Es probable que no sepas con certeza qué es el naproxeno sódico. Puede que no conozcas el término pero es muy probable que alguna vez lo hayas utilizado.

De hecho el naproxeno es uno de los antiinflamatorios más recetados y utilizados. Suele recetarse ante dolores y diferentes tipos de procesos inflamatorios. Este producto lleva comercializándose desde los años ochenta bajo diferentes marcas. Entre las marcas más conocidas destacan sin duda las siguientes:

  • Aleve, comercializada por la farmacéutica Bayer.
  • Anaprox
  • Naprosyn

¿Qué es el naproxeno sódico y para qué sirve?

El naproxeno sódico es un medicamento que pertenece a la familia de los antiinflamatorios de tipo no esteroideo o AINEs. A diferencia del naproxeno simple el naproxeno sódico se absorbe de manera más rápida en el sistema digestivo.

Este tipo de antiinflamatorio suele utilizarse para hacer frente a procesos de inflamación, de rigidez, de fiebre o para combatir el dolor de cabeza. Además del naproxeno sódico hay otros antinflamatorios no esteroideos muy conocidos que se suelen recetar. Estos son:

Este medicamento se caracteriza por presentar diferentes propiedades.

  • Analgésicas. Es decir, que es eficaz para tratar el dolor.
  • Es decir, que sirve para reducir los procesos inflamatorios.
  • Antisépticas o antipiréticas. Es decir, que resulta útil para bajar la fiebre.

El naproxeno sódico permanece en nuestra sangre mucho tiempo después de su uso independientemente de que en ocasiones requiera una dosis superior que otro tipo de AINEs. Su característica principal le permite inhibir la síntesis de prostaglandinas. Es decir, que hace frente a los procesos inflamatorios. Si quieres conocer más datos sobre qué es el naproxeno sódico o cómo ha de administrarse te recomendamos que leas el siguiente artículo de doncomos: Cómo tomar naproxeno.

En cuanto a su uso debido a sus amplias propiedades puede ser utilizado para paliar diferentes tipos de dolencias. Entre las cuales destacan las siguientes:

  • Problemas inflamatorios
  • Dolores en las articulaciones, músculos y ligamentos. Por ejemplo suele recetarse a aquellas personas que padecen tendinitis, artrosis o ataques agudos de gota.
  • Hinchazón.
  • Dolores de cabeza, accesos de fiebre o dolor dental.
  • Para hacer frente a los síntomas del resfriado o la gripe.
  • Para los calambres menstruales.

¿Cuáles son los efectos secundarios que puede causar el naproxeno sódico?

Igual que sucede con todos los tipos de medicamentos el naproxeno sódico puede producir ciertos efectos secundarios. Entre los más comunes se encuentran sin duda los siguientes:

  • Trastornos de tipo gastrointestinal. Los trastornos gastrointestinales son los más comunes que puede producir el naproxeno sódico. Pueden producirse desde úlceras pépticas a perforaciones (que pueden llegar a ser mortales en ciertas ocasiones) o hemorragias digestivas. Es común que aparezcan accesos de vómito, periodos de estreñimiento, cierto ardor de estómago e incluso dolor abdominal. Las heces pueden llegar a estar acompañadas de sangre y de manera menos frecuente puede aparecer la gastritis.
  • Trastornos de tipo cardiovascular. Consumir naproxeno sódico puede aumentar ligeramente el riesgo de sufrir algún tipo de ataque cardiaco o cerebral. Puede darse, por ejemplo, un infarto de miocardio. Además se puede generar hipertensión arterial, retención de líquidos e incluso vasculitis.
  • Trastornos asociados a la piel y a los tejidos subcutáneos. De manera muy rara (verdaderamente se trata de efectos secundarios muy poco comunes) pueden aparecer reacciones cutáneas severas. Por ejemplo se puede desarrollar el síndrome de Stevens Johnson o la necrólisis epidérmica tóxica.
  • Trastornos hepatobiliares. Aunque resulta verdaderamente poco frecuente, en ciertos pacientes el naproxeno sódico ha producido lesiones hepáticas.
  • Trastornos en el oído y del sistema nervioso. Es posible notar zumbidos y vértigos mientras te estás medicando con este producto. Igualmente pueden aparecer afecciones relativas al sistema nervioso. Como por ejemplo dolores de cabeza, alteraciones de la vista o meningitis aséptica.

