescos y gelatinas rojas, pimentón rojo, páprika entre otros, que harán que las heces salgan de este color.

Pueden tener tonos algo negros después de consumir fríjoles de color negro, medicamentos para tratar una diarrea o algún suplemento de hierro.

Verde

No es un color muy usual, pero no es anormal, este color que se ve mucho en la diarrea (esto sí puede ser una condición seria sin importar el color), pero también en otras ocasiones se da cuando la comida atraviesa el colon de una manera bastante rápida al finalizar la digestión. Las heces también pueden tomar un tono verde cuando se ha bebido cerveza verde, vegetales de color verde, algunos medicamentos, entre otros.

Negras

Cuando las heces salen negras por completo, puede ser muy delicado ya que podrían estar dando una señal de un sangrado que muchas veces puede llegar a ser peligroso y hasta mortal, el cual puede ser causado por mucha sangre digerida. Pide cita médica y coméntale el caso a tu médico para que se descarten hemorragias y sangrados gastrointestinales. Si el color es negruzco, puede que también sea inofensivo y que sea a causa de ingerir alimentos con hierro o de color negro.

Ceniza pálida

Si las heces salen de este color pueden indicar algún problema pancreático o hepático, si las heces de color gris además tienen una textura similar a la de la arcilla, aparte de ser un problema hepático puede indicar una inflamación o infección del páncreas. La bilis que elabora el hígado es lo que hace que las heces sean de color marrón, si no se tiene suficiente de esto, pueden producirse tonos grisáceos que pueden indicar:

  • Obstrucción en el momento de la producción de la bilis, puede ser por cálculos biliares, lesiones, infecciones, tumores o hasta cáncer, ya sea en la vesícula, en el páncreas o en el hígado.
  • Cirrosis
  • Pancreatitis
  • Hepatitis

Las heces que tienen un color claro, blanco o parecido al de la arcilla, pueden indicar falta de bilis en la materia fecal, lo que podría estar indicando una obstrucción en alguno de los conductos de la bilis, o también puede deberse a efectos colaterales de medicamentos con grandes dosis de salicilato y otros para la diarrea.

Rojas

Si hay una cantidad grande de heces rojas, o sea con sangre, se puede deber a unas hemorroides ya sean internas o externas o un sangrado interior. Las heces que tienen un color marrón rojizo también pueden deberse a sangre que no se digirió y son la causa de otros sangrados internos. Este tipo de heces se puede deber a:

  • Un sangrado en el intestino
  • Diverticulitis
  • Que se hayan roto las paredes del intestino

Amarillas

Si las heces son de color amarillo, además son grasosas y con un olor altamente desagradable, es importante ponerles atención. El exceso de las grasas en las heces se puede estar dando debido a que no se están absorbiendo bien ciertas sustancias, un ejemplo de esto podría ser el de aquellas personas celíacas, que son quienes no toleran el gluten. Este color tampoco es usual y sería mejor acudir al médico para una evaluación, este tipo de heces también podrían indicar algún problema con la producción o transporte de la lipasa pancreática. También puede haber diarreas amarillas a causa de infecciones o parásitos.

Otros aspectos

Hay otros aspectos que se deben tener en cuenta aparte del color en las heces:

Olor

Las heces siempre tienen un olor desagradable, pues éstas tienen bacterias que lo causan, el olor tendrá mucho que ver con lo que comemos y será más fuerte si se ingieren con frecuencia alimentos artificiales o químicos.

Tamaño

Lo que se podría suponer que es normal, es que tengan un tamaño alargado y algo estrecho, pero cuando las mismas ya son muy finas y angostas podrían están indicando algún tipo de cáncer o tumor que se está encargando de obstruir el colon. Las personas que tienen colon irritable también harán las heces más estrechas.

Por el contrario, cuando las personas hacen las heces bastante anchas o gruesas, éstas pueden indicar que no hay una buena tonificación de los músculos del colon y esto se puede deber a que no se están absorbiendo bien los minerales, por tener niveles de fibra bajo en el cuerpo o porque está haciendo falta más ejercicio.

Las heces pequeñas o cortas pueden indicar estreñimiento o un mal trabajo del colon al momento de procesar los alimentos, también puede ser falta de humectación por no tener un nivel adecuado de hidratación.

Para decir que las heces son saludables, su ancho debería estar entre los dos y cinco centímetros y de largo entre los 20 y 30 centímetros.

La consistencia

Si a las heces las recubre una mucosidad leve es normal, puesto que el intestino produce una sustancia que se encarga de mantener las paredes lubricadas y humectadas, pero si esta mucosidad ya es abundante, puede estar indicando alguna enfermedad, que puede ir desde una infección intestinal, lo que hace que se tengan diarreas, hasta patologías que son más graves, como la enfermedad llamada de Crohn, colitis, úlceras, e incluso cáncer.

Se hunde o flota

Cuando las heces flotan, es porque hay más niveles de gas o de grasa cuando se procesa la fermentación, en cambio las heces se hunden cuando hay minerales que no son digeridos o son muy compactas ya que pueden tener falta de humedad. Las heces más saludables son aquellas que la mitad se hunde y la mitad flota.

Heces con algunos restos de la comida

Si hay presencia de comida en las heces, esto sólo indicará que no hubo buena digestión de determinados alimentos y que el organismo no los absorbió, esto no debe ser un motivo de preocupación. Si la presencia de comida en las haces se compaña con diarrea, bajar de peso y alteración en la evacuaciones, es bueno que se consulte al médico.

La frecuencia

Esto es variable y no será lo mismo para todas las personas, el estreñimiento por ejemplo será relativo según la persona, comparado con lo que siempre ha sido regular para la misma.

Se podría considerar como normal que la persona evacúe como mínimo tres veces por semana y como máximo tres veces en el día. El promedio para que los alimentos se conviertan en materia fecal está entre las 18 y 72 horas.

En esta frecuencia encontramos los dos extremos que no son deseados: la diarrea que hace que haya movimientos intestinales de forma frecuente o el estreñimiento que se da a causa de tener lento el metabolismo y hace que para la persona sea un gran esfuerzo poder hacer sus deposiciones.

Consejos

  • Este es un artículo informativo, no olvides consultar a tu médico quien puede diagnosticar y recetar.
  • Recuerda que muchas veces las heces toman ciertos colores por los alimentos que consumimos, así que no te alarmes por una sola deposición de cierto color, si tienes dudas consulta a tu médico.
  • Las personas vegetarianas por lo general tienen su materia fecal de un color amarillo.
  • Es normal que los bebés en sus primeros días, hagan deposiciones de color negro, esto debe pasar entre los dos y cuatro días, después es normal que se amarillo o verduzco.
  • Se pueden ir tomando apuntes por una semana sobre el cambio del color de las heces.
  • El estrés es perjudicial para la salud y no le conviene al cuerpo, puede incluso provocar trastornos en la digestión y producir de este modo diarrea, estreñimiento, dolores abdominales, inapetencia, entre otros.
  • La hidratación hará que el organismo tenga un buen proceso digestivo. El agua ayudará a que las heces se ablanden y evitar así el estreñimiento, además la misma ayuda a que absorbamos mejor los nutrientes.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.