La hipotensión, más coloquialmente denominada tensión arterial baja, tiene lugar cuando la presión arterial durante y después de cada latido del corazón es notablemente más baja de lo normal. Cuando esto ocurre, el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo no reciben la sangre necesaria para desarrollar su funcionamiento básico, por lo que resulta ser un problema que provoca dolencias como: mareos, trastornos en la concentración, cansancio, somnolencia, problemas de visión, vértigo, confusión.

Debemos tener en cuenta que la presión arterial se considera baja cuando la tensión es inferior a 100/60 mmHg -milímetros de mercurio- en mujeres y a 110/70 mmHg en hombres. Aun así, estos valores pueden variar ligeramente dependiendo de la persona, ya que cada uno debe conocer bien su sensibilidad delante de estos valores; la presión arterial que es baja para una persona puede ser normal para otra. Ahora bien, una caída significativa de la tensión arterial puede ocasionar síntomas que nos impidan llevar una vida saludable y, por lo tanto, deberá ser tratada con medidas preventivas.

A continuación, en doncomos.com te ofrecemos la información y pautas básicas a seguir para intentar aumenta la tensión arterial en caso de que padezcas hipotensión.

¿Que necesitas para subir la tensión arterial baja?

  • Monitor para medir la presión arterial en casa.
  • Alimentos recomendados para llevar una dieta equilibrada y sana.
  • Tiempo y espacio adecuado para realizar deporte moderado diariamente -un parque, bosque o playa pueden ser escenarios muy válidos, no es necesario gastar dinero-.

Instrucciones para subir la tensión arterial baja

  1. En primer lugar, te sugerimos una serie de instrucciones naturales -no farmacológicas- que ayudan a aumentar la presión arterial mejorando los síntomas y previniendo los mareos que pueda ocasionar esta dolencia. En este caso, activar la circulación es el primer de nuestros consejos; debes intentar estimularla siguiendo unos hábitos alimenticios y de ejercicio saludables. Ten en cuenta que en muy pocas ocasiones la hipotensión esconde una enfermedad grave, por lo que una rutina sana es el pilar fundamental para aumentar la tensión.
  2. Recurre a la cafeína. Un café o un refresco de cola harán que se active la circulación y, por tanto, la presión rápidamente pero puntualmente. De este modo, si tienes una bajada de tensión y necesitas subirla con urgencia, toma cafeína; durante un período de tiempo corto sólo la cafeína actúa sobre los receptores que actúan en el control de la presión arterial. Aun así, no recomendamos que abuses de ella, ya que cuando hay un exceso de cafeína estos receptores se acomodan a la baja y el estimulante disminuye su efecto.Cómo subir la tensión arterial bajaa
  3. Siempre que otras enfermedades te lo permitan, incrementa la ingestión de sal durante las comidas. Con esto, nuestro cuerpo retiene más líquido y automáticamente aumenta la presión arterial. Debes hacerlo especialmente por la mañana; desayuna alimentos salados -tostadas con sal y mantequilla o bocadillos-.
  4. Bebe mucho líquido. Debes tomar unos 2 litros de líquido a diario -en verano el consumo debe ascender hasta 3 litros-. La circulación de líquido aumenta directamente la presión arterial de nuestro organismo. Así, puedes combinar agua con zumos, té o infusiones. Cualquier líquido es recomendable, siempre y cuando no sea azucarado. Recuerda que también debes evitar el consumo excesivo de cafeína -sobretodo de café y té negro-. Por otra parte, debes evitar el consumo alcohol, ya que éste destruye lentamente los pequeños nervios que contraen los vasos sanguíneos y aumenta la eliminación de líquido.Cómo subir la tensión arterial bajaa
  5. Muchas comidas pequeñas. Es preferible comer varias veces y cantidades más o menos reducidas a hacer grandes comidas, ya que las cantidades exageradas concentran la sangre en el tracto digestivo. La bajada de tensión en la primera hora después de la comida es evidente, por lo que comer menos cantidad y más fraccionada sería una buena solución. Además, puedes recurrir a tomar un postre dulce y/o un café para evitar esta bajada de presión que muchas personas sufren al terminar de comer.
  6. Otros hábitos de vida como: ponerse de pie lentamente, practicar ejercicio moderado, llevar medias apretadas, descansar con más de una almohada o aplicarse chorros de agua fría pueden ser de gran ayuda para aumentar la presión arterial.
  7. Aunque la presión arterial baja no conlleve enfermedades potencialmente graves, si los síntomas persisten deberás acudir al especialista médico. Existen tratamientos farmacológicos para tratar la hipotensión cuando las dolencias crecen -puede llegar hasta al desmayo-. Así, si tienes síntomas que perduran como: dolor torácico, heces oscuras, fiebre superior a 38,5 C, latidos cardíacos irregulares o dificultad respiratoria acude a tu médico para que pueda examinarte y prescribirse el tratamiento adecuado.Cómo subir la tensión arterial bajaa

Consejos para subir la tensión arterial baja

  • Existen medidas muy simples para prevenir o reducir los síntomas de la hipotensión: evitar el alcohol, intentar no permanecer de pie largos períodos de tiempo o usar medias de comprensión para incrementar la presión en las piernas son algunas de ellas.
  • Si tienes tendencia a tener la tensión irregular, puedes adquirir en cualquier farmacia un monitor para medir la presión arterial desde casa; bajadas, pero sobretodo subidas en los valores indicados pueden llegar a ser muy peligrosas. Recuerda los parámetros normales y acude a un especialista si los síntomas y los valores no se normalizan.
  • Los hábitos aconsejados anteriormente te serán de gran ayuda. Aun así, si no fueran suficientes para regularizar tu organismo, acude al médico y en ninguno de los casos te mediques sin previa prescripción médica -existen tratamientos específicos y diferenciados según el paciente y la causa de la hipotensión-.

¿Te ha gustado?
492 usuarios han opinado y a un 95,73% le ha gustado.