Hoy en día se hablan mucho de las úlceras, éstas son lesiones en la piel o en la membrana mucosa y que normalmente no llegan a cicatrizar.

Las úlceras pépticas son aquellas que afectan al estómago o al duodeno. Y que afectan tanto a mujeres como a hombres, desde muy jóvenes hasta incluso alcanzar edades avanzadas. La úlcera péptica es una enfermedad considerada común, ya que afecta a una de cada 10 personas, aunque solo sea una vez en la vida.

Si deseas saber qué es la úlcera péptica, qué la causa, sus síntomas y sus tratamientos, entonces sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a enseñarte todo lo que necesitas saber sobre esta enfermedad.

Qué es una úlcera péptica

Una úlcera péptica es una lesión que se produce en la mucosa del tubo digestivo, principalmente en el estómago y el en duodeno, (siendo esta parte la más común afectada por la úlcera), con forma redonda u ovalada en general y que le da un aspecto de cráter cuando se pierde parte del tejido.

En un cuerpo sano y en condiciones normales encontramos una barrera que se encarga de proteger las paredes de estos órganos de los ácidos necesarios para el proceso de la digestión de los alimentos.

Si el revestimiento se rompe podemos encontrar o un tejido hinchado, por lo que se llamará gastritis, o una úlcera. En general las úlceras se producen en la primera capa del revestimiento interior.

fuente foto: fairview.org

En el caso de que se produzca un orificio que atraviese el estómago o el duodeno por completo, entonces es que se ha producido una perforación, y esto es una urgencia médica.

Causas de la úlcera péptica

Entre las causas que hacen que se produzca una úlcera péptica encontramos:

  • Un desequilibrio entre las fuerzas agresivas para la mucosa y las fuerzas defensivas. Los factores agresivos son los ácidos gástricos producidos por las células parietales, entre los que encontramos el ácido clorhídrico.
  • El desequilibrio antes mencionado también puede deberse a una infección producida principalmente por la bacteria Helicobacter pylori.
  • También el desequilibrio y la formación de una úlcera puede deberse ciertos tratamientos médicos, como los antiinflamatorios no esteroideos (por ejemplo la aspirina y el ibuprofeno).
  • El tabaco también tiene efectos negativos en la salud, y pueden formar parte en la formación de úlceras.
  • Tomar alcohol en exceso también aumenta el riesgo de que se forme una úlcera.
  • Estar en tratamientos de radiación.
  • Encontrarse demasiado enfermo, como por ejemplo respirar con ayuda de un respirador.
  • Muchas personas piensan que tener mucho estrés constantemente causa úlceras, pero no está claro que esto se produzca si los niveles de estrés son los normales.

Síntomas de la úlcera péptica

En este apartado veremos los síntomas más comunes de la úlcera péptica, y también otros dolores que pueden aparecer.

En el caso de las úlceras pépticas podemos encontrar personas que no presenten ningún síntoma y otras úlceras en cambio que produzcan un sangrado grave.

fuente foto: natursan.net

El principal síntoma de que existe una úlcera péptica es el dolor abdominal. Aunque el dolor es variable, y es posible que a unas personas les duela muchísimo y a otras en cambio no le duela nada.

También puede sentirse una sensación de encontrarse lleno, y que no podamos ingerir tanto líquido como de costumbre.

Tener mucha hambre, y sentir el estómago vacío, por tanto se tendrá ganas de volver a comer después de entre una y tres horas después de haber comido.

Notar dolor o molestias en la zona superior del abdomen.

Es posible que por las noches te despierte un dolor fuerte en la parte alta del estómago.

También es posible que sientas un poco de náuseas, pero estas desaparecerán después de vomitar.

Otros síntomas que posiblemente se pondría sentir son:

  • Vomitar, y en es muy posible que este se expulse con sangre.
  • Es posible también que puedas sentir dolor torácico.
  • La fatiga es otro síntoma en personas con úlceras.
  • En ocasiones las heces pueden volverse negras, con una textura más pegajosa e incluso que se expulsen también con sangre.
  • Por último, otro factor clave puede ser la pérdida de peso considerable.

Pruebas y diagnóstico

Para saber si realmente se tiene una úlcera péptica es preciso realizar ciertas pruebas. La prueba más importante y que será la clave para saber si el estómago o el intestino presentan una úlcera es una endoscopia de vías digestivas altas (EGD).