¿Qué precauciones has de tomar si consumes naproxeno sódico?

Las contraindicaciones de este medicamento son variadas. De ahí la importancia de consultar con un médico y nunca auto medicarse. Entre las precauciones que hay que tener antes de consumirlo destacan sin duda las siguientes:

  • Asegúrate de no ser alérgico a este compuesto. Si eres alérgico al naproxeno o al acetilsalicílico el naproxeno no está hecho para ti. En caso de tomarlo puedes llegar a padecer una grave intoxicación o accesos alérgicos.
  • Si has tomado otros anti inflamatorios no esteroideos y has sufrido algún tipo de hemorragia de estómago o duodeno no debes de tomar este compuesto. Tampoco has de tomarlo si en el momento actual padeces una úlcera de duodeno o de estómago o alguna hemorragia en estos órganos.
  • Si estás embarazada o crees que puedes estarlo. Se ha demostrado que el uso de naproxeno sódico puede provocar un aumento del riesgo de que el feto desarrolle anomalías o que el embarazo termine en aborto. Por este motivo, a no ser que se entienda como una estricta necesidad, no ha de administrarse naproxeno sódico durante el embarazo. Resulta todavía más peligroso durante el primer trimestre. Igualmente, si se desea tener hijos está demostrado que los medicamentos del tipo del naproxeno sódico reducen la fertilidad en las mujeres.
  • Informa siempre a tu médico si… estás tomando otros medicamentos y te receta el naproxeno sódico. No olvides ninguno. Incluso aquellos que se pueden comprar en la farmacia sin necesidad de receta médica. No tiene por qué resultar peligroso combinar este medicamento con otros, pero es probable que tengan que ajustarte la dosis para que se obtengan los resultados deseados.
  • Toma siempre el naproxeno sódico con comida y bebida. De esta manera protegerás el estómago y tendrás menos probabilidades de terminar por desarrollar una úlcera. Por ese motivo se recomienda tomar los comprimidos durante las comidas y con un vaso de agua. Ni medio ni un poquito. Un vaso entero.

¿Cómo se puede calcular la dosis adecuada de naproxeno sódico?

Como siempre te decimos en doncomos no somos médicos. Siempre que utilices este o cualquier otro medicamento has de consultarlo con tu médico de cabecera. Una vez explicado esto queremos darte algunas indicaciones sobre las dosis adecuadas de naproxeno sódico según el tipo de dolencia. Por norma general la dosis varía en función varios factores. Por ejemplo el tipo de dolencia, la edad del paciente e incluso la marca.

Teniendo en cuenta estas variaciones, y que es tu médico el que debe de decidir la dosis conveniente para ti, estas suelen ser más o menos las dosis recomendadas en ciertos tratamientos:

  • Para tratar la artrosis, artritis reumatoide y espondilitis anquilosante. Para este tipo de dolencia se suelen administrar entre 500 y 1000 mg de naproxeno inicialmente. Suele hacerse cada 12 horas. Es decir, una toma por la mañana y otra por la noche hasta llegar a los 1000 mg en total. Si el dolor es muy agudo se suele comenzar el tratamiento con una media de 750 – 1000 mg al día. En estos casos la pauta suele mantenerse varias semanas.
  • Para tratar la dismenorrea. Por norma general se suelen recetar unos 500 mg al día en un comprimido. Conforme pasa el tiempo la dosis se reduce a 250 mg cada 6 – 8 horas, según las necesidades del paciente.
  • Para hacer frente a los dolores menstruales. En estos casos se aconseja utilizar tabletas de liberación retardada. Se pueden tomar aproximadamente 550 mg cada 12 horas o bien 275 a las 6 – 8 horas de la anterior toma. Esto es suficiente para evitar los calambres propios del periodo.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.