Es común que veamos personas que sienten un dolor fuerte el cual comienza ya sea en el cuello o en la espalda y que el mismo se proyecta hasta los hombros, cuando esto pasa hay una probabilidad de que sea lo que se llama una radiculopatía, esto quiere decir que puede haber un pinzamiento de alguno de los nervios. El dolor en esta zona se conoce como cervicalgia. Cuando se trata de un pinzamiento la persona siente dicho dolor en una escala aguda hasta el punto que no le permite llevar la vida de una manera normal.  Continúa leyendo Síntomas de un pinzamiento cervical.

El pinzamiento

Hablemos primero sobre el pinzamiento, existen tres tipos los cuales son el lumbar, el dorsal y el cervical. El pinzamiento viene a ser una irritación de forma mecánica de las raíces de los nervios, la cual puede ser debido a desgastes que trae la edad o también patologías que alteran las estructuras que se consideran como normales en las vértebras, esto hace que salgan a flote dolores fuertes y que se tenga la sensación de que las vértebras se encuentran inflamadas.

Los pinzamientos se pueden producir en distintas partes del cuerpo y según esto reciben sus nombres.

  • La columna en su parte alta (cervical): esguince o tirón cervical, también se conoce como latigazo y se da gracias a una distensión de nuestros ligamentos.
  • Dolores en las vértebras torácicas o dorsales: dorsalgia.
  • Cuando se presenta más abajo de la zona que se conoce como lumbar: lumbalgia.

Los discos van envejeciendo y perdiendo altura, así mismo van perdiendo agua por lo que se tornan más rígidos. Cuando se produce esta alteración, las vértebras van quedando más cerca y el cuerpo ve esto como una debilidad, por lo que de esta manera forma a su alrededor hueso para poder fortalecerlo, así es como se reduce el espacio por donde el nervio tiene que atravesar y es como se provoca la inflamación y el pinzamiento. Si el disco se llega a romper se da lo que se llama una hernia discal.

El pinzamiento cervical

En resumen, el pinzamiento cervical o la cervicalgia, se presenta cuando las vértebras de esta zona se bloquean y hacen presión de los nervios, es así como la movilidad de esa área se reduce y hay dolor en la parte de arriba de la espalda y el cuello.

El pinzamiento y la contractura

Estos dos términos se suelen confundir, debido a que se presentan dolores en la zona, pero son diferentes, la contractura son nudos de los músculos que se dan debido a esfuerzos, posturas inadecuadas o movimientos repetitivos, aunque si esto no se trata bien puede llevar a un pinzamiento.

El pinzamiento tiene que ver con las terminaciones de los nervios, las cuales al comprimirse se inflaman.

La causas de un pinzamiento cervical

Los pinzamientos son bastante comunes, aun así no todo el que padezca de esto presentará algún síntoma. A continuación enlistaremos algunas causas.

  • Accidentes automovilísticos, los fuertes golpes hacen que aparezca un traumatismo cervical y por lo tanto un desgaste en las articulaciones.
  • Fuertes golpes en el cuello.
  • Ciertas posturas.
  • Trabajar frente a monitores que no tienen la altura adecuada.
  • Dormir en posturas inadecuadas, incómodas o sin almohada.
  • Levantar bastante peso de una forma rápida y brusca.
  • Hay algunas enfermedades que pueden causar el pinzamiento cervical
  • Cervicoartrosis o la artrosis a nivel cervical, lo que se da de manera frecuente en el campo laboral.
  • Fibromialgia
  • Osteomielitis
  • Tortícolis
  • Osteoporosis
  • Rupturas en el disco

Síntomas del pinzamiento cervical

Este tipo de pinzamiento va desde el brazo, y generalmente las personas dicen que sienten un dolor que es agudo, también se puede sentir que hay como unas agujas que están pinchando sobre el cuerpo, lo que hace que se sienta más dolor o un entumecimiento, también es posible que la persona sienta debilidad cuando practica algunas actividades, esto se da como una consecuencia del adormecimiento. Todos estos síntomas pueden ser peores con algunos movimientos como por ejemplo hacer que la cabeza gire o estirar el cuello, otros movimientos harán que se mejore el dolor: si se pone una mano en la cabeza y se estira el hombro, por ejemplo.