Gracias a esta prueba médica se conseguirá revisar el esófago, el estómago y el duodeno (la primera parte del intestino delgado), con la ayuda de una pequeña cámara que se introduce por la garganta y que irá bajando por el tubo digestivo.

Es muy frecuente que se requiera de algún tipo de sedante intravenoso para realizar esta prueba.

Los médicos irán observando las imágenes que proporciona la cámara para ver qué le está ocurriendo al paciente, y si este presenta alguna úlcera u otro tipo de enfermedad digestiva que sólo se vea de manera interna.

Esta prueba se suele requerir cuando el especialista tiene la sospecha de que el paciente puede presentar alguna úlcera, pero también cuando este tiene dificultad a la hora de tragar, se vomita sangre o va al baño y expulsa heces negras como si fuese alquitrán o que incluso salgan con sangre, así como se presenta un hemograma bajo (es decir, que se tiene anemia), o cuando el paciente ha estado bajando mucho de peso sin quererlo, pero también cuando el especialista, debido a otros signos puede pensar que exista cáncer en el estómago.

También será preciso hacer un análisis para saber si hay infección por la bacteria H pylori.

Otras pruebas que pueden solicitarse son:

  • Análisis de sangre para comprobar los niveles de hemoglobina y comprobar si existe anemia.
  • Otra prueba puede ser un examen de sangre oculta en heces, para comprobar si hay sangre oculta en las heces.

    fuente foto: webconsultas.com

Tratamiento para la úlcera péptica

Sí se puede tratar y conseguir curar las úlceras, pero no se puede asegurar que no se vuelva a producirse otra úlcera más adelante.

El tratamiento básico para curar la úlcera péptica consiste en proporcionarle al paciente medicación para reducir los niveles de ácido en el estómago y recuperar el equilibrio.

Para que la recuperación sea completamente efectiva deberás seguir el tratamiento dado tal y como el médico te haya indicado. También será preciso realizar algunos cambios en el estilo de vida llevado hasta ahora para ayudar en la curación y para prevenir que otra úlcera pueda aparecer, como por ejemplo reduciendo los niveles de estrés, evitando tomar alimentos picantes, incrementar la cantidad de agua ingerida al día, y reduciendo la cantidad de grasa ingerida así como los alimentos precocinados y los alimentos ácidos como las naranjas, los limones o los tomates.

En el caso de que la úlcera péptica haya sido causada por una infección por H pylori entonces será necesario tomar un tratamiento estándar que consiste en tomar los siguientes medicamentos entre 7 y 14 días:

  • Una combinación de dos antibióticos diferentes para acabar con la H pylory.
  • Algún tipo de inhibidor de la bomba de protones (son los conocidos como los protectores de estómago). Por ejemplo encontramos el omeprazol (Prilosec), lansoprazol (Prevacid), o esomeprazol (Nexium).
  • También se puede considerar un bismuto, el cual es el ingrediente principal del Pepto-Bismol), este ayudará a destruir las bacterias.

Por otro lado, si necesitas seguir tomando antiinflamatorios será preciso que sigas tomando algún protector para el estómago según las indicaciones de tu médico, puede ser recetada una o dos tomas al día.

Otros medicamentos que también pueden recetarse en estos casos son:

  • Medicamentos que protejan el revestimiento del tejido gástrico, como por ejemplo el sucralfato.
  • Fármacos para prevenir la aparición de úlceras en personas que toman regularmente medicamentos de tipo AINE, como por ejemplo el misoprostol.

En el caso de que el paciente tenga una úlcera péptica que sangra mucho, puede ser preciso una EGD para para el sangrado. Los métodos utilizados en estos casos pueden ser: inyectar algún medicamento directamente en la úlcera, o colocar ganchos metálicos en la propia úlcera para cerrarla.

En último caso, si el sangrado no se pudiese detener con los métodos anteriores, podría ser preciso acudir a una cirugía, también será necesaria cirugía en el caso de que la úlcera haya provocado una ruptura o haya ocurrido una perforación.

Pronóstico

En general las úlceras pueden llegar a cerrarse, pero si no tratadas adecuadamente y si no se siguen un procedimiento preventivo, estas pueden volver a reaparecer después de un tiempo. Por ello es fundamental seguir todos los consejos, pasos e indicaciones que le haya dado su médico especialista.

Ahora ya sabes todo lo que necesitas saber sobre la úlcera péptica, qué lo causa, los síntomas que presenta así como el tratamiento seguido con frecuencia para curar adecuadamente la úlcera péptica, pero recuerda que debes seguir todos los pasos necesarios para ello.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.