Cada día son más las personas que se animan a tomar rooibos. El rooibos es un tipo de infusión que se prepara a través de las hojas de una planta llamada Aspalathus linearis. Por tanto, a pesar de la creencia generalizada y aunque nos encontramos ante una variedad de te, no contiene teína. Por esta razón algunas personas se refieren al rooibos como un te sin cafeína. En realidad ningún te contiene cafeína. Lo que los tes tienen es teína, que es un excitante natural similar, pero diferente, a la cafeína. Sin embargo el rooibos no cuenta con este componente por lo que nos encontramos ante una variedad de te perfecta para todas aquellas personas que no pueden tomar excitantes de ningún tipo.

Dado que nos encontramos ante un te sin cafeína tomar rooibos es una de las mejores opciones para aquellas personas que sufren de hipertensión o que son demasiado sensibles a los efectos de las bebidas estimulantes cargadas de excitantes naturales o artificiales. También los niños y las mujeres embarazadas pueden tomar rooibos sin ningún tipo de restricción. Además otro de los beneficios de esta bebida es que puede tomarse en cualquier momento del día, incluso justo antes de acostarnos, ya que no provocará una pérdida de sueño. Tomar rooibos es una buena opción para tratar de combatir algunos problemas y trastorno de salud. Uno de sus usos más habituales es el de tratar los problemas digestivos. De esta forma si se sufre de dolor de estómago, nauseas o gastritis, por ejemplo, tomar rooibos puede ayudarnos a solucionar estos trastornos. Así mismo nos encontramos ante un magnífico antioxidante que nos ayuda a relajar nuestro músculos y evitar el insomnio. También ayuda a nuestro sistema inmunológico y a prevenir la aparición de caries en nuestros dientes.

La infusión de rooibos se caracteriza por su coloración rojiza y por su sabor dulce. Sin embargo no por ello debemos confundirlo con el te rojo ya que nos encontramos ante una variedad totalmente diferente de te. Existen diversas formas de preparar y tomar rooibos. Si quieres saber más al respecto sigue leyendo nuestro artículo ya que en él desvelamos todo lo que debes saber para tomar rooibos.

¿Que necesitas para tomar rooibos?

  • Té rooibos
  • Una tetera
  • Taza/s
  • Recipiente

Instrucciones para tomar rooibos

  1. El te rooibos se toma en infusión.
  2. Lo primero que debes hacer es conseguir el rooibos. Puedes comprarlo en cualquier supermecado en cajas que contendrán varias bolsitas de te. Otra posibilidad es comprarlo en alguna tienda especializada en tes. Entonces el te vendrá en pequeñas cajas metálicas en las que las hojas de te estarán sueltas. En este último caso solemos encontrarnos ante un rooibos de mayor calidad, algo que influye en un precio más elevado. Si nos decidimos por esta última opción necesitaremos de una bola de infusión para poder preparar el te.
  3. Coge agua en un recipiente y ponla a calentar. Déjala en el fuego hasta que el agua alcance su punto de ebullición (notarás que llega este momento cuando comiencen a surgir burbujas en el agua).
  4. En cuanto el agua haya llegado a su punto de ebullición échala en la/s tazas/s. A continuación introduce las hojas de rooibos (en la bola de infusión o en la bolsita).                                                                                               como tomar rooibos 4
  5. Deja reposar la infusión durante unos cinco minutos. Cubre las tazas durante este tiempo.
  6. Si prefieres utilizar una tetera en vez de preparar el te directamente en las tazas puedes hacerlo de la misma manera.como tomar rooibos 3
  7. Después de cinco minutos retira la tapa y deja que el te se enfríe un poco.
  8. ¡Tu te rooibos ya está listo!                                                                                                         como tomar rooibos 2

Consejos para tomar rooibos

  • Aunque normalmente siempre que hablamos de rooibos nos referimos al rooibos rojo debes saber que existe otra variedad de rooibos: el rooibos verde. El rooibos rojo es el más común de los dos y es el que solemos encontrar en todas las tiendas de alimentación. El roiboos rojo presenta este color gracias a que sus hojas han sido sometidas a un proceso de fermentación durante el cual sus hojas han sufrido la oxidación. Por otra parte el rooibos verde no ha sufrido dicho proceso de fermentación de forma que sus hojas presentan su característico color verde claro. El rooibos verde, aunque mucho menos común y más difícil de encontrar, es mucho más rico en antioxidantes por lo que algunas personas lo prefieren.
¿Te ha gustado?
50 usuarios han opinado y a un 98,00% le ha gustado.