Un esguince de rodilla se da cuando se produce alguna lesión de algún ligamento o de varios de ellos, los mismos se estiran y luego se desgarran de forma repentina, esto puede darse parcialmente o de manera total. Los ligamentos son similares a unas bandas elásticas pero un poco más duras, los mismos se encargan de conectar todos los huesos y así mismo de que las articulaciones permanezcan en donde deben estar. Continúa leyendo Cómo tratar un esguince de rodilla.

En otras palabras, un esguince de rodilla es cuando alguno de los ligamentos de la misma se ha estirado más de la cuenta y por ende las fibras de los tejidos se han dañado. Esto por lo general se presenta cuando se hace un sobre esfuerzo en la rodilla jugando algún deporte, en una caída o cuando la rodilla simplemente se tuerce. Se da cuando se le hace a la rodilla algún movimiento brusco o alguno violento, así mismo un giro bastante rápido de nuestra articulación.

El esguince causa dolor, también hematomas e hinchazón. Es importante ante esto seguir un tratamiento adecuado para de este modo evitar que los ligamentos se lastimen más, también para reducir la inflamación y los dolores.

Tratamientos para el esguince de rodilla

Método P.R.I.C.E

Este es el método que más se aconseja en los primeros auxilios, tiene las siglas en el idioma inglés y significa lo siguiente:

  • P: Protectión: protección.
  • R: Rest: reposo.
  • I: Ice: hielo.
  • C: Compressión: vendaje compresivo.
  • E: Elevtión: elevación.

Miremos a continuación con detalle cada una de estas palabras.

Protección

Una vez se vea que la rodilla tiene alguna lesión, se hace necesario protegerla para de esta manera evitar daños mayores o que empeore el problema. Cuando se vea que la rodilla puede haber sufrido un esguince, se debe comenzar por no moverla, si se puede, pedir ayuda para sentarse, se debe hacer y si es posible lo mejor es que se llame a un médico.

Es bueno recordar que no es conveniente caminar hasta que no se haya evaluado qué tan grave pueda ser el esguince.

Lo más probable es que el médico pedirá a la persona que sufrió el esguince que siga haciendo todo el método P.R.I.C.E. Pero todo dependerá también de si es un esguince leve o grave, con el segundo se hará muy necesario que se sigan muy bien sus instrucciones.

Este artículo también lo encontrarás interesante: Cómo evitar lesiones de Rodilla

Reposo

En caso de presentarse un esguince en la rodilla es muy importante que la misma descanse, se trata de que repose y además de esto de que no se apoye peso sobre ella, por ello la insistencia de que no es bueno caminar, para evitar que la lesión se agrave, o también que se inflame toda la rodilla. Si el esguince es leve, es posible empezar con movimientos algo lentos.

Lo aconsejable es que la rodilla tenga un descanso de mínimo 48 horas, así que es posible una incapacidad para las actividades diarias durante este tiempo.

El reposo le ayudará al ligamento a repararse y sanarse, también es muy probable que se dé la indicación para el uso de muletas, para que así no se apoye el pié. Así mismo la recomendación puede ser la utilización de un aparato ortopédico o una férula, esto si se dificulta mantener la rodilla en estado de quietud.

Hielo

Cuando se sufre un esguince de rodilla es bastante bueno aplicar en los primeros días hielo, esto servirá para solventar algo el dolor y para desinflamar. Se debe meter el hielo en una bolsa o en una toalla o alguna tela para cubrir el mismo. También es posible utilizar las bolsas o compresas especiales de gel que se meten al congelador.

El hielo se debe aplicar entre 15 y 20 minutos entre tres y ocho veces en el día por tres días. Con el hielo también hay que tener cuidado ya que este puede quemar la piel, por ello no se debe poner el hielo por más de veinte minutos, si lo deseas puedes también usar agua fría en vez de hielo.

Venda

Las vendas hacen parte de los primeros auxilios, y se convierten en elementos útiles cuando se presenta algún esguince, en este caso de rodilla. Usar la venda ayudará a que la inflamación se reduzca. Ésta puede ser elástica y no se debe apretar mucho ya que si se llega a hacer esto, podría crear todo lo contrario de lo que queremos y que el dolor empeore y por otro lado podría provocar que la circulación se corte. Sólo se debe quitar la misma para el baño y su uso debe ser por 48 horas o más tiempo si el médico así lo indica.

Elevar la rodilla

Después de que la rodilla sufra la lesión, la misma deberá ser elevada lo más que se pueda, lo ideal es que quede por encima de donde está el nivel del corazón, hacer esto también ayudará a que la inflamación disminuya. Esto puede hacerse ya sea acostado o sentado y se pueden utilizar almohadas para ello. Si la persona está sentada lo más seguro es que se necesitará un número mayor de almohadas que si está acostada mirando hacia arriba.

Tratamientos tradicionales

Aplicar calor

Como mencionamos, el frío servirá para los primeros días, así que cuando hayan pasado las 72 horas, se puede proceder a poner una comprensa o una almohadilla eléctrica para dar calor a la rodilla y así aliviar el dolor y la rigidez. Este calor debe ser aplicado por 20 minutos mínimo 4 veces al día, el fin es que los músculos de la rodilla comiencen a soltarse, ya que se han tenido en descanso.

Otras maneras de aplicar calor a la rodilla son tomando un baño de agua caliente, meterse al sauna, al turco o al jacuzzi.

Recordemos que antes de las 72 horas no se debe aplicar el calor, pues esto podría hacer daño.

Los Medicamentos o los analgésicos para el dolor.

Cuando hay un dolor bastante agudo se pueden tomar medicamentos. Hay analgésicos que son de venta libre y que sirven para poder disminuir el dolor, entre estos podemos encontrar: el acetaminofén, aspirina, algún antinflamatorio perteneciente a los no esteroides como el naproxeno o el ibuprofeno. Si bien estos fármacos se pueden conseguir sin una fórmula médica, es mejor consultar al médico, mayormente si la persona tiene otros tratamientos.

Si la hinchazón y el dolor siguen presentes cuando haya pasado una semana, el médico debe prescribir algún medicamento.

No fumar

No es bueno fumar, pues hacerlo hará que el proceso para recuperarse sea mucho más lento, pues hace que se dificulte más una correcta distribución de la sangre y por otro lado hace que el tejido lesionado se demore más para repararse.

Ungüentos

Existen varios tipos de cremas tópicas que están hechas para desinflamar. Es muy buena opción si no quieres o no puedes tomar los medicamentos para el dolor, hay cremas que contienen ibuprofeno.  Es un método que funciona cuando el dolor no resulta ser muy intenso.

No beber alcohol

Beber alcohol puede hacer que la recuperación de la rodilla sea más lenta y por otro lado que la inflamación se haga más visible.

Rehabilitación

Cuando hayan pasado ya unos días después de la lesión y la persona se sienta capaz, es importante empezar a hacer ejercicios de fortalecimiento para que la rodilla vuelva a funcionar correctamente. Si se hace necesario se debe hacer una terapia física y si la lesión es muy grave, que se da en raras ocasiones, puede ser necesaria la cirugía.

Nota

Este es un artículo informativo, no olvide consultar a su médico.

¿Te ha gustado?