Saber cómo salir de una depresión no es tarea fácil. Las depresiones son difíciles de detectar para algunas personas. A pesar de ello se trata de una enfermedad grave que lleva a afectar tanto física como mentalmente a las personas que la padecen. Algunos de los principales síntomas que pueden advertirnos de que nos adentramos en una depresión son los siguientes:

  • Cansancio
  • Tristeza
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Falta de apetito
  • Falta de interés por todo
  • Deseos de alejarnos del trabajo, la familia, los amigos o la pareja
  • Deseos de estar solos y encerrados

¿Cómo puede empezar una depresión?

Muchas veces, a lo largo de nuestra vida, no es de extrañar que sintamos ciertos picos de tristeza. Que nuestro estado de ánimo sea menos alegre o que no nos apetezca hacer tantas cosas como antes. Este tipo de situaciones no tiene porqué ser algo preocupante si no se extiende demasiado en el tiempo. Es decir, si una semana o dos tienes menos ganas de hacer cosas o te encuentras más bajo de fuerzas, no pasa nada. El problema comienza cuando estas sensaciones terminan por absorberte y producirte ansiedad.

Los problemas y la dificultad en su resolución son sin duda dos de los mayores causantes a la hora de que una depresión aparezca. Es común, por ejemplo, que la presión laboral termine por provocar depresiones. No es raro que en ciertos momentos acumulemos cierto estrés. Pero igual que hemos explicado unas líneas más arriba, si ese estrés nos supera y termina por dilatarse en el tiempo, probablemente terminemos por caer en una depresión.

Otro de los casos que suele provocar más depresiones es la pérdida de algún ser querido o la incapacidad de afrontar el día a día y los problemas cotidianos con normalidad.

¿Es fácil salir de una depresión?

La depresión es un estado de ánimo alterado y, no nos engañemos, no resulta excesivamente fácil salir de ella. Sin embargo uno de los primeros pasos para poder afrontar esta enfermedad es saber que se padece. Lo mejor que puedes hacer en caso de sentirte fatigado, estresado, triste, con dificultad para conciliar el sueño o muy nervioso, es acudir a tu médico de cabecera. Este especialista sabrá detectar si te encuentras en una depresión o rozándola y te ayudará a salir de ella. Ya sea enviándote a un experto o bien ayudándote con sus consejos o tratamiento médico.

Entonces, ¿cómo salir de una depresión?

Desde doncomos queremos darte algunos indicaciones orientativas sobre los tratamientos que se utilizan de manera habitual para salir de una depresión. Sin embargo, recuerda que no somos médicos y que lo más adecuado en este caso, o en cualquier otro que afecte a tu salud, es que acudas a un especialista. Aunque tú no veas forma de salir de una depresión, los médicos están acostumbrados a este tipo de situaciones y sabrán ayudarte a superarla.

Nosotros, por nuestra parte, te dejamos algunos consejos más. Pero recuerda, si crees que puedes estar pasando una depresión NO DEJES DE ACUDIR AL MÉDICO.

¿Que necesitas para salir de una depresión?

  • Leer el siguiente artículo
  • Prestar atención a estos consejos
  • No olvides que, si crees estar padeciendo una depresión, lo mejor es acudir al médico

