Ahora que ya ha llegado el verano y las temperaturas son cada vez más elevadas, es normal que, si no nos protegemos adecuadamente la piel (incluso simplemente para salir a comprar el pan o ir a trabajar), podemos terminar teniendo quemaduras de sol.

Y no es algo a tomar a broma. Piensa que las quemaduras solares aparecen cuando la melanina no es capaz de proteger a la piel del contacto con el sol. Puede pasarte por la exposición al sol o a cualquier otro tipo de luz ultravioleta.

 tratar quemaduras de sol

El grado de quemadura que tengas está directamente relacionado con tu tipo de melanina, o coloración que protege la piel. Por ejemplo, una persona de piel muy clara puede llegar a quemarse en tan solo 15 minutos si recibe una exposición directa al sol en las perores horas (desde las 12.00 de la mañana al mediodía). En cambio, una persona con la piel oscura, puede aguantar varias horas sin quemarse frente a la misma cantidad de exposición.

Este artículos también te puede interesar: Remedios Caseros para las Quemaduras

¿Qué es lo que hace más probable que tengamos una quemadura solar?

  • Las pieles muy claras y sensibles son más proclives a quemarse de inmediato. Los niños y bebés, por ejemplo, se queman por este motivo con mucha facilidad. Es por ello que se aconseja no exponerles al sol a edades muy tempranas.
  • Aunque las personas de piel clara son las más propensas a tener quemaduras solares, las personas de piel oscura también pueden quemarse, por lo que es imprescindible en todos los casos utilizar una protección solar adecuada.
  • Exponerse al sol durante las horas en las que los rayos del sol son más fuertes. Esto es, desde las 10.00 de la mañana hasta las 16.00 de la tarde. Ten en cuenta que si vives cerca de los trópicos los rayos de sol son también más fuertes. Igualmente, si estás en la playa piensa que el reflejo del sol en el agua y la arena produce un mayor riesgo de quemarte.
  • Hay ciertos medicamentos que son fotosensibles, por lo que si los consumes tendrás más probabilidades de quemarte si te da el sol. ¿Sabías que el ibuprofeno es uno de ellos? Pues así es.

¿Es fácil tratar quemaduras de sol?

Si sigues estos sencillos consejos, tratar las quemaduras de sol no te resultará complicado. Eso sí, has de ser muy metódico y hacer caso a estos consejos. Piensa que no sólo evitarás las quemaduras, sino terminar por padecer alguna afección grave provocada por el sol, como puede ser el cáncer de piel.

¿Que necesitas para tratar quemaduras de sol?

Para tratar las quemaduras de sol, vamos a necesitar

  • Leer detenidamente el siguiente post
  • Seguir las instrucciones
  • Visitar a un profesional si se trata de una quemadura muy grave y que no mejora

Instrucciones para tratar quemaduras de sol

Paso a paso para tratar las quemaduras de sol

Ten en cuenta que muchas veces los síntomas de las quemaduras solares no comienzan a aparecer hasta 24 horas después de la exposicón prologanda al sol. Entre los síntomas más probables que te advertirán de que te has quemado están los siguientes:

  1. Si notas que tu piel está sensible, algo roja y caliente cuando la tocas, está claro que te has quemado.
  2. Si comienzas a ver que salen ampollas en la piel unos días después de las rojeces, las quemaduras solares son mucho más graves de lo que podías haber pensado en primer lugar.
  3. Puedes sufrir ciertas reacciones conocidas como severas, si las quemaduras han sido muy graves. Entre las más comunes está la fiebre, los mareos, escalofríos, erupciones en la piel o náuseas.
  4. Lo normal es que varios días después de que aparezca la quemadura, la piel que se ha visto afectada comience a caerse.
  5. Si notas que te has quemado es recomendable bajar la temperatura de la piel lo antes posible para evitar que sigas quemándote. Lo ideal en estos casos es tomar baños de agua fría o bien poner compresas húmedas (puedes envolver bolsas con hielo dentro de paños de algodón) sobre las quemaduras. Hazlo por lo menos 3 o 4 veces al día y durante unos 10 o 15 minutos para que realmente dejes de quemarte y tu piel se alivie. Si te decantas por la ducha, es mejor que llenes la bañera y añadas bicarbonato de sodio al agua.baja la temperatura de la piel
  6. Si son niños los que se han quemado el tratamiento tendrá que hacerse con agua tibia, ya que de otro modo pueden terminar enfermando.
  7. Una vez hayas terminado de refrescar tu piel, es conveniente que te eches una loción corporal para después del sol. Refrescará e hidratará tu piel y te ayudará a combatir los síntomas de las quemaduras.loción para después del sol
  8. Si quieres probar con un remedio casero, utiliza la aloe vera. Esta planta contiene unos compuestos naturales que son capaces de aliviar el dolor y la inflamación de la piel.

Consejos para tratar quemaduras de sol

Un último consejo para tratar las quemaduras de sol

  • Nunca apliques vaselina, benzocaína o mantequilla sobre las quemaduras de sol
  • No te laves la piel con jabones fuertes si te has quemado
  • Acude de inmediato a un médico si notas el pulso acelerado, tienes sensación de mareo, mucha sed, dolor en los ojos, náuseas, ampollas grandes y la piel muy pálida, fría y húmeda.

Cómo tratar quemaduras de sol

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.