Contenido del Artículo

¿Sientes dolor localizado en alguna zona de tu cuerpo donde hay un tendón como en los codos, manos o tobillos? ¿Notas la zona un poco inflamada? Pues lo más seguro es que puedas padecer tendinitis.
La tendinitis es la inflamación de la estructura fibrosa que une al hueso con el músculo, conocido como tendón. Normalmente también produce la hinchazón del tendón.

La tendinitis se considera una enfermedad crónica, pues una vez que una persona la padece, lo normal es que recaiga con frecuencia, produciendo más dolor y también que la zona alrededor de la articulación sea más sensible.

Instrucciones

Descubre todo lo que necesitas saber sobre la tendinitis:

  1. Las causas:
    La tendinitis se produce en la mayoría de los casos por una sobrecarga en el músculo o por una lesión que puede ser producido por el esfuerzo repetitivo, por ejemplo. Actualmente, el índice de personas que sufren tendinitis ha aumentado, como consecuencia de trabajos repetitivos y de esfuerzos, o la realización de deportes que también requiera de mucho esfuerzo.
    Otra causa de la tendinitis puede deberse a alguna patología o por la edad. Con la edad los tendones envejecen, se degeneran y van perdiendo elasticidad, lo que los hace más propicios a sufrir tendinitis. Entre las patologías que pueden desencadenar tendinitis encontramos la artritis reumatoide y la diabetes tanto de tipo 1 como la 2.
    Las zonas más comunes donde suele presentarse la tendinitis es donde se sitúan las articulaciones, como los codos, hombros, muñecas o talones.
    También como consecuencia de continuos traumatismos por pequeños que parezcan van dañando la zona quedando más vulnerable para que aparezca una tendinitis.
    A parte de las lesiones, la sobrecarga y las patologías pueden haber otras causas que provoquen tendinitis, como por ejemplo, la tendinitis aquilea (tendinitis en la zona del talón) puede producirse por llevar cierto tipo de zapato de forma continuada.
    Tendinitis – Causas, Síntomas y el mejor Tratamiento
  2. Los síntomas:
    ¿Cómo sé si tengo tendinitis? Pues ten en cuenta los síntomas más frecuentes de la tendinitis como son:
    – El dolor constante localizado en la zona de las articulaciones. También podría presentar hinchazón.
    – Mucho dolor al realizar movimientos.
    – Dolor incluso por la noche, cuando apenas se realizan movimientos.
  3. Tipos:
    Los tipos de tendinitis se diferencian según la zona donde se han producido. A continuación te mostramos algunos de los casos más frecuentes:
    Compresión del hombro o tendinitis del manguito rotador. Hay que distinguir la tendinitis de la compresión, en el caso de la tendinitis es el tendón el que está sufriendo daño, y en el caso de la compresión, el espacio entre el acromion (hueso del hombro) y el tendón se ha reducido y el hueso hace presión al tendón. Este tipo de tendinitis es frecuente a partir de los 40 años y también en personas que practican deportes como el beisbol, la escalada, la natación o el tenis, y también en personas cuyo trabajo repetitivo le obliga a levantar el brazo.