Así, vemos entonces que se puede pensar que el síntoma es el dolor fuerte en el cuello, pero muchas veces hay otras sintomatologías que salen a flote. A continuación describiremos algunas señales que dirán que se puede tratar del pinzamiento cervical:

  • Tensiones musculares en el cuello y en la nuca.
  • Dolores en cuello y nuca.
  • Hormigueo en el cuello.
  • Vértigos, mareos, los cuales se dan en mayor medida cuando se tiene algún movimiento brusco.
  • Dolores de cabeza constates e intensos.
  • Adormecimiento de dedos, manos y brazos,
  • Vómitos y náuseas.
  • Tortícolis.
  • En ocasiones se puede presentar también dolor de estómago.
  • Entumecimiento de la zona del dolor, en nuca y cuello.
  • Sensación de hormigueo y un dolor que es punzante después de que se mueve el cuello.
  • Pinchazos fuertes y dolorosos que incapacitan inclusive para poder dormir.
  • Dolor de forma permanente que se esparce desde el cuello, va a los hombros y continúa por los brazos, muchas veces llegando a la columna. Hay casos más fuertes en donde el dolor puede llegar a las piernas y también causar entumecimiento.
  • A veces puede presentarse rigidez, ya sea en las extremidades inferiores o superiores.
  • Sensaciones de frío o de calor causadas por el malestar.
  • Ansiedad.
  • Problemas de la vista, cuando el dolor es muy agudo se es difícil enfocar la visión.

Diagnosticar un pinzamiento cervical

Lo primero que se debe hacer es examinarse por un traumatólogo, allí se le harán preguntas al paciente, y se procederá a examinar el cuello, también se pedirá que se hagan algunos movimientos y que se indique si dichos síntomas aumentan o disminuyen. Según esto el médico ya podrá tener alguna sospecha y mandará algunos exámenes, los más comunes son los siguientes:

  • Radiografía de cuello: ésta podrá mostrar cuál es la alineación de las vértebras (huesos) cervicales del cuello, se observará si el orificio por donde debe pasar el nervio está estrecho.
  • Tomografía: se podrán apreciar las vértebras del cuello más detalladamente, se pueden valorar las desigualdades óseas que se encuentran lindantes con los orificios de entrada.
  • Electromiografía: este examen se encarga de estudiar la conducción de los nervios.
  • Resonancia magnética: este examen es aún más especializado y con éste se podrá identificar cuáles son las condiciones de las raíces de los nervios y se podrá determinar si la compresión de algún miembro ha sido producida por algún tejido blando como hernias o discos sobresalientes. El aspecto de la médula ósea también se podrá mirar.

 Tratamientos

Hay algunos tratamientos que no necesitan de cirugía y pueden ayudar combatir o aliviar los síntomas del pinzamiento cervical:

  • El uso de cuellos cervicales
  • Terapia física
  • Analgésicos y antiinflamatorios
  • Tratamientos kinésicos
  • Ozonoterapia
  • Acupuntura
  • Inyección paravertebrales, estas se ponen cuando el dolor es muy agudo.
  • Shiatsu

Aquí en este artículo donde te explicamos cómo aliviar el pinzamiento del nervio ciático encontrarás más buenos consejos.

Si el dolor es continuo, sin mejoría alguna y el paciente se ve incapacitado, es posible que el médico especializado evalúe si se le puede hacer una intervención quirúrgica a dicho paciente.

En casa

  • Se pueden hacer algunos remedios caseros que pueden servir:
  • Utilizar almohada cervical
  • Infusiones de hipérico
  • Ingerir magnesio y omega 3

Importante

Este un artículo que sólo tiene fines de información, nunca dejes de visitar al médico para tener una guía y un diagnóstico correcto, medicará y mandará los exámenes adecuados.

Esto otros artículos también te puede interesar sobre cómo aliviar la ciática.

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.