Instrucciones para salir de una depresión

  1. Tomarse muy en serio el tratamiento. Para salir de una depresión es muy importante tomar con mucha seriedad el tratamiento médico que se recete. El modo más común de trata una depresión clínica es acudir a psicoterapia o tomar medicación. En algunos casos, y según la dureza de los síntomas, el facultativo puede decidir que es necesario combinar ambas técnicas. Está demostrado que 8 de cada 10 personas que padecen depresión se encuentran mejor con ayuda profesional.
  2. Tomar antidepresivos bajo prescripción médica. Los antidepresivos son los medicamentos que se utilizan de manera habitual en el tratamiento de una depresión clínica. Este tipo de medicación logra restablecer en nuestro cerebro un equilibrio químico con el que se vuelven a regular las emociones. En general sirven para mejorar el estado de ánimo y volver a recuperar la perspectiva sobre las cosas que nos pasan. Lo habitual es que comiencen a hacer efecto a partir de las 4 semanas de consumo. En algunos casos el tiempo es un poco mayor y se tarda entre 6 y 8 semanas. El tratamiento por medio de antidepresivos no es igual para todos los pacientes. Los médicos, mediante observación y un seguimiento de tu caso, se encargarán de recetarte el adecuado para ti y en la dosis justa. Por este motivo es muy importante tomar los antidepresivos con la regularidad que le médico indica. Además, es igual de importante informar al médico de todo lo que sintamos y cómo vayan afectando a nuestro organismo. De otro modo el facultativo será incapaz de lograr buenos resultados con dicho tratamiento. Al igual que los depresivos tardan en hacer efecto, es necesario dejar de tomarlos de manera paulatina y bajo las recomendaciones del médico. Si se dejan de tomar directamente una vez los síntomas han desaparecido lo más normal es que sufras “mono”. Este tipo de tratamiento ha de abandonarse paulatinamente. Los restos desaparecerán por completo de tu organismo en unos 6 u 8 meses.tomar antidepresivos
  3. Acudir a psicoterapia. La psicoterapia es el otro método más habitual para hacer frente y superar la depresión clínica. El tipo de psicoterapia que se reciba varía en función del caso que se trate. Se puede realizar de manera individual, en pareja, en familia e incluso en grupo. Acompañado de otras personas que se encuentran en tu misma situación. La psicoterapia corre a cargo de psicólogos clínicos, psiquiatras, trabajadores sociales e incluso consejeros. Lo normal es que a partir de las 6 u 8 semanas el contacto con un psicoterapeuta te ayude a aliviar tu estado depresivo. En caso de no notar mejoría pasado este tiempo, es recomendable comentarlo con tu médico para que te derive a otro especialista en psicoterapia. A veces no encajamos bien con ciertas personas, y esto puede suceder incluso cuando estamos en tratamiento.
  4. Si tu pareja, familiar o amigo está sufriendo una depresión, no lo abandones. En ocasiones las personas que sufren de depresión se encuentran tan mal que no son capaces de buscar ayuda. Es en estos casos cuando la familia, la pareja o los amigos han de estar muy presentes. Si notas que esta persona no consigue levantar cabeza y no busca ayuda médica, haz lo posible para que comience con un tratamiento. No seas agresivo. Intenta hablar con él o ella, explicarle tu preocupación y acompañarle a todo lo que necesite para que pueda encontrarse mejor. Es crucial que esta persona note que no está sola y que la quieres.
  5. Para que un tratamiento contra la depresión funcione… es muy importante que seas estricto a la hora de seguir todos los pasos. Empezando por pedir ayuda y por dejarte ayudar. Aunque no tengas ganas para hacerlo, aunque estés irritado, tenso, cansado o muy triste, ¡no tires la toalla y acude al médico! Sé que es difícil, pero merecerá la pena este pequeño esfuerzo frente al alivio que sentirás muy pronto. Una vez acudas a tu médico, recuerda que has de seguir a rajatabla todo lo que te indique para poder mejorar. No te servirá de nada acudir a un experto si no haces caso de sus indicaciones y tratamientos. Y por supuesto, no dejes nunca de acudir a tus citas con el especialista de salud mental si te han indicado que has de acudir a terapia. Aunque no te apetezca, has de hacerlo pues de otro modo será imposible mejorar. Lo mismo sucede con los medicamentos que te receten. Has de tomarlos religiosamente, en los horarios que te indiquen y con la regularidad que te manden. Si notas que no te sientan bien o que no terminas de sentirte a gusto, no abandones su toma. Coméntaselo a tu médico para que pueda regular la dosis. Recuerda que abandonar el tratamiento en medio del proceso puede provocarte “mono” y hacerte sentir todavía peor.

Consejos para salir de una depresión

Si crees que puedes estar padeciendo una depresión, por favor, echa un vistazo a las siguientes preguntas para ayudarte a identificar esta enfermedad clínica. Es muy importante que seas honesto a la hora de contestar. Si detectas más de cinco de estos síntomas en tu día a día, y los estás padeciendo desde hace más de dos semanas, es aconsejable que pidas cita con tu médico.

  • ¿Experimentas todos o alguno de estos sentimientos? Tristeza, ansiedad, sensación de vacío permanente
  • ¿Comes de manera compulsiva para calmar los nervios o bien has perdido por completo el apetito?
  • ¿No eres capaz de conciliar el sueño porque te atormentan los problemas o posibles pesadillas? O al contrario, ¿notas que duermes en exceso porque te sientes continuamente cansado?
  • ¿Tu vida ha perdido el sentido?
  • ¿Te resulta difícil concéntrate, tomar decisiones o simplemente memorizar datos?
  • ¿Tienes accesos de irritación o te sientes desesperado?
  • ¿Ya no te interesa realizar las cosas que antes te gustaban? ¿Has perdido el interés por el sexo?
  • ¿Tienes pensamiento suicidas o relativos a la muerte de forma recurrente?

Desde doncomos deseamos que muy pronto te encuentres mucho mejor. Verás como solo se trata de un bache que vas a lograr superar y del que en unos años ya ni siquiera te acordarás.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.