    Tendinitis aquilea o tendinitis del talón.
    El tendón de Aquiles también es zona de frecuente tendinitis, en este caso prima la importancia de mantener el pie inmovilizado, pues este tendón que une los músculos de la pierna con el talón, soporta mucha presión y podría romperse fácilmente. Es frecuente en atletas, y deportistas del baloncesto, aunque también se puede producir al caminar largos recorridos. En personas mayores se produce como efecto de la artritis.
    Tendinitis – Causas, Síntomas y el mejor Tratamiento
    Tendinitis del codo.
    Podemos encontrar dos tipos de tendinitis frecuentes en el codo: epicondilitis medial (codo de golfista) y epicondilitis lateral (codo de tenista). La primera se produce por la sobrecarga de los tendones extensores del brazo que parten desde el codo, y la lateral se produce por la sobrecarga o por forzar movimientos de muñeca dañando los tendones que llegan al codo. Aunque se relaciona este tipo de tendinitis con tenistas y golfitas, también se puede producir la tendinitis por otras causas, como un golpe localizado, y también personas que con frecuencia hacen trabajos de jardinería o con destornilladores manuales, e incluso personas que cargan a menudo maletines. Tampoco debemos olvidarnos de trabajos repetitivos donde se requiere flexionar el brazo constantemente.
    Tendinitis – Causas, Síntomas y el mejor Tratamiento
    Dedo en resorte o pulgar en resorte.
    Este tipo de tendinitis ocurre cuando se inflama la vaina del tendón, dejando bloqueado el pulgar o soltándolo de repente ya que esta inflamación no deja que el dedo se flexione y se estire adecuadamente.Tendinitis de muñeca. La más frecuente es la que afecta a los tendones del músculo cubital anterior situados en la parte anterior de la muñeca. Es frecuente en personas que sobrecargan mucho las manos cogiendo peso o realizando trabajos repetitivos con ellas. También es frecuente en personas que pasan gran cantidad de tiempo escribiendo en el ordenador. Además de por la edad y otras causas generales que hemos visto anteriormente.
  4. Tratamientos
    La tendinitis se diagnostica de forma sencilla sin necesidad de realizar pruebas específicas como radiografías. Tan solo debemos fijarnos en la localización del dolor y en el calor que desprende la zona afectada, así como hinchazón.El tratamiento para curar la tendinitis se basará en aliviar el dolor y reducir la inflamación del tendón. Para ello podemos realizar varias cosas:
    Reposar lo máximo posible la zona afectada. Incluso podríamos usar una férula, una venda  o un inmovilizador que te puedas quitar y descansar un poco. Es lógico si dejas de mover la zona y hacer esfuerzos el tendón dejará de inflamarse.Tendinitis – Causas, Síntomas y el mejor TratamientoEn cuanto a medicación lo normal es que el médico te indique que puedes tomar ácido acetilsalicílico, como la aspirina y también el ibuprofeno, estos medicamentos no solo te ayudarán con el dolor sino que también actuarán para disminuir la inflamación.
    En casos muy graves, se puede administrar inyecciones de corticoides en la vaina del tendón afectado, siempre según la valoración y la administración de un médico.No obstante, la estimulación eléctrica transcutánea del nervio es más efectiva y menos invasiva que la inyección de corticoides, según los resultados de un reciente estudio.Se recomienda que una vez que se ha eliminado el dolor o haya disminuido considerablemente, se acuda a un fisioterapeuta para que gracias a algunos ejercicios se fortalezcan los músculos y los tendones lo que conseguirá una mejor cicatrización y además vendrá bien para intentar evitar de que se vuelva a producir otra tendinitis.Cirugía. Sólo se recurre a la cirugía en casos muy concretos y muy graves en los que sea preciso limpiar la zona afectada así como bajar la inflamación. Si fuese un caso muy crónico se podría extirpar parte del tejido inflamado y que está comprimiendo el tendón.

Que Necesitas

Ante un diagnóstico de tendinitis necesitarás reposo, descanso de la zona, vendas o inmovilizadores y medicamentos contra el dolor y la inflamación.

Consejos

  • Bebe mucha agua. Mantenerse bien hidratado es fundamental, y también lo es en el caso de la prevención de tendinitis, ya el sistema vascular de la zona funcionará correctamente.
  • Si la tendinitis se produce por sobrecarga de movimientos continuados intenta cambiar tus hábitos para evitar continuar con las lesiones.
  • Reposa lo necesario y cura adecuadamente la tendinitis, pues la continua aparición de tendinitis dañará el tejido y es posible que el tendón llegue a romperse en algún momento. La rotura también puede aparecer por una inflamación que haya durado mucho tiempo.
  • Para evitar la tendinitis cuando realices algún deporte calienta muy bien todas las partes del cuerpo, sobre todo aquellas que más esfuerzo van a realizar durante el ejercicio.
  • Si realizas ejercicios físicos de fuerza lo mejor es que alternes tiempos de esfuerzo con tiempos de descansos para evitar daños.
¿Te ha gustado?
33 usuarios han opinado y a un 96,97% le ha gustado.