El tomillo o thymus es una planta herbácea y perenne de la familia de las lamiáceas.

El tomillo crece favorablemente en las regiones templadas de Europa, África y Asia, situado en laderas secas expuestas al Sol con suelos calcáreos o tierras arcillosas.

Existen cientos de especies de esta planta, desde el thymus capitatus hasta el thymus comosus o el thymus zygis, pasando por el thymus vulgaris o tomillo común (el que tenemos en nuestra cocina). Todas las especies del tomillo son distintas, tanto en tamaño, grosor de su tallo, flores, etc. si bien, nos centraremos en la especie thymus vulgaris ya que es la más conocida y utilizada.

El thymus vulgaris es un matorral erguido, leñoso y muy ramificado que alcanza fácilmente los 30 centímetros de altura. Sus hojas son ovales y enrolladas en sus bordes y sus flores son rosáceas, agrupadas en corimbos.

La característica más peculiar de esta planta es el fuerte olor aromático que desprende, motivo por el cual comenzó a ser utilizada.

La composición del tomillo hace que este sea considerado uno de los arbustos de matorral con mayor cantidad de propiedades beneficiosas. El tomillo está compuesto por:

  • Aceites esenciales como el timol o el carvacrol.
  • Flavonoides como el eriodictol o la luteolina.
  • Ácidos fenólicos.
  • Ácido ursólico y oleanólico.
  • Saponinas.
  • Taninos.
  • Vitaminas.

¿Que necesitas para cuáles son sus propiedades?

Según el uso al que vaya destinado, el tomillo se puede necesitar de las siguientes maneras:

  • Planta completa de tomillo.
  • Tomillo seco.
  • Flores de tomillo.
  • Tallo de tomillo.

Instrucciones para cuáles son sus propiedades

Las propiedades del tomillo son múltiples y variadas, siendo las más conocidas las siguientes:

  • Condimento: El tomillo molido o picado ofrece aroma al alimento. Casa especialmente bien con pescados y verduras y se utiliza tanto poniéndolo en contacto directo con el alimento como disponiéndolo en el utensilio donde se cocine dicho alimento (en una olla con agua o en un escurridor al vapor). El calor hace que el aroma se desprenda de la planta y se adhiera al alimento.
  • Aditivo: El calvacrol inhibe el crecimiento de cepas bacterianas por lo que se utiliza para prevenir la contaminación bacteriana.
  • Aromatizante: El linalool confiere al tomillo un aroma que lo hace especialmente atractivo para la elaboración de productos aromáticos (jabones, detergentes, champús…).Tomillo: cuáles son sus propiedadesa
  • Propiedades anticonvulsivas: El linalool también presenta estas propiedades que, en algunos casos, reemplaza al diazepán (ya que este posee efectos secundarios).
  • Repelente de insectos: Gracias a las reacciones del borneol.
  • Relajante muscular: Los aceites esenciales del tomillo son capaces de combatir el dolor derivado de estiramientos o esfuerzos musculares.
  • Propiedades antimicóticas: El timol ayuda a eliminar los hongos de pies y manos.
  • Propiedades desinfectantes: El timol diluido en etanol multiplica su efectividad desinfectante. La tintura del tomillo es efectiva contra el acné.
  • Complemento: Al ser una planta rica en hierro se utiliza para suplir la carencia de este.
  • Estimulante digestivo: La esencia abre el apetito, por lo que está indicado en cosos de falta de apetito, anorexia nerviosa, dietas para ganar peso, etc.
  • Generador de vitamina E: Si el linalool se utiliza como reacción química, ayuda a producir vitamina E.
  • Propiedades antioxidantes: El ácido rosmanírico, el hierro o el manganeso permiten que se lleve a cabo una reacción química que impide que agentes oxidantes degraden nuestras células.
  • Emenagogogia: El tomillo rebaja los dolores menstruales y ayuda con el vaciado
  • Inhibidor del avance de tumores en la piel: Esto es así se combinan ácido ursólico del tomillo y ácido oleanólico.
  • Antiinflamatorio: El ácido ursólico trabaja sobre los leucocitos para evitar la inflamación.
  • Crecepelo: También el ácido ursólico favorece e crecimiento del cabello gracias a que estimula la circulación sanguínea y la activación de los queratinocitos.
  • Astringencia: Los taninos constriñen los vasos sanguíneos, lo cual disminuye el riesgo de enfermedades cardiacas. De igual modo sirve para tratar diarreas leves.
  • Antirreumático: Gracias a su riqueza en timol.
  • Tranquilizante: La lisina ayuda a conciliar el sueño, relajarse y combatir al cansancio.
  • Propiedades digestivas: El tomillo favorece la digestión en general, evitando flatulencias, cólicos, dolores y espasmos estomacales.
  • Antisudorífico.
  • Antiparasitario: Ayuda a expulsar los helmintos.
  • Conservante: Antiguamente se utilizaba para embalsamar.

Consejos para cuáles son sus propiedades

El tomillo se puede utilizar:

  • En forma de aceites, macerados o pastas, que se colocan sobre la zona a tratar.

Ungúento a base de diversas plantas aromáticas.

 

  • Sumergiendo las partes afectadas en un baño que contenga grandes cantidades de esta planta.
  • Tomando infusiones calientes realizadas con toda la planta o una parte de esta.

Infusión de tomillo.

 

  • Inhalando el vapor procedente de la cocción de la planta o de sus partes o inhalando el humo resultante de su combustión.
  • Tomando refresco frío realizado con toda la planta o una parte de esta y otros añadidos.
  • Ingiriendo el tomillo cocinado en pequeñas cantidades.
¿Te ha gustado?
7 usuarios han opinado y a un 85,71% le ha gustado.