La arteriosclerosis es un término que se utiliza de manera genérica, tanto en veterinaria como en medicina humana, para hablar del endurecimiento que sufren las arterias. Tanto las medianas como las de gran calibre. El principal problema de la arteriosclerosis es que provoca estenosis o estrechamiento de las arterias lo que impide que la sangre fluya adecuadamente por dicha arteria.

¿Existen varios tipos de arteriosclerosis?

Sí, efectivamente, existen varios tipos de arteriosclerosis. Veamos los más comunes

  • La más común de todas las variedades
  • Arteriosclerosis obliterante. Este tipo de arteriosclerosis se desarrolla en las extremidades inferiores. Es frecuente que aparezcan en personas adultas que superan los 55 años de edad.
  • Esclerosis de Monckeberg. Este tipo de arteriosclerosis es menos frecuente que las anteriores y se genera en las arterias del útero y de la glándula tiroides.
  • Arteriosclerosis hialina o nefrosclerosis. Este tipo de arteriosclerosis se desarrolla en pacientes que sufren de patologías renales y en diabéticos.
  • Esclerosis de la vejez. Las grandes arterias comienzan a aumentar su rigidez conforme pasan los años. Este tipo de dolencia está relacionada con la hipertensión sistólica.

¿Tratar la arteriosclerosis es difícil?

Tratar la arteriosclerosis no tiene porqué ser difícil si sabes cómo hacerlo. Puedes conseguirlo con facilidad si eres capaz de cambiar tu estilo de vida por uno mucho más saludable. De esta manera evitarás que tus arterias se hagan más gruesas y rígidas y que la circulación sanguínea empeore con el paso de los años.

Si el nivel de arteriosclerosis es muy elevado, además de cambiar el estilo de vida, se recomienda utilizar una serie de fármacos específicos para este tipo de dolencia e incluso pasar por quirófano.

Sea como fuere, aunque sigas los consejos que vamos a darte, siempre es recomendable que acudas a tu médico de cabecera para obtener un tratamiento completamente personalizado en función de tus necesidades.

No esperes más para saber cómo tratar la arteriosclerosis y sigue leyendo. ¡Comencemos!

¿Que necesitas para tratar la arteriosclerosis?

  • Leer el siguiente artículo
  • Prestar atención a los consejos que vamos a ofrecerte desde doncomos
  • Siempre pide el consejo de tu médico de cabecera. Él sabrá mejor que nadie que es lo que más se adecua a tu estado y tus necesidades.

Instrucciones para tratar la arteriosclerosis

  1. Presta atención a lo que comes. Uno de las primeras acciones que debes ejecutar para combatir la arteriosclerosis es mejorar tu dieta. Para evitar que las arterias se queden rígidas y más gruesas no hay nada mejor que una alimentación sana y natural. Intenta eliminar al máximo las grasas animales de tu dieta para que esta no se deposite de forma fija en las paredes vasculares. Si eres consciente y tomas una dieta equilibrada, con alto contenido en frutas, verduras y legumbres, además de bajar de peso, lograrás mantener a raya la arteriosclerosis. Además, evitarás la hipertensión, la hipercolesterolemia o la diabetes. Afecciones relacionadas con un estilo de vida poco saludable y una dieta con alto contenido graso y en sales.comer sano
  2. Realiza ejercicio de forma constante. La vida sedentaria es uno de los mayores problemas a los que ha de enfrentarse cualquier persona que viva en la ciudad. Muchos se han hecho verdaderos fanáticos del gimnasio y del running, pero otros tantos son incapaces de hacer hueco en su ajetreada agenda laboral para cuidar su salud. Pues bien, si no quieres padecer arteriosclerosis es necesario realizar algún tipo de ejercicio de manera frecuente. De este modo reducirás el riesgo cardiovascular y mejorarás el sistema circulatorio. Si careces de tiempo intenta eliminar hábitos poco saludables. Por ejemplo, si puedes, ve al trabajo caminando, sube las escaleras en vez de utilizar el ascensor y pasea todos los días por lo menos una hora y a paso rápido. La natación y la bicicleta son ejercicios bastante sencillos que casi todas las personas pueden practicar y son excelentes para estar en forma. En general los ejercicios de tipo aeróbico son una apuesta segura para hacer frente a la arteriosclerosis. Echa un vistazo al polideportivo de tu barrio para ver si tiene piscina cubierta. Así podrás practicar natación durante todo el año y dejar atrás el estrés del trabajo.hacer ejercicio
  3. Despídete de una vez por toda de ciertos vicios nocivos como el alcohol y el tabaco. El alcohol y el tabaco son malísimos para la arteriosclerosis De hecho, las personas que fuman con asiduidad, e incluso los fumadores pasivos, son los más proclives a padecer arteriosclerosis con el paso de los años. No hay que olvidar que el tabaco reduce la cantidad de oxígeno que circula por la sangre. Esto precisamente ayuda a que la grasa se fije con más facilidad en las arterias. Si dejas de fumar y de beber pronto notarás una excelente mejoría. Y no solamente en este aspecto, sino en otros muchos de tu vida diaria.
  4. Haz frente al estrés. El estrés en una de las peores patologías que sufre la mayor parte de la población. Un ritmo de vida frenético, la inestabilidad laboral, los problemas en casa o en el trabajo, provocan que estemos muy estresados. Pues bien, olvídate del estrés. Este tipo de cosas no son tan importantes como parecen y no hace falta tomarse la vida tan a pecho. Descansa más, respira antes de ponerte nervioso y reduce la tensión que acumulas. Puedes hacer ejercicios de relajación o incluso escuchar música suave mientras trabajas. No te pelees constantemente con tu pareja o con tu familia. No merece la pena. Recuerda, además, que son las personas que más te quieren.haz frente al estrés
  5. Mima tus pies por encima de todo. Si padeces este tipo de enfermedad vascular en la parte inferior de tu cuerpo muy probablemente tus pies se verán afectados. Hay que mimarlos al máximo y tratarlos con respeto. Busca zapatos cómodos, que no te aprieten y te dejen caminar con comodidad. Si tienes heridas o rozaduras por un calzado poco adecuado ¡no los dejes! Trátalas inmediatamente para evitar que empeoren. El nivel de cicatrización en personas que padecen arteriosclerosis es inferior, por eso ha de prestarse mucha atención a este tipo de heridas. La lenta cicatrización hace que las personas con arteriosclerosis tengan más posibilidades de coger algún tipo de infección.mima tus pies

Consejos para tratar la arteriosclerosis

¿Sabías que a día de hoy sigue sin existir un tratamiento farmacológico concreto para la arteriosclerosis? Pues así es. Hoy en día no hay ningún fármaco que haya podido demostrar su efectividad ante este tipo de dolencia. Lo habitual es que para aquellas personas que padezcan manifestaciones de arteriosclerosis en la zona inferior del cuerpo, se les recete ácido acetilsalicílico. Cuando la enfermedad está muy avanzada se puede llegar a utilizar el uso de anticoagulantes. Uno de los más comunes es el sintrom.

Está claro que en caso de tener que llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento clínico el especialista es el único que sabrá cómo hacerlo. Nunca dejes de acudir a tu médico para saber cómo tratar la arteriosclerosis. En doncomos no somos médicos por tanto solo podemos aconsejarte sobre algunos estilos de vida más saludables para que tu problema no empeore. Pero es tu médico el que ha de tener la última palabra sobre tu futuro tratamiento. Esperamos que muy pronto tu problema circulatorio esté resuelto. Igualmente, no dudes en ofrecernos tus trucos y consejos dejándonos tus propios comentarios.